En combate contra el olvido

432
| Foto Andreína Mujica

Miami Book Fair, La feria del libro en Guadalajara y el Museo Memoria y Tolerancia en Ciudad de México recibirán el próximo mes de noviembre a la escritora Carol Prunhuber, quien en abril de este año presentó el libro A Sangre y Asfalto en Madrid, Valencia, París (Maison de l’Amerique Latine) y en el marco de la Bienal de Arte en Miami, mayo 2019.

A Sangre y Asfalto, si bien fue su idea y creación, no deja de ser un trabajo en colectivo. La periodista Milagros Socorro estuvo a su lado y la antropóloga radicada en París, Elizabeth Burgos, trabajó sin pausa en el proceso. No son pocos los agradecimientos por las muchas imágenes regaladas por una decena de fotógrafos. Es un documento de tal importancia que forma parte de las pruebas para La Haya.

Del Kurdistán a Caracas

La palabra «Kurdistán» en Turquía fue abolida. En el diccionario oficial turco de 1923, a los Kurdos los definen como turcos de la montaña que han olvidado su lengua. Los kurdos son una etnia aparte, indoeuropeos, cosa que no son los turcos. Han pretendido anular su cultura y su identidad. A 40 millones de kurdos que no tienen estado, les han negado su tierra. Esto estremece el alma indómita de la joven periodista y en 1982 conoce al cineasta kurdo Yilmaz Güney quien la introduce en el mundo de la política y de la injusticia para los pueblos, aquel silencio internacional a una población como la kurda, la lleva a comprometer parte de su vida en su defensa.

Carol ha dado tantas vueltas que ni la rotación de la Tierra puede acercársele. Tal vez el poema de Eugenio Montejo pueda hablar de ello :

« La tierra giró para acercarnos,
giró sobre sí misma y en nosotros,
hasta juntarnos por fin en este sueño,
como fue escrito en el Simposio.
Pasaron noches, nieves y solsticios;
pasó el tiempo en minutos y milenios »

Pasaron los años, las décadas y Carol siempre mantuvo su amor por su país de origen, trabajó para la agencia Gama de Francia en los 80, se especializó en el drama kurdo, ha publicado Agua, silencio, memoria y Felisberto Hernández (Caracas, 1986) y es coautora de Femmes: Les Grands Mythes Féminins à travers le monde (París, 1987) Women: Around the World y Through the Ages (USA, 1990). Pasión y muerte de Rahmán el kurdo, (2008), y una nueva versión de Dreaming Kurdistan: The Life and Death of Kurdish Leader Abdul Rahman Ghassemlou (2019). Este último pretende hacer justicia al líder revolucionario de esta etnia, Abdul Rahman Ghassemlou, asesinado en Viena en 1989, en un caso que llegó a salpicar al actual presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad.

Sangre, sudor y asfalto

El libro documenta 135 días de protestas y represión en Venezuela durante el año 2017 y, de sus 439 páginas, 26 contienen pequeñas biografías de cada uno de los caídos, una suerte de ficha técnica con la cual el más distante de la realidad venezolana se rompe, se quiebra sin percatarse que esto no se ha detenido.

Carol no pudo hacer nada en 2014 cuando el pueblo joven se rebeló abiertamente contra el gobierno opresor. En 2017, desde la distancia, comienza a recopilar testimonios, dedicó horas y horas a revisar noticias, redes sociales. Recibía información que iba guardando en discos duros, su computadora iba a explotar, ella vivió los gritos de estas víctimas que todavía le susurran entre sueños que no pare para que la lucha de las víctimas de esa gesta de 2017 no sea olvidada.

Pasó meses trabajando 10 horas diarias, bajo el sudor de una pluma incansable, ella experimentó la guerra de los turcos en las montañas y se dijo que esto era mucho peor. No permitirá que el régimen cambie la historia, esa sangre sobre el asfalto fue impresa y publicada.

El 6 de abril a Jairo Ortiz (20 años) un policía nacional bolivariano le revienta el pecho con una bala, disparaban a la cabeza, al pecho, por la espalda, a quemarropa, hasta el 7 de agosto. La gente no se cansó, aún hoy siguen protestando, ¿qué ha cambiado? El apoyo internacional, eso es parte del logro de esos 4 meses de protestas, ahora tenemos a un presidente designado por la Asamblea Nacional, es una lucha épica la que libra Venezuela.

No podemos evolucionar como sociedad, hacer una nueva Venezuela de resentimiento en resentimiento no nos permitirá salir de la pesadilla; de ahí la importancia vital de publicaciones como esta. Rinde homenaje, sí, pero también nos recuerda que cuando dejamos que la oscuridad penetre nuestras almas nos convertimos en el mismo chavismo que se impone con un discurso a gritos. El socialismo del siglo XXI anunció un derrame de crímenes, que durarían, según su principal autor, hasta 2021. Ya vamos por 2019…

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación 0 / 5. Votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

DÉJANOS TU COMENTARIO