Diez razones para ver Game of Thrones

448

Te escribo a ti, a ese que ha escuchado mil veces —a todo el mundo— hablar de la bendita serie, pero no termina de animarse porque “ya la agarré empezada, son ocho temporadas, no tengo tiempo”, o porque “Naah, no me gusta la fantasía”, o porque eres antisistema y “si le gusta a todo el mundo, me genera sospecha”. De acuerdo, son tus razones; hay incluso otras como que es demasiado violenta o tiene mucho sexo. Bien. De todas formas, y aunque nadie me pagó por hacerle publicidad, voy a listar diez razones por las que pienso que vale la pena ver Game of Thrones (GoT):

  1. Está basada en la saga de libros del escritor estadounidense George R.R. Martin, A Song of Ice and Fire, esto ayuda mucho a que haya tramas y personajes geniales en la serie: entrañables, odiosos, heroicos, crueles, sacrificados, traicioneros, acomplejados y ambiciosos, con arcos dramáticos que se extienden por años y que han evolucionado de formas totalmente inesperadas. Hay uno para cada gusto: mujeres ultrajadas que se vuelven reinas, reyes niños que mueren envenenados, enanos desheredados que se encumbran, cobardes traicioneros que se redimen, eunucos espías, niñas raras con habilidades de combate, héroes meditabundos y bastardos.
  2. Game of Thrones se ha caracterizado por no cumplir las expectativas narrativas convencionales; o dicho de un modo más simple: no te encariñes mucho con el “protagonista” porque morirá de forma cruel e inesperada en cualquier episodio. A pesar de eso — que parece horrible— logra hacer que te identifiques con el “segundón” que sí quedó vivo, que entonces pasa a ser el nuevo héroe de la serie. ¿Te suena mal? Naahh, tendrías que verla para entender.
  3. Como todas las buenas obras de ficción, la serie es indirectamente un estudio de las pasiones humanas (al mejor estilo Shakespeare o Cervantes). Es también un estudio de la naturaleza del poder, específicamente del poder político. Creo que no nos viene mal en este momento.
  4. Si te gusta El arte de la guerra de Sun Tzu, o si te interesa El Príncipe de Maquiavelo, o el Leviathan de Thomas Hobbes; incluso si te diviertes jugando Risk… no entiendo cómo todavía no has visto Game of Thrones. Es una partida de ajedrez a gran escala.
  5. Si en general te gustan las fantasías épicas con inspiración medieval como El Señor de los Anillos, o los juegos de rol estilo calabozos y dragones… olvídalo, seguro ya estás viendo GoT y este artículo no es para ti.
  6. Ha ganado por muchos años todos los Emmys habidos y por haber (sí, el Oscar de los programas de TV). Además, ocupa el segundo lugar en el ranking de las mejores series de TV de IMDb.
  7. Está en la lista de las series con mayor valor de producción en la historia de la televisión mundial. Es decir, no sólo tiene uno de los presupuestos promedio por episodio más altos de la industria del entretenimiento (US$15mm), sino que han sabido usarlo para hacer que ese mundo de fantasía épica inspirado en la Edad Media, sea verosímil.
  8. Si no quieres estar perdido con la mitad de los memes, los chistes y las referencias pop de los próximos… 10 ó 15 años, mejor échale un ojo a GoT.
  9. Si estás buscando un buen plan de domingo en la tarde para los siguientes… setenta domingos 🙂 entonces GoT te viene bien.
  10. Si quieres disfrutar del actor enano más cool de todos los tiempos, tienes que ver GoT.

En una época cínica, en la que la esperanza se ha vuelto un bien escaso, ver una historia en la que los personajes luchan hasta el final, contra toda esperanza, es reconfortante. El escritor J.L.Borges hizo notar una vez que la verdadera historia detrás de La Ilíada no era la cólera de Aquiles, sino la nobleza de los Troyanos, quienes lucharon por su ciudad aunque la sabían perdida.

DÉJANOS TU COMENTARIO