Crisis en Venezuela. ¿Cómo terminará nuestra salud mental?

312

EL PODER EN ESTE PAÍS


Por: Rogelio Guevara Cantillo

Además de la crisis país que padece Venezuela, conformada esta por una mezcla de crisis política, económica, social, energética, de valores, entre otras, hay que sumarle la “crisis psicológica”. Reina la duda acerca de cómo podemos planificar y cómo podemos lograr lo que anhelamos desde el punto de vista material, porque en la Venezuela de hoy todo es inseguro e inestable, razón por la que muchos ciudadanos reflejan las consecuencias de un estrés crónico.

Colocándonos en la actual crisis venezolana por la depresión económica y, por supuesto, política creada por Nicolás Maduro y compañía, en la que el día a día, parecería ser una continuidad de desastres y calamidades, ya prácticamente a solo pasos de entrar al año 2021, ¿cómo las personas de la sociedad venezolana pueden crear expectativas sobre el comportamiento de la economía para el próximo año?

En este sentido, reflexionando, me comuniqué con varios expertos en el área de psicología para conocer su opinión y compartirla con ustedes en esta columna. Platiqué con Beatriz Estebanes, Mariana Hernández, Karina Monsalve y Asier Morales, expertos en la materia.    

LEE TAMBIÉN

Psicóloga evalúa la salud mental de los venezolanos como desequilibrada

Para Beatriz Estebanes, el ser humano requiere satisfacer una serie de necesidades que van desde las básicas o fisiológicas y, por supuesto, emocionales, sociales y de autorrealización. Es evidente que con la crisis económica venezolana y global se puede ver limitada la capacidad de satisfacción de las necesidades básicas. Esto debido al modelo económico en el que se desenvuelve el país y el estilo occidental en el cual el acceso a los recursos está mediado por el uso del dinero. Adicionalmente la incertidumbre en cuanto a cuándo puede ser superada la situación actual generar sentimientos de inseguridad, minusvalía y ansiedad entre la población.


Es evidente que con la crisis económica venezolana y global se puede ver limitada la capacidad de satisfacción de las necesidades básicas. Esto debido al modelo económico en el que se desenvuelve el país y el estilo occidental en el cual el acceso a los recursos está mediado por el uso del dinero

Rogelio Guevara Cantillo

En este contexto, para Estebanes, las relaciones de pareja pueden ser complejas, ya que significan el encuentro de dos sistemas de creencias y de expectativas totalmente diferentes. Es por eso que, en situaciones críticas, las parejas pueden disolverse o acentuar las problemáticas existentes previamente. «Por ejemplo, la situación de cuarentena que ha producido que las personas tengan que pasar mayor cantidad de tiempo juntas, puede acrecentar problemas de comunicación y de interacción de la pareja sobre todo en situaciones complejas como en el caso de la violencia de género». Es decir, el problema no es la cuarentena, la crisis o la situación de pandemia sino la problemática acerca de cómo venía funcionando la pareja, y estas situaciones críticas pueden convertirse en un disparador de una situación más compleja.

Por su parte, Mariana Hernández dijo que uno de los principales problemas que está viviendo la población venezolana a raíz de la crisis económica y también de servicios básicos es la ansiedad. Los casos de ansiedad han aumentado de una manera significativa, estamos viendo personas que están muy aprensivas, personas muy preocupadas, y es una de las características principales. Hemos visto personas que han adquirido hábitos como comer excesivamente, comerse las uñas, tener movimientos temblorosos, porque es una manera que el cuerpo tiene de hacer frente y afrontar una situación tan intensa como la que se vive en Venezuela, entonces la ansiedad es uno de los principales problemas sin dudas, por supuesto también podemos ver otras variantes psicológicas como es la depresión, el estrés o estrés crónico, añade Hernández.

En Venezuela, los problemas de psicología y finanzas personales y/o familiares se han multiplicado. Mariana Hernández opina: “Ya se puede ver como una causa más común para los nuevos casos psicológicos, es decir, cuando te hablo de nuevos casos es personas que no habían presentado padecimientos psicológicos previamente y los están padeciendo a raíz de la crisis. Por ende, el tema económico adquiere un significado completamente nuevo, porque se convierte en una de las causas bases para el desarrollo de una enfermedad”.

LEE TAMBIÉN

OMS: 20% de los niños y adolescentes ya tienen problemas de salud mental

Ante estos problemas psicológicos que presenta el venezolano a raíz del caos, me llamó a reflexión el tema de la “autoestima nacional” y en esa dirección Mariana Hernández me explicó que podemos ver una relación entre la autopercepción y tener un status socioeconómico bajo. «Cuando eres una persona que está pasando por una crisis económica tan marcada, o estás inmerso en unas condiciones sociales que no son las mejores, tu autoimagen, tu autoestima se va a ver afectada porque tienes unos estándares que habías superado anteriormente y recordemos que hay personas que antes eran catalogadas como clase media y hoy en día son clase baja”. La mayoría de los venezolanos han visto disminuir su calidad de vida, e incluso su status socioeconómico y con base en esto, ya existía un punto de comparación y, por ende, puede disminuir la calidad de la autopercepción. Entonces muchas personas pueden llegar a autopercibirse incluso más feas, algunos llegan a decir que no tienen el mismo valor que antes. «No valgo lo mismo para la sociedad, mi pareja me puede ver como una persona que ha perdido lo que me podía ofrecer».


«Cuando eres una persona que está pasando por una crisis económica tan marcada, o estás inmerso en unas condiciones sociales que no son las mejores, tu autoimagen, tu autoestima se va a ver afectada porque tienes unos estándares que habías superado anteriormente…»

Mariana Hernández

Por su parte, Karina Monsalve me manifestó que la manera en que nos manejamos con relación al dinero dice mucho sobre nosotros mismos, sobre nuestra personalidad, estilo de vida y conciencia del valor de las cosas. En este sentido los principales problemas psicológicos asociados al dinero tienen que ver generalmente con la falta de control de los impulsos que no le permite al sujeto que lo padece establecerse límites en sus gastos y compromisos. Pueden volverse compulsivos ante las compras y gastos, produciendo frustración, ansiedad y hasta depresión. De allí a que adquiera un aspecto patológico cuando influye en nuestro funcionamiento diario y afecta nuestras vidas y la del entorno familiar. Nuestros gastos hablan de nuestra forma de ser, de nuestras preferencias y sobre todo habla de nuestras prioridades y a lo que le damos mayor valor en nuestras vidas: nutrición, educación, vestimenta, recreación, lujos y otros adiciona Monsalve.   

Para Asier Morales, sin un cambio en la política económica general en Venezuela, que lleve al inicio de la reconstrucción de la confianza, no cree que sea posible figurarse un futuro distinto a lo que ha venido sucediendo en los últimos años, es decir, la sistemática pauperización de la población. En la reflexión del especialista, uno de los aportes más relevantes de la Escuela de Economía Austríaca gira alrededor de la comprensión de la empresarialidad, asociada al principio de comportamiento económico. Es decir, los agentes económicos intentan obtener sus fines, haciendo el mejor uso que puedan de los medios limitados con los que cuentan. Algo que, mientras más complejo sea el proyecto que emprenden, requerirá la planeación de series de conductas desplegadas en el tiempo. Sin embargo, hacen falta unas mínimas condiciones para que esto sea factible y es evidente que el entorno venezolano ofrece condiciones muy adversas.

Estas adversidades muy marcadas y profundas, lamentablemente hacen difícil superar el empedrado camino a la “normalidad personal y social” y en la mayoría de las mentes de los venezolanos crean un sentimiento de derrota y de sin sabores donde pareciera de existir salida ni libertad.


ROGELIO GUEVARA CANTILLO | @Rogeliogcmundo

Analista del poder y economía en Latinoamérica.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.