El último informe sobre un mundo en calentamiento

424

Por: Paulino Betancourt

El clima de Venezuela está cambiando. Los patrones de precipitación se están modificando, las temperaturas aumentan y algunas áreas experimentan cambios en la frecuencia y severidad de los extremos climáticos, como las fuertes lluvias. Los impactos van desde el derretimiento del hielo en el Parque Sierra Nevada hasta devastadoras inundaciones y sequías. Desafortunadamente, se espera un mayor impacto para nuestro país, ya que tanto la atmósfera como los océanos continúan cambiando rápidamente. Se han realizado estudios sobre una posible interrupción de la producción agrícola y ganadera, escasez de agua con bajos caudales en los embalses de Miranda, desplazamiento de comunidades indígenas en búsquedas de mejores condiciones de vida y cambios en el oleaje de las playas de Vargas.

La actividad humana está cambiando el clima de la Tierra de formas “sin precedentes” y algunos de los cambios ahora son inevitables e “irreversibles”, advirtieron los científicos del clima en un nuevo informe publicado el pasado lunes, 9 de agosto, que evalúa el estado del clima global. En las próximas dos décadas, es probable que las temperaturas aumenten más de 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales, contraviniendo el objetivo del acuerdo climático de París de 2015 y provocando una devastación generalizada y condiciones meteorológicas extremas.

La evaluación hecha por la ciencia climática, el sexto informe de este tipo del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) desde 1988, ha estado en proceso de elaboración durante ocho años, reuniendo el trabajo de cientos de expertos y estudios que fueron revisados por pares. Compila el conocimiento que se tiene hasta la fecha sobre la base del cambio climático y revela que la actividad humana fue “inequívocamente” la causa de cambios rápidos en el clima, incluidos el aumento del nivel del mar, el derretimiento del hielo polar y los glaciares, olas de calor, inundaciones y sequías, entre otros.

Aproximadamente cada siete años, el IPCC publica un informe, esencialmente un “estado del clima”, que resume la investigación más actualizada y revisada sobre la ciencia del cambio climático, sus efectos, las formas de adaptarse y mitigarlo. El propósito de estos informes es brindar a todos, en particular a los gobiernos, la información que necesitan para tomar decisiones importantes sobre el cambio climático. Hay dos cosas importantes que entender: los informes del IPCC no son políticos, de hecho todos los países del IPCC pueden nominar científicos para que participen en la redacción de informes, y existe un proceso de revisión intenso y transparente. El IPCC no les dice a los gobiernos qué hacer. Su objetivo es proporcionar los conocimientos más recientes sobre el cambio climático, los riesgos futuros y las opciones para reducir la tasa de calentamiento.

Como se señaló antes, el IPCC también es transparente sobre su proceso de revisión y ese proceso es extenso. Los borradores del informe se comparten con otros científicos, así como con los gobiernos, para sus comentarios. Antes de la publicación, los 234 autores tuvieron que abordar más de 75.000 comentarios sobre su trabajo.

Pero, ¿quiénes son estos científicos y qué implica el informe? Los científicos involucrados son destacados expertos en ciencias de la Tierra y el clima que analizaron todas las investigaciones relacionadas con el tema y sus impactos, publicadas hasta el 31 de enero de 2021. Estos investigadores, que no reciben compensación por su tiempo y esfuerzo, se ofrecieron como voluntarios para leer más de 14.000 artículos, ayudándonos a comprender lo que ocurre. Es así que podemos leer los capítulos resumidos sobre el consenso científico en temas como el clima extremo o los cambios regionales en el aumento del nivel del mar.

¿Por qué este informe es tan importante? La anterior evaluación del IPCC se publicó en 2013. ¡Muchas cosas han cambiado en ocho años! No solo ha mejorado enormemente la velocidad de las computadoras y el modelado del clima, sino que cada año los científicos comprenden más y más sobre ello, sobre las formas en que las regiones y poblaciones de todo el mundo pueden ser vulnerables ante el cambio climático.

El IPCC utiliza una serie de escenarios para tratar de comprender cómo será el futuro. Para vislumbrarlo, los investigadores realizan experimentos utilizando modelos informáticos que simulan el clima de la Tierra. Con estos modelos, pueden plantearse preguntas como: ¿qué podría suceder en términos de aumento del nivel del mar, sequías y desaparición de los glaciares? ¿Qué pasa si el planeta se calienta más? 

Ahora bien, ¿por qué debería importarnos? Miremos alrededor. Hasta ahora, el 2021 ha traído eventos climáticos extremos en todo el mundo, y en nuestro país, desde extensos incendios forestales hasta inundaciones. Hechos como estos se vuelven más comunes en un mundo en calentamiento. 

No esperemos que surja una imagen optimista del informe del IPCC. António Guterres, el Secretario General de la ONU, advirtió sobre el informe: “es un código rojo para la humanidad. Las campanas de alarma son ensordecedoras y la evidencia es irrefutable: las emisiones de gases de efecto invernadero por la quema de combustibles fósiles y la deforestación están asfixiando a nuestro planeta y poniendo a miles de millones de personas en riesgo inmediato”.

El cambio climático es un multiplicador de amenazas que agrava otros problemas ambientales, sociales, nacionales y regionales. Entonces, leamos el informe y reconozcamos las principales fuentes de gases de efecto invernadero que están impulsando el cambio climático. Podemos tomar medidas para reducir nuestras emisiones, como conducir menos, usar bombillos de bajo consumo, etc. Todo esto requiere que los gobiernos actúen ahora.


PAULINO BETANCOURT | @p_betanco

Investigador, profesor de la Universidad Central de Venezuela, miembro de la Academia Nacional de Ingeniería y Hábitat.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.