El nuevo iPhone ratifica el foco de Apple: el ecosistema

61


Históricamente el mes de septiembre ha sido clave para Apple en su estrategia comercial. Ha sido habitual que para estos días la corporación californiana desvela su oferta hardware, cuya punta de lanza ha sido desde hace casi 15 años el iPhone, un smartphone que sin dudas revolucionó la industria móvil y cambió las reglas de la comunicación para siempre.
El iPhone, además de generar una especie de culto entre algunos usuarios, ha impulsado a su competencia, específicamente a Google, que con Android capitalizó mejor que cualquier otra compañía la nueva era que representaba el iPhone.

En los años de su debut, por allá en 2007, el mercado móvil celular era exponencialmente distinto del actual. Nokia era el líder global; BlackBerry dominaba el segmento de smartphone; Google, con su Android, era una promesa, que algún osado fabricante asiático se atrevió a probar.

Con el iPhone, Apple comenzó a decirle al mundo a dónde iba la tecnología móvil. No solo se trataba de un bonito teléfono con una excelente cámara. Era importante “el todo” representado por el llamado ecosistema, que no era más que una serie de aplicaciones y widgets que abrían una puerta a un sinfín de opciones de comunicación desde un dispsitivo totalmente táctil.

Esa virtud de Apple y su ecosistema dejó maltrechos y desarmados a sus rivales inmediatos. Nokia no reaccionó a tiempo; su tienda de Apps, llamada OVI, no se comparaba. Al basarse en Symbian, el desarrollo de los productos era obsoleto en comparación con la oferta que ya comenzaba a mostrar Apple. El único rival que ofrecía un ecosistema robusto era Google, que en 2009 se consolida como el proveedor oficial de software y ecosistema de los millonarios y ascendentes fabricantes asiáticos.

Es en ese momento cuando se inicia una competencia, o mejor dicho, convivencia entre dos grandes corporaciones que acabaron, “sin querer queriendo”, a su competencia. Una lucha que nos lleva al presente, en el cual estas dos compañías absorben el 100% del mercado mundial de smartphones. Un duopolio con una torta bien repartida: Android concentra el 84,1% del total global y Apple, el 16.1%.

Y digo bien repartida porque Android tiene una oferta mucho más amplia, con diversos fabricantes respaldados por su tecnología. Apple, mientras tanto, se concentra en su software y su propio ecosistema. Un ambiente que no pretende llegar a todos los consumidores; solo apuesta a ese grupo que tiene dinero y capacidad para consumir mucho contenido desde su App Store.

Un modelo de negocio exitoso

Con el lanzamiento del nuevo iPhone13, las nuevas iPAD y el nuevo Apple Watch, Apple ratifica su apuesta a ese ecosistema que ha construido incansablemente desde el iTunes y el iPod, un ecosistema que hoy en día dan a la corporación de la manzana un estatus únicos.

El iPhone, como concepto, es la punta de iceberg de un sinfín de servicios y de una apuesta de la compañía a los conceptos que considera que serán relevantes de cara al futuro.
Esto explica el porqué el nuevo modelo de su icónico teléfono apuesta al procesamiento con su A15 Bionic, un chip que aumenta la duración de la batería, que ahora pasa a tener una autonomía de entre 1,5 y 2,5 horas más que en el iPhone 12.

Otra apuesta es la cámara, que sigue despuntando como un gran atributo para el mercado de Smartphone. El nuevo iPhone13 tiene una cámara con lente de 12 megapíxeles y apertura de 1,6, y otra lente ultra gran angular también de 12 megapíxeles y con apertura de 2,4, además de campo de visión de 120 grados y tecnología mejorada de estabilización de movimiento. Centrar la oferta en estos atributos es un paso lógico, que solo se da cuando se trabaja para el todo, representado en este caso en el gran ecosistema que Apple construyó.

Juegos, películas, salud, educación, ocio. La oferta de aplicaciones y contenidos de que dispone Apple son el gran foco de negocios. El iPhone es el anzuelo que mantiene enganchada a la amplia comunidad de clientes.

Y así ha sido desde hace más o menos cinco años. Hemos visto cómo en este período la innovación tecnológica basada en Hardware ha sido liderada por gigantes asiáticos, que han visto en esa apuesta a la innovación de los dispositivos su alternativa real para poder competir con Apple.

Apple no se preocupa demasiado. Su único interés de mantener competitivo el hardware del iPhone es la necesidad de sostenerse en el cuarto y quinto lugar de ventas en China, principal mercado del mundo y que fundamenta su éxito en los atributos del hardware, más que en el ecosistema de servicios.

Los números hablan solos

En 2020 el exitoso modelo de negocios de Apple la llevó a consolidar ventas estratosféricas. En el año fiscal que terminó el 26 de septiembre de 2020, Apple registró unos ingresos de 274.000 515 millones de dólares, una cifra que se quedó corta. Solo en el primer trimestre de 2021, Apple obtuvo ingresos de 282.000 millones de dólares.

Si bien el iPhone sigue representando algo más de la mitad de los ingresos de Apple (el 54% en 2021), son la división de servicios (iCloud, Apple Music, App Store) y la de ‘wearables’, hogar y accesorios (Apple Watch, AirPods, etcétera.) las que más han contribuido al crecimiento de sus ingresos desde 2015.

Esa es una tendencia que le da a Apple piso solido de cara al futuro. Tener una oferta consolidada de servicios y contenidos le da un valor agregado extraordinario a Apple, que proyecta seguir liderando las tendencias reales del mercado en los próximos años.


HEBERTO ALVARADO | @Heberto74 @Hormigadigital

Periodista, director de Hormigatv.com.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.