De Colón a los imperios tropicales de la izquierda española

96

Comunicación en gotas

Por: María E. Fuenmayor

«La civilización no es la expresión de una raza, sino de una cultura».

André Maurois (seudónimo de Emile Salomon Wilhelm Herzog, novelista francés)

Los mismos que denigran de lo que, por fortuna, sucedió un 12 de octubre de 1492, fundando sus argumentos en que no hay nada que festejar luego de 200 años de opresión imperialista de España, no han logrado revisar sus posturas ni salir del mismo guion. Más bien, estos que así piensan han demostrado ser unos verdaderos imperialistas del marketing ideológico de hoy.

Y es que hay infinidad de casos que evidencian que ni ellos mismos se creen lo que predican. Eso, a juzgar por el origen de sus peculios.

Más allá de todo lo que habría que decir de, por ejemplo, las posturas maniqueas de gente de este lado del charco, como López Obrador, hay un rosario de personajes que provienen justamente del otro lado que airadamente vociferan que España saqueó a las Américas.

En aras de la brevedad, me referiré solo a Pablo Iglesias, uno de los líderes de la ultra izquierda española, y a Juan Carlos Monedero, cuyo apellido ya dice mucho de sus apetencias.

Según informa El Mundo de España, citando dos testigos protegidos, el cofundador del partido Podemos Juan Carlos Monedero ha sido presuntamente receptor de dineros del gobierno venezolano para apuntalar financieramente los objetivos políticos de las izquierdas españolas.

Monedero, según dice La Razón, otro medio español, también ha actuado como embajador de Podemos en nuestra región para coordinar la creación de una plataforma mediática en coordinación con medios ibéricos, y levantar fondos latinoamericanos con ese propósito y en tanto que artífice del modelo económico detrás del «éxito» de varios de nuestros países.

Por si fuera poco, el mencionado López Obrador, además de Boric, Fernandez y Petro, cierran filas con Pablo Iglesias, de acuerdo con lo reseñado por El País, a raíz del repudio del que el exvicepresidente de España ha sido objeto dada su habilidad para aprovechar el derroche local de los tiempos de las chequeras bien provistas y su capacidad para llevarse el oro del Caribe en favor de su partido Podemos (¿solamente del partido?).

Aquella España, la del siglo XV, a través de una historia plena de claros y oscuros, incorporó a estas tierras de Gracia en la civilización dominante de la época (hecho inexorable de la dinámica de todas las sociedades del planeta) instituciones, estructuras de gobierno y de educación y códigos para la administración de justicia (ya en 1551, p.e., los españoles fundaban la primera de una treintena de universidades en América).

En contraste, y a pesar de la enorme evolución de los principios y valores que ahora rigen a la humanidad entera, los nuevos enviados de la Península son, sin duda, corresponsables directos de la involución de la política y de la desventura económica que castiga hoy a la gente de Venezuela, Argentina, México, Nicaragua y Bolivia, como resultado de sus «asesorías»

Todo proceso de #conquista es cruento. Por eso, entre otras razones, la humanidad moderna ha procurado execrarlos. La historia detalla, por ejemplo, las prácticas del Imperio Romano para sumar territorios y levantar el portento civilizatorio que fue. Semejante fue el caso de la dominación del mundo árabe en la península ibérica durante casi siete siglos. En nuestro lado del mundo, incas, mayas, aztecas y caribes son los equivalentes en este continente de las ansias expansionistas, pero aquí hasta con canibalismo incluido, para horror, incluso, de los rudos conquistadores europeos.     

Hay, pues, una lista interminable de aportes que nos vienen de aquella #España del siglo XV; quizás el más trascendente, la lengua, plataforma de comunicación primaria para 512 millones de personas, casi todas ellas provenientes de un crisol de genes y de culturas que le dan mayor vida y certidumbre a nuestro provenir. ¡Eso sí es un legado!

Reescribir la historia, pretender cambiar el pasado, es como pelear con una sombra… ninguno de tus golpes la afectará, ni mucho menos la cambiará. 

MARÍA EUGENIA FUENMAYOR | @mefcal

Experta en mercadeo, comunicaciones y reputación. Directora ejecutiva de Interalianza Consultores.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.


Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.