El poder y sus implicaciones

118

El poder es tener capacidad para decidir sobre los otros: su vida, su trabajo, sus actividades. Esto dicho de la manera más simple posible. Adolfo Herrera, maestro en muchos aspectos de la cotidianidad, me recordaba: “No te olvides, muchas de las consignas de Mao, pueden ser utilizadas, en otro contexto. Y sobre el tema que me ocupa, expresaba Mao: “El poder nace del fusil”.

Por: Gloria Cuenca

El tema del poder resulta fascinante. En oportunidades, he escrito algo al respecto. Ahora, bajo el impacto de varias informaciones cruzadas en torno a un terrible asesinato ocurrido hace poco, reflexiono sobre los hechos y decido presentar mi opinión.

En la ciencia política el poder es uno de los aspectos fundamentales para estudiar. Sin embargo, después del bárbaro crimen y los acontecimientos sucedidos, la psicología, la psiquiatría, la criminalística, la comunicación y también la educación, tendrán mucho que decir con relación a la problemática descubierta. Ni hablar de la ética.

En efecto, de manera sencilla el poder “es tener capacidad para decidir sobre los otros: su vida, su trabajo, sus actividades”. Esto dicho de la manera más simple posible. Adolfo Herrera, (QEPD) Maestro en muchos aspectos de la cotidianidad, me recordaba: “No te olvides, muchas de las consignas de Mao, pueden ser utilizadas, en otro contexto. Reflejan sabiduría. Que no las apliquen, es otro tema.” Toca decirles, amables seguidores y contradictorios lectores, que sobre el tema que me ocupa, expresaba Mao: “El poder nace del fusil”.

Discutimos, debatimos y hablamos sobre esto. Parecía, exagerado. Insistía, “es así, no hay duda”. Repaso en varias oportunidades el cuento del reciente y terrible suceso. Leo y releo. No dejo de asombrarme. En este caso, de perversión, truculencia y  amarillista, (como suele ser la realidad) pareciera cierto que el poder nació de la pistola con la que terminaron con la vida del supuesto guerrillero. (A quien conocí como profesor universitario y más aún a su culto y correcto hermano, QEPD) Ocurrió, según cuentan, dadas las contradicciones en el seno del matrimonio, por “el exceso de corrupción, de la cónyuge”. Podemos darnos cuenta de cómo estaban las cosas.

Se descubre y conoce que su hija participó en el macabro asesinato. No solo la hijastra, estuvo de acuerdo, sino quien era sangre de su sangre. Pensamos: ¿Cuál es la ética de esta gente? ¿Qué han enseñado a su familia? Se trata entonces de una lucha al interior de la misma, del poder cotidiano. Complejo de manejar y difícil de entender.

Podemos especular al respecto. Lo dejamos para otra oportunidad. Se requiere entender, imperativamente que sin normas éticas, sin valores claros y precisos, esto pasa: la mentalidad delincuente absorbe o contamina a un sector importante de la sociedad.

Los que se sienten dueños absolutos del poder en nuestro país, se ven obligados a destapar el horror; la principal sospechosa, acusada, por su amante, pretendía desviar el delito y presentarlo como acción del régimen, en contra de un “revolucionario crítico”. El Fiscal con cautela, tuvo que desentrañar la trama y deja al desnudo al régimen, a los ideólogos y colaboradores, en una situación fuera de todo tipo de clasificación.

Interesa para venezolanos que continuamos aquí hacer esta reflexión: ¿seremos capaces de rescatar a un sector de la población corrompida y transformada en seres absolutamente vergonzosos?

En clases insistí siempre que lo mismo da robarse una aguja, que un millón de dólares. La acción antiética es igual aunque las consecuencias y los resultados sean diferentes. La ética no es flexible, una norma es una regla que no se puede modificar. Robar es siempre robar, matar es un delito, un pecado y un acto antiético. ¡No olvidarlo por favor!

La pretensión de hacer “como sí” no está pasando nada, mientras se roba, se atropella, se tortura, se mata, resulta dañina. No se debe dar la espalda a los hechos, como si no estuvieran ocurriendo. Desde el régimen deberían darse cuenta de que la humanidad ha progresado.

Existen generaciones de Derechos Humanos que protegen la vida, la integridad y la seguridad de los humanos. La Justicia Divina está presente constantemente.

Mientras escribo, hay evidencia de crímenes contra animalitos indefensos. Hay un repudio importante frente a estos hechos por parte de seres humanos correctos. ¿Qué pasa, mi Dios? ¿Por qué ocurren estos eventos que nos contactan con lo más ruin del alma humana? Pareciera que hay un sector entregado a lo más detestable que se pueda imaginar en las acciones del individuo. ¿Qué tipo de educación se les dio, de dónde son sus padres? ¿Qué hacen? ¿Se ocuparon de ellos? Son preguntas que hacemos a diario cuando nos topamos con hechos repugnantes y nocivos.  

¿Esa gente, lee, se informa, sabe lo que ocurre en el planeta? La Vida es sagrada, la Libertad también. En oportunidades, pareciera que leen, oyen o ven, y les cruza por la mente lo desatinos cometidos. La revolución lo justificaba todo. Ya no más.

Da la sensación —cuando nos enteramos de ciertos hechos— qué están en contra del desarrollo, del progreso, de la vida. No son inmortales. ¿Se les olvida?

El poder lo quieren, ¿Para qué?  ¡Dios nos ampare!

GLORIA CUENCA | @editorialgloria

Escritora, periodista y profesora titular jubilada de la Universidad Central de Venezuela

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.