¿Desaparecerá el periodismo?

120

¿El periodismo va a desaparecer? Eso dicen algunos. No creo. Hay un proceso tecnológico que pareciera estimular la desaparición de los periódicos. Además, está complicada la producción de papel por el llamado “cambio climático”.

Por: Gloria Cuenca

El humano necesita siempre reducir la incertidumbre. La información noticiosa es imprescindible. Ocurrirá un cambio: los periódicos no volverán a ser como eran. Esto representa un desafío para nuestros jóvenes colegas, quienes deberán enfrentar la ética, la tecnología y lo profesional.

El primer gran problema es ético. Numerosas personas, dados los avances tecnológicos, se sienten periodistas, informadores, comunicadores, por el hecho de tener dispositivos tecnológicos a la mano que les permiten actuar “como sí” fueran en realidad periodistas, comunicadores. Simplemente son infociudadanos. Deberán cumplir reglas: la Ley del Ejercicio del Periodismo, cursar estudios universitarios para que su información noticiosa resulte ética, veraz, oportuna e imparcial. Implica, además, el conocimiento del Código de Ética de los Periodistas y al menos dos artículos de la Constitución Nacional de Venezuela: el 57 y el 58.

También tendrán que analizar y comprender el cumplimiento estricto de consideraciones éticas fundamentales para el periodismo. Se trata de: A) De la libertad de expresión, opinión, información y prensa. B) De la verdad: en lenguaje periodístico es la veracidad. C) La honestidad, consigo mismo y con los receptores. D) La dignidad, que implica: autoestima, autoconcepto, autorrespeto, autoidentidad. E) De la discreción. Hay sucesos que no se deben transmitir porque pueden hacer daños. Es la autorregulación.

Son cinco reglas básicas para entender el alcance de la ética del periodista. No todo lo que pretende el Código de Ética está resumido allí. Los llamados infociudadanos tienen que saber. No hacerlo es comportarse al margen de lo que interesa a periodistas y público.

Los infociudadanos pueden captar un suceso o hecho, y después será noticioso al estructurarlo un periodista. No podemos olvidarnos de esta nueva situación; surgen advertencias y dudas a partir del uso extendido de las nuevas tecnologías.

Uno de los más graves problemas que enfrentamos es el mal uso de esa maravilla que la tecnología nos ha puesto a la mano: el ciberespacio. Con uso a raudales de la información. Hay varios aspectos para analizar: las mentiras, fake news, transmitidas con intereses muy específicos. El plagio, sin contemplación de unos y otros. El reciclaje de las informaciones noticiosas, descontextualizadas y fragmentadas. La distorsión de los hechos, con una perspectiva totalmente inaudita. Todos estos conducen a una violación importante del derecho a la información de los ciudadanos, lo que se transforma en una agresión a los derechos humanos.

Fundamental es conocer el concepto de información. Proveniente del latín: informare, dar forma. Después se traduce como una orden. Nuestro inolvidable comunicólogo, profesor Antonio Pasquali, hace la diferencia entre comunicación e información para que nunca más se homologuen: la comunicación es una relación, se establece entre el emisor y el receptor del proceso. Produce intercambio entre los roles de emisor y perceptor y da una respuesta o retroalimentación. (Pasquali señala la Ley de Bivalencia como de la Ciencia de la Comunicación).

Por otra parte, se empieza a designar la información y la noticia como si fueran lo mismo. Un matemático e ingeniero norteamericano, el doctor Claude Shannon, clarifica lo que es la información y señala concretamente: “La información es un conjunto de datos, o uno solo, destinados a reducir la incertidumbre”. A Shannon se le considera el padre de la Teoría de la Información. Construye ese concepto a finales de la década de 1940.

Para nosotros, periodistas, este concepto es fundamental y clarificador. La información no es lo mismo que la noticia. Proviene de news, lo nuevo. Además, los profesionales del periodismo sabemos cuándo un suceso es noticiable, pues existen los factores de la noticia: 1. novedoso, 2. actual, 3. instantáneo, 4. raro, 5. prominente y 6. reductor de incertidumbre. Por eso decimos que toda noticia debe ser informativa, más no toda información es noticia.

Esta profesión comienza en las tablillas de arcilla, sigue en los rollos de papiro, pasa por pergaminos y rollos de seda, tiene también un ciclo oral importante entre los trovadores y los chasquis. Estos últimos eran corredores de los incas para llevar los acontecimientos de un lugar a otro. Luego ocurre la invención del papel. Gutenberg inventa los tipos móviles y da al mundo la imprenta.

Después de ese gran invento siguen nuevos avances y descubrimientos. Imprescindible saber, conocer, estar informados y tener noticias de lo que pasa en el resto del mundo. Llegados a esta maravilla: no desaparecerá. Cambiará la forma que conocemos de hacer periódicos. Ocurrirá sin censura en todo el planeta. Los periodistas enfrentamos un reto y un desafío: adecuarnos con ética a esta nueva situación. 

GLORIA CUENCA | @editorialgloria

Escritora, periodista y profesora titular jubilada de la Universidad Central de Venezuela

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Escriba al correo [email protected] para algún comentario sobre nuestras publicaciones.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.