El justo salario de Messi en el mundo del deporte

325

QUIEBRE RÁPIDO


Por: Williams Brito

Messi vive en otra galaxia. La información que relevó el monto de su contrato de cuatro años con el Barcelona FC, nos permitió entender que lo que genera astro argentino por cada toque de balón en una cancha podría resolver la vida entera de un ciudadano común. Cualquier comparación que hagamos para poner en el mundo de los asalariados el sueldo del «número 10» tiene poco sentido. En el ámbito de los equipos deportivos profesionales de Europa y Estados Unidos, el dinero que se paga a los atletas va acorde con los montos multimillonarios que manejan las organizaciones que todas las semanas entretienen a los fanáticos del planeta. Messi es uno de los bienes más preciados en la industria.

Barcelona amarró a Messi en 2017 con un contrato que se reveló este año. En plena crisis financiera, posterior a la disyuntiva del jugador a seguir en el club, llegó a los medios el documento que explica todos los detalles del pacto. ¿Por qué filtrar todos los puntos del acuerdo al diario El Mundo? El 30 de junio de este año Messi cumplirá el convenio con el club azulgrana, por el cual recibió 555.237.619 de euros, cifra que incluye salario, primas, dietas y un conjunto de variables que lo convierten en el más caro del deporte, según los medios especializados en el área económica como Forbes.

Barcelona es el segundo equipo de fútbol del mundo en el ranking por valor de marca registrado por la firma Statista, en este renglón registra 1.413 millones de euros. En el primer puesto está su archirrival Real Madrid con 1.419 millones de euros, mientras que el tercero lo ocupa el conjunto inglés Manchester United, otrora el más rico, con 1.314 millones de euros. Entre los 10 primeros hay 6 instituciones inglesas (Liverpool en el cuarto; Manchester City, quinto; Chelsea, octavo; Tottenham Hotspur, noveno; y Arsenal, décimo). Se cuelan en la lista el actual campeón y el subcampeón del Viejo Continente,  Bayern de Múnich y Paris Saint-Germain.

A excepción de España, donde hay leyes que controlan las inversiones extranjeras en materia deportiva, en el resto de Europa capitales chinos y estadounidenses han alimentado a las ligas. ¿Se imaginan cuánto dinero puede generar por concepto de marketing un club que tenga una fanaticada fuerte en China? 

Vale su peso en euros

El dinero que gana Messi lo pagamos todos los que vemos sus jugadas. Igual que el que devenga Cristiano Ronaldo con Juventus. El deporte mueve tanto dinero que en la mayoría de los casos es una buena opción apostar por él. Rusia, sumida desde hace años en una crisis económica profunda, montó el Mundial 2018 y Qatar, con poca tradición futbolística, promete en 2022 el mejor torneo de la historia. Organizar la Copa del Mundo deja buenos dividendos.

En Estados Unidos las ciudades se preparan todos los años para recibir el Super Bowl, evento que registra ganancias enormes en concepto de hotelería, patrocinio, venta  de cervezas y boletería. El Raymond James Stadium de Tampa recibirá este 7 de febrero a 22.000 personas (un tercio de su capacidad), pero ya el alcalde de Miami Dade, Carlos Giménez, habla de un ingreso a las arcas de 500 millones de dólares. Todo esto en medio de la pandemia en un país donde han muerto más de 400 mil personas por la enfermedad.


Barcelona es el segundo equipo del mundo en el ranking por valor de marca registrado por la firma Statista, en este concepto asciende a 1.413 millones de euros. En el primer puesto está su archirrival Real Madrid con 1.419 millones de euros, mientras que el tercero lo ocupa el conjunto inglés Manchester United

Williams Brito

Gran parte de las ganancias del deportista radica en la comercialización de su imagen. En el caso de Roger Federer, el atleta mejor pagado de 2020 según el ranking de Forbes, apenas recibió 6,3 millones de dólares por concepto de salario, mientras que obtuvo 100 millones de dólares netos por patrocinio. Ronaldo ocupó el segundo lugar en el lapso con 105 millones de dólares (60 millones por salario y 45 por patrocinio), mientras que Messi sumó ganancias de 104 millones de dólares, de las cuales 72 millones fueron por salario. No es sólo golpear la pelota con la raqueta ni patear el balón para llevarlo a las redes. Detrás de ellos está una gran maquinaria que aprovecha para vender su imagen, para vender sueños, incluso cuando estos monstruos del deporte duermen tranquilamente en sus casas.

Para tener una idea del poder económico de los equipos deportivos (y de la caída de las arcas de Venezuela) va este ejemplo: en diciembre de 2019 las autoridades venezolanas aprobaron el Presupuesto de la Nación por el orden de los 6.000 millones de dólares, cifra que apenas supera el costo de los Cowboys de Dallas, uno de los 32 equipos de la liga estadounidense de fútbol americano. El 6 de enero de 2020, el medio internacional especializado en economía Bloomberg publicó que las reservas internacionales de Venezuela cayeron a 6.630 millones de dólares. Si volvemos al caso de Messi, su contrato de cuatro temporadas representa un poco más del 10% de las reservas venezolanas calculadas a enero del año pasado.

¿El contrato de Messi es justo? Si lo vemos desde el cristal del negocio deportivo, sí. Debemos tener presente que cuando se vende la marca Barcelona, el nombre que se pone en la mesa es el del argentino. El diario El Mundo presentó la noticia como si el Barcelona fuese víctima de un acuerdo que contó con toda la evaluación de la magnitud de la cifra por parte de los oferentes. La crisis del equipo culé fue provocada por factores diferentes a los pagos de salarios, incluido el de Messi, quien le ha generado al equipo una ganancia superior a los 250 millones de euros anualmente. En todo caso, es un asunto poco mundano que solo deciden quienes están en el olimpo de la industria del deporte, un escalón que no tienen que ver nada con seres humanos comunes como nosotros.


WILLIAMS BRITO | @willibrito

Periodista graduado en la UCV. Gerente de información y coordinador de Opinión de El Pitazo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.