Emily in Paris, la serie de donde salen todos los memes

356

LA BUTACA DE ODA


Por: Odalin Martín

Seguramente has visto una gran cantidad de memes con una chica tomándose selfies y te preguntarás ¿de dónde c$%& sale esta chica? Y yo te tengo la respuesta: esa chica es Lily Collins, que hace de protagonista y de productora ejecutiva de la nueva serie de Netflix Emily in Paris.

Emily in Paris está escrita por Darren Star, el mismo que escribió series como Sex and the City, Beverly Hills, Melrose Place, entre otras; si has visto alguna de las anteriores mencionadas ya te puedes hacer una idea de lo que será esta serie, así que si no es tu estilo de producción, te recomiendo que te la saltes de una vez.

Esta nueva producción de Netflix cuenta la historia de Emily (Lily Collins), que es enviada a París a cumplir con un contrato laboral que tiene una empresa de Estados Unidos, con una compañía en la ciudad del amor. En esta historia veremos cómo Emily no solo se desarrolla laboralmente, sino que además la veremos tener nuevas amistades, pero lo que más va a llamar la atención es su vida amorosa.

Si hay algo que tengo que destacar de Emily in Paris es el vestuario, ese es uno de los ganchos de la serie; cada outfit, cada combinación, cada estilo será algo que todas las chicas vamos a querer imitar y esto – al menos en mi caso – no pasaba desde que vi Sex and The City. 

En este punto que estás leyendo esto te estarás preguntando “ajá, pero ¿qué más tiene la serie?” y yo tendré que responderte, nada, no tiene nada más. Es lo que podemos considerar una de las series más vacías – o cotufas, como prefieras llamarla – que se ha estrenado este año, pero eso es justamente lo que la diferencia del resto de las producciones.

Lily Collins

El público femenino porque sí. Esta serie es increíblemente femenina y feminista (ojo, sin caer en lo fastidioso de lo políticamente correcto), pero al mismo tiempo es un chick flick que teníamos tiempo sin ver.

Chick Flicks es un género de películas que se hizo muy popular en los 90 y a comienzos del 2000, eran historias de amor o de amistad que tenía como único propósito causar en la audiencia un “awww” constante. Actualmente, no ha habido muchos chick flicks, podemos contarlos con una sola mano y nos sobrarían dedos la cantidad de producciones que se han hecho de este género en los últimos 5 años.

Emily in Paris viene a cambiar eso y viene a recordarnos lo cool que puede ser estas producciones, que si bien no tienen una historia maravillosa o trascendental, es una producción que te va a entretener, que te va a hacer sonreír y suspirar, los comentarios con tus amigas serán sobre esta serie y querrás todo el – millonario – closet de Emily.

Quizá en este momento ustedes me podría decir “pero ya va, ¿para qué ver la serie?” si tienes que hacerte esa pregunta posiblemente no sea una serie para ti, si buscas un guion espectacular, una historia que te marque al mejor estilo de “Dark”, no lo vas a encontrar en Emily in Paris, pero si estás buscando algo que ver para relajarte y simplemente, no pensar, esta es la serie.

Además, tiene tantos momentos nostálgicos de series como Sex and the City e incluso, Gossip Girl que vale solo por eso. Emily in Paris tiene 1 temporada de 10 episodios de máximo 30 minutos cada uno. Es una serie rápida y sencilla, no la recomiendo para niñas menores de 13 años y es ideal para verla en una tarde de chicas o de spa mientras te consientes con dulces y mascarillas.


ODALIN MARTÍN | @OdaMM

Escritora, crítica de cine y presentadora de televisión.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.