El terrorismo de las FARC ¿Una nueva Marquetalia en Venezuela?”

428
La Justicia estadounidense busca a Iván Márquez. Foto EFE

“Anunciamos al mundo que ha comenzado la segunda Marquetalia bajo el amparo del derecho universal que asiste a todos los pueblos del mundo de levantarse en armas contra la opresión”. Esta fue una de las frases que sentenció el líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Iván Márquez, en el video del retorno a las armas divulgado en redes sociales este 29 de agosto de 2019.

En el video, junto con el líder de las FARC, aparecen personajes como Jesús Santrich, Edinson Romaña, El Paisa y un grupo aproximado de unas 30 personas. Las FARC rompieron el acuerdo de paz. Iván Márquez hacía alusión a “La Nueva Marquetalia” porque en esa región de Colombia en el departamento de Tolima, fue el sitio geográfico donde nacieron las FARC, lideradas en ese momento por Manuel Marulanda Vélez, alías Tirofijo. Iván Márquez declaró adicionalmente en el video: “Nunca fuimos vencidos ni derrotados ideológicamente, por eso la lucha continúa”.

Márquez desde hace muchos meses estaba desaparecido y uno de sus compañeros en armas, Jesús Santrich, también se encuentra desaparecido desde hace semanas tras las acusaciones por parte de los Estados Unidos de América de conspirar para introducir narcóticos en ese país. Como recordarán, Santrich tenía un curul como senador en el Congreso de Colombia.

Las FARC son un grupo terrorista. Llevan décadas haciendo lo que saben hacer: asesinar, secuestrar, extorsionar, traficar narcóticos y armas, reclutar forzosamente para fines terroristas, incluyendo niñas, niños y adolescentes.

A raíz del regreso a la violencia por parte de Iván Márquez y sus seguidores, el mismo presidente de Colombia, Iván Duque anunció lo siguiente: “Por cada uno de los delincuentes de ese video se fijará una recompensa de $3.000 millones de pesos por información que conduzca a su captura”, ordenó el jefe del Estado de Colombia a solo horas de divulgarse el famoso video del retorno a las armas.

Posteriormente acusó a Nicolás Maduro de violar la resolución 1373 de la Organización de las Naciones Unidades (ONU) por dar resguardo y protección a grupos terroristas. En el caso de Venezuela que padece una terrible crisis humanitaria causada por la usurpación de Nicolás Maduro y el PSUV y con los que se llevan procesos de presión vía sanciones diversas y una mesa de negociación en la isla de Barbados, ¿quién puede garantizar a la sociedad venezolana que Nicolás Maduro y jerarcas del PSUV honrarán su palabra?

En el año 2025 o en cualquier futuro hipotético, ¿cómo sabremos que Maduro no traicionará estos acuerdos así como hace el día de hoy Iván Márquez con las FARC? Ambos procesos, tanto el de Colombia y el de hoy en Venezuela llevan la firma de la intermediación de Noruega.

Las FARC vuelven a cargar sus fusiles y armamento. Con relación a esto, es de conocimiento público, el apoyo de Nicolás Maduro a este grupo, de hecho se les brindó hospedaje en Venezuela en días recientes. La posición de Maduro después de la divulgación del video de Iván Márquez ha tardado en conocerse. Jorge Arreaza, responsable de las relaciones internacionales de Nicolás Maduro, solo ofreció un triste y penoso comunicado sobre este video en el que en términos generales culpa al gobierno de Iván Duque de Colombia de ser responsable del regreso a las armas por parte del grupo terrorista FARC.

De esto surgen muchas preguntas, como por ejemplo ¿quién suministra las armas ahora y en el futuro próximo para el rearme de las FARC? Ya el gobierno de Iván Duque declaró que Maduro apoya desde muchos aspectos a esta organización. Nicolás Maduro de esta forma brinda su apoyo a grupos terroristas de este tipo. Varias fuentes relatan que las FARC o el ELN operan con tranquilidad en territorio venezolano. Esto va a complicar sus opciones para una “salida decorosa, en silencio y por la puerta de atrás” que ha venido conversando con la administración Trump desde Miraflores, Maduro y otros interesados de la dictadura.

Esta nueva etapa de conflicto de las FARC se cree que es un plan de Raúl Castro y su equipo en La Habana, Cuba para desestabilizar la región. Es una barrera de contención de Raúl Castro para defenderse y permanecer más tiempo con Venezuela. No sería la primera vez que la dictadura comunista de Castro hace algo así. Nicolás Maduro se beneficia con las FARC y el ELN, éstas le brindan protección de fuego en Venezuela. Ya que al operar ambos grupos terroristas en territorio venezolano, complicará la posible salida del dictador. Maduro ahora tiene a las FARC y al ELN para defenderlo. A diferencia de la llamada Milicia, Maduro encomendará armamento más sofisticado a sus hermanos de las FARC y el ELN, que sí poseen una gran experiencia en conflictos militares, armamentos, explosivos y en la violación de derechos humanos.

Con relación a este cambio en el tablero de poder en Venezuela con la nueva variable del rearme de las FARC como anunció Iván Márquez y su posible presencia en territorio nacional, conversé con Andrés Mezgravis, abogado y especialista en resolución de conflictos y un fuerte defensor y promotor del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR).

Mezgravis opina lo siguiente: “Mi impresión general sobre el regreso de las FARC a las armas demuestra que los acuerdos con organizaciones criminales o terroristas son muy endebles y no son de fiar, esto a su vez demuestra que la ruta que se lleva a cabo con la mediación de Noruega no es la más idónea, puesto que cualquier acuerdo que allí se produciría, podría tener el mismo resultado, pues estamos también negociando, en el caso de Venezuela, con un conglomerado criminal, que además no está totalmente representado en esa mesa de negociación”. Así mismo añade que: “Un eventual acuerdo electoral tampoco solucionaría el conflicto venezolano, puesto que el cese de la usurpación comienza por la restitución del monopolio de las armas. Si el Estado, en este caso las autoridades legítimas no detentan el monopolio de las armas o no tiene la nación a su servicio una fuerza armada obediente, pues cualquier resultado electoral aún en que se realicen unas elecciones transparentes será totalmente inútil e ineficaz.”

Este nuevo episodio de unas FARC en armas, vuelve a distorsionar el panorama de una salida “armoniosa” de la crisis social política de Venezuela y de los intereses en Latinoamérica de países como Estados Unidos de América, Colombia, Brasil, Perú, Argentina, Ecuador, Chile o Cuba por solo citar algunos actores en estos acontecimientos. El profesor Andrés Mezgravis en este mismo orden de ideas opina: “Tarde o temprano, guste o no guste, el uso de la fuerza se tendrá que implementar. Es cuestión simplemente de tiempo y cuando hablamos de tiempo, pues hablamos entonces de diferentes agendas que puedan tener los diferentes lideres políticos tanto nacionales como internacionales o extranjeros. De allí que quizás en las agendas temporales no haya coincidencia puesto que probablemente la urgencia que tenga un mandatario no sea la misma que tenga otro”.

La administración Trump debería poner sobre la mesa de negociación que la dictadura de Nicolás Maduro entregue a personajes como Iván Márquez o Jesús Santrich y otros a cambio de una salida razonable para Maduro y su circulo de mayor confianza e intereses. La opción militar para deponer a Nicolás Maduro era relativamente de baja probabilidad hasta hace unos días, pero la declaración pública de Iván Márquez informando el retorno a las armas podría aumentar la probabilidad del uso de fuerza por parte de Estados Unidos de América y otros aliados como Colombia y Brasil. 

¿Esa facción de las FARC en armas qué objetivos estratégicos tendrá? El resto de las FARC que dice estar apegada a las leyes de Colombia, ¿se mantendrán así o tarde o temprano apoyarán a sus antiguos compañeros de armas? ¿Era esto un plan premeditado para primero entrar “legalmente” en las instituciones del Estado colombiano y ahora activar nuevamente un frente armado? ¿Qué apoyo suministrará Nicolás Maduro? ¿Qué tan involucradas están las FANB en su relación militar con las FARC y ELN en las diferentes fuerzas y estamentos? De presentarse un conflicto armado con Estados Unidos de América, Colombia o Brasil, ¿De qué lado se pondrán las FANB? ¿Del lado de Maduro, FARC y ELN o de los venezolanos? El gobierno de Iván Duque debe actuar rápidamente antes que este nuevo grupo de las FARC tome fuerza. Deben recordar que a pesar de lo golpeado del régimen de Nicolás Maduro, éste puede brindar un apoyo considerable a las FARC en puntos como armas, finanzas y logística.

El principal líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alías Timochenko, en relación a la separación de la vía pacífica por parte de Iván Márquez escribió en su momento una carta pública y uno de los puntos de mayor relevancia fue este: “Creo que, si vamos a hablar de autocríticas, la primera que debería emanar de su parte es la de haber abandonado la responsabilidad que le otorgó nuestro partido, y en la que confió el país y la comunidad internacional. Desafortunadamente Iván no percibió la dimensión del puesto que nuestra larga lucha lo llevó a ocuparSe fue, sin ningún tipo de explicación, y se negó a ocupar su curul en el senado, dejando acéfala nuestra representación parlamentaria en el momento en el que más requería su presencia”. El terrorismo de las FARC al parecer revivió y Latinoamérica no puede quedarse de brazos cruzados.

DÉJANOS TU COMENTARIO