23.7 C
Caracas
miércoles, 25 mayo, 2022

El dueño del Ávila

El ingeniero José Rafael García dedicó gran parte de su vida a velar por los parques nacionales, específicamente por el Cerro el Ávila

-

A la memoria del insigne venezolano ecólogo: Ingeniero, José Rafael García.

Por Gloria Cuenca

Como caraqueña, el cerro “El Ávila”, reconocido a partir de la bella canción del extraordinario músico Ilan Chester, ha formado parte de mi existencia. 

Descubrí con sorpresa, de repente, que nuestro Ávila tenía propietario. Su dueño, ¿cómo lo logró? era el prodigioso Dr. José Rafael García. Surgió, su propiedad, del inmenso amor que tuvo al monumento natural. El Ávila protege de varios problemas a habitantes de la otrora “sucursal del cielo”. Supe que, entre los ciudadanos y naturales de esta ciudad, había quienes lo querían mucho, al punto de haber ofrendado vida, seguridad y bienestar por salvar la montaña. Tenía lejano recuerdo del gran incendio que ocurrió en la década de los 50 y donde García fue héroe, sin duda. Casi muere por la acción de las llamas. Sus pies y manos quedaron marcados para siempre, a la vista de todos. Esto no permitió que su acción trascendental se olvidara. Además de su heroicidad, inventó un sistema que llamó “corta fuegos húmedos”, para impedir que «Su montaña» volviera a quemarse por las inclemencias de la sequía o la locura de los pirómanos. Mientras estuvo al frente de los Parques Nacionales no permitía que esa humedad se acabara. Cuidaba y protegía su patrimonio: el Ávila. Era suya. 

LEE TAMBIÉN

Parques nacionales El Ávila y Morrocoy son cerrados hasta nuevo aviso

Subir a Sabas Nieves, la Julia, o Cotiza a su lado era toda una experiencia: daba clases. (Mientras, yo, casi no podía subir, Susana su esposa, con alegría, demostraba su fortaleza, en el ascenso hacia la cumbre). Señalaba árboles, de dónde venían, cómo se llamaban: “Ese es indio desnudo, aquellos cedros y mangos, (sentía pasión por las frutas). Estos, samanes, araguaneyes y acacias”. “Miren aquí: Apamates y jabillos, entre otros”. No dudaba. Conocía y sabía de todos. Cuando se trataba de árboles importados, protestaba: “¿Por que tenían que traer Ficos, (Cauchos) del Brasil o el Palo de la Felicidad, (¿de Brasil?) ¡Más dinero gastado y lograr después que, se aclimataran a nuestros suelos! ¡Qué despilfarro!” 

La defensa de los Parques Nacionales y la creación del Ministerio del Ambiente son momentos cumbres. El Dr. Edgar Sanabria, Presidente de la República, decidió decretar, con asesoría del Dr. García, a la montaña “el Ávila y sus alrededores” como un gran Parque Nacional, evitando así las construcciones y las rancherías. Seguro habrían surgido si no fuera protegido. Después, el presidente Carlos Andrés Pérez, en su primer gobierno, organizó el Ministerio del Ambiente. Primero en América Latina, decretó numerosos parques nacionales. Permitió que nuestro país estuviera a la vanguardia de las luchas en favor de la cuestión ambiental; la recuperación de playas, además de la protección que el Ministerio del Ambiente ejecutaba. Tristemente, el actual régimen, eliminó ese ministerio y ha permitido el mayor desastre con relación a nuestros recursos mineros. La destrucción del Arco Minero y la explotación sin normas de ninguna especie de la minería ha sido uno de los procesos anti ecológicos más lamentables. Desaparece un grande hombre, venezolano, honesto, incorruptible, con una ética que deberemos seguir en su honor. ¡Paz a sus restos! Reconocimiento a la grandeza de su obra.

Gloria Cuenca es escritora, periodista y profesora retirada de la Universidad Central de Venezuela

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a