¿Ecocidios de derecha y de izquierda?

347

COMUNICACIÓN EN GOTAS


Por: María Eugenia Fuenmayor

Los impostores no necesitan estudiar mucho las causas naturales,
sino que les basta con servirse de la común ignorancia,
estupidez y superstición de la humanidad
.”
Thomas Hobbes

Ganarse la confianza de sus públicos, independientemente de que usted sea un líder de su comunidad, de una empresa, de una ONG o de un país, depende obligatoriamente de una comunicación fundada en hechos ciertos y comprobables, vengan de donde vengan.

Para infortunio de muchos, los hechos que la opinión pública registra no siempre parten de la probidad ni del apego a los principios que rigen la honestidad y la mejor intención del líder u organización que los comunica. Para ilustrar cuanto puede manipularse la verdad a través de un marketing muy bien estructurado analizaremos los enormes esfuerzos que identificamos en una organización de carácter mundial, que se muestra de la forma más innovadora y creativa posible, posicionando temas en la agenda global sobre el ambiente y los riesgos que la humanidad corre si no se hace algo.

Hablaremos entonces de Greenpeace, conocida por todos por su mensaje conmovedor y sensibilizador hacia las masas, utilizando la denuncia y las manifestaciones creativas para alertar sobre las consecuencias que generan a la naturaleza algunas empresas petroleras y mineras. Muestran la cara más deplorable de los accidentes de tipo ambiental que organizaciones estadounidenses y europeas, principalmente, han cometido en los últimos tiempos.

Sorprende el músculo financiero que disponen y que les permite perseguir a estas empresas y realizar en cualquier parte del mundo demostraciones ingeniosas y hasta estridentes para hacer más contundente sus denuncias, llegándoles cada vez a más personas.

Sin embargo, desconcierta ver cómo de los desastres ambientales más relevantes que se han vivido en los últimos tiempos, tanto en derrames petroleros como en desastres ecológicos por la minería a cielo abierto en Venezuela esta gente como que se esfumó. Para entender la trascendencia de lo que ha pasado en este país en materia de derrame de hidrocarburo y devastación de la Amazonia:

1.- Tan solo en el río Guarapiche, en el estado Monagas, Petróleos de Venezuela (Pdvsa) se lleva el premio mayor, porque el desastre ocurrido allí está considerado como el mayor derrame de petróleo en agua dulce en la historia a escala planetaria.

2.- Ni hablar de las decenas de miles de barriles vertidos en nuestras costas caribeñas, desde el pasado 2020, por las refinerías de El Palito, Cardón y Amuay, todas agenciadas por Pdvsa, impactando inclusive el Parque Morrocoy y más allá.

3.- De acuerdo con la Global Forest Watch, la Universidad de Maryland y la Nasa, la Amazonia venezolana ha perdido, en estos último 20 años, casi 2 millones de hectáreas de bosques, gracias al bendito Arco Minero. Todo esto a escasos kilómetros del Salto Ángel.

Cuando una organización como Greenpeace es capaz de invertir ilimitados recursos para trasladarse a cualquier parte del planeta con el fin de denunciar daños ambientales provocados por empresas de EE. UU. o Europea y, sin embargo, apenas ha escarbado el prontuario de los que al ecosistema le han perpetrado en los últimos años los responsables de esta materia en Venezuela, es imposible no preguntarse: ¿Y a dónde se fue la protesta creativa y airada de Greenpeace?

Dicho todo lo anterior, siempre hay que tener presente que ni el mejor y más creativo plan de mercadeo será capaz de hacer sostenible la comunicación si ésta no está fundamentada en la imparcialidad que requiere este tema. El mensaje se desvanece cuando su causa se parcializa. Poner en riesgo el capital que da la credibilidad, por la inconsistencia y la duda que genera el sesgo, en ese caso, supone una subestimación a la inteligencia de sus públicos. Inspirar confianza es el principal patrimonio que debe ganar una marca frente a su audiencia.


MARÍA EUGENIA FUENMAYOR | @mefcal

Experta en mercadeo, comunicaciones y reputación. directora ejecutiva de Interalianza Consultores.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.