Crónicas de poder y orden

86

Por: Por. Hugo Delgado Arévalo

Animado, contento, esperanzado, escribió el mensaje por las redes divulgando su logro: le colocaron 10 dólares de gasolina sin hacer cola, tampoco según el número  de la placa de su carro.  Ocurrió en Maracaibo. Inmediatamente preguntó a su amigo si esto significaba algo ¿Se iba a mejorar la situación como dice el régimen? ¿Cómo se interpretaba lo ocurrido? ¿se regularizaría el servicio de suministro del preciado combustible?

“El negocio mejoró”, dice el empresario. “Antes transcurría un día sin que ingresara un cliente; ahora sí hay movimiento”, agrega. La mayor parte de los pagos de esta economía se hacen  en el exterior.  Compran en Venezuela, pero pagan los familiares en Estados Unidos. Esa práctica no va a cambiar, porque en esta economía entremezclada de negro, gris y blanco, todo es posible.

Nadie puede explicarlo. En declaraciones públicas indican que todo va bien, pero no dicen cómo ocurren las cosas, por ejemplo, lo del financiamiento al sector industrial y comercial para poder generar crecimiento en el Producto Interno Bruto (PIB). ¿O será que ahora con la guerra ruso ucraniana y el empujón de los precios del barril petrolero, el régimen ya tiene su “nueva bonanza” petrolera? La que pesar de las sanciones malvadas del imperio le proveen ingresos a  Petróleos de Venezuela (Pdvsa) por las ventas que por “debajo de cuerda” hace con sus aliados, y luego las canalizan —sin rendir cuentas—, a través del Banco Central de Venezuela (BCV), a quienes le interesan.

En Estados Unidos detuvieron, en 2016, a un empresario zuliano llamado Roberto Rincón, por pago de sobornos que superan los mil millones de dólares. La gran pregunta: Si pagó esa cantidad ¿cuánto se robó? El involucrado fue tocado por el pétalo de una rosa de la justicia estadounidense, era de suponer que iba a contratar un buen bufete para que lo defendiera. No ha recibido condena, ni él ni su amigo de trampas  Abraham Shiera. Difícilmente el entramado de corrupción en Venezuela se resolverá; hay muchos millones evaporados e implicados.

Cuando un “enchufado”  organiza un concierto o una gran fiesta, y contrata grupos musicales y artistas famosos nacionales e internaciones, que cobran en dólares, el punto a discutir con el contratado no es que es “un negocio”, el asunto es que es un problema ético porque el dinero con el que les pagan es producto de la corrupción y su aceptación implica ser cómplice.

El sociólogo y profesor de la Universidad del Zulia (LUZ), Ender Arenas, un obstinado de la búsqueda de las explicaciones de cómo un régimen minoritario controla a Venezuela, en su artículo Del Poder al orden (03-06-2022), enfatiza que la estabilidad del Gobierno por lo menos hasta hoy está garantizada,  siendo que la fuerza no es el único factor que necesita para controlar el poder. Citando la obra “La conflictiva y nunca acabada construcción del orden deseado” de Norbert Lechner,  expone que ella se “ejerce a través de mediaciones que hacen la transmutación del poder en orden”, en el caso particular ese efecto lo realizan el Tribunal Supremo (TSJ), el Consejo Nacional Electoral (CNE), la Asamblea Nacional (AN) 2020, el Carnet de la Patria, el Clap, los bonos, etc.

Este andamiaje construido originalmente por Hugo Chávez, con la asesoría de Fidel Castro y el Foro de Sao Pablo, convirtió una minoría insustancial, históricamente marginal, en un grupo consistente en el poder, dice Arenas, y a través de ese comportamiento modificó la norma mayoritaria que había regido la vida del país desde 1959 e hizo pasar a su fuerza política como si fuese mayoría y hasta la llamó “revolución bolivariana”, y con el proceso constituyente, el “poder de la minoría se transmutó en orden”.

He ahí la base del control en Venezuela  y que la oposición no entiende: no enfrenta  un  problema de poder sino de orden chavista. Por esta razón, quien hecha gasolina, el corrupto Rincón, los músicos y artistas cómplices, Nicolás Maduro y la inexplicable  normalidad que vive el país,  son parte de ese orden. Arenas advierte, en su preocupante reflexión,  sobre el silencio ensordecedor de los venezolanos y de una confundida oposición que cree en el gobierno de las mayorías y se olvida que estamos en un modelo de control de una minoría que asume la mayoría, capaz de “demandar conformismo y lograrlo”.

El exrector de LUZ, Neuro Villalobos en No nos crean estúpidos (03-06-2022) critica  a quienes detentando el poder y el orden  lograron saquear al país, sin importar el daño causado y el dolor de los otros ciudadanos. Lesionando  el espíritu  de muchos, tratan de hacer creer que su ideología atrasada responde a fundamentos científicos de una visión  alternativa de desarrollo, una distorsión acomodaticia histórica, expresada en el trato sectario y deshumanizado del  derecho y la justicia, un verdadero problema político y de salud pública

La  felicidad es relativa, lo que para unos es para otros no.  Por eso en ese intrincado mundo de las emociones y percepciones es difícil definirla. Es el túnel por el cual transita la Venezuela de hoy y que mejora para quienes tienen intereses sembrados en una estructura distorsionada que sólo funciona para la minoría del régimen, ciertos grupos económicos y delictivos, pero excluye a las mayorías. 

HUGO DELGADO A.| @hdelgado10
Periodista. Editor de medios impresos y asesor de comunicaciones y relaciones públicas.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.