Caracas necesita un salvavidas

392

Por Jesús Olivares Fernández*

A más de cuatro meses del apagón general que sufrió Venezuela, la situación general va en franco deterioro, en esta oportunidad me referiré a Caracas. Si bien, el gobierno usurpador ha tratado de suplir la demanda eléctrica con energía proveniente de los desarrollos hidroeléctricos de Guayana, la situación de la red de Transmisión y Distribución en Caracas está cerca de un colapso total.

La demanda eléctrica ha caído a valores impensables, cercano a los 1000 Mw, comparado con 2000 Mw que era la demanda en el año 2006. Se estiman casi 50 mil fallas en un período menor a seis meses en el 2019, a nivel Nacional, que duplican todas las que se produjeron durante 2018, de las cuales unas 5 mil son en la Gran Caracas.

Como hemos dicho en artículos anteriores, la red de Transmisión de Caracas, pasó de ser una red con un alto grado de confiabilidad a una red que ante una falla simple deja sin servicio eléctrico a toda la ciudad y zonas aledañas.

Las razones son evidentes: falta de repuestos, inejecución de proyectos urgentes y la falta de profesionales idóneos en el manejo de la emergencia. Mientras el personal técnico realiza recomendaciones destinadas a atender los puntos críticos en corto plazo, la administración de la empresa los desecha constantemente, llevando a un deterioro acelerado de las instalaciones e infraestructura.

En mi opinión personal, lo más crítico en Caracas es la red de distribución. Una total falta de mantenimiento que expone adversas situaciones de riesgo, imposibilidad de atender fallas por falta de material, sumado ello a la ausencia de planificación de la red y la falta de personal idóneo, está llevando al total e inevitable caos en Caracas.

Actualmente vemos, con bastante frecuencia fallas en el servicio que duran hasta 3 días en ser solucionadas, -más no reparadas-, estas fallas en situación de eficiencia, podrían ser atendidas en un promedio de 2 horas, según las cifras de indicadores de tiempo total de interrupción (TTI) que se manejaban en la antigua Electricidad de Caracas.

Información extra oficial nos permite aproximar que existen más de 8.000
condiciones de riesgo en la red de distribución, pendientes de resolver, las cuales limitan las operaciones de la red y crean situaciones inseguras para los trabajadores de la empresa eléctrica.

En Caracas, cerca del 98% de la subestaciones de distribución están sobrecargadas, en condiciones de operación de riesgo y sin planes de corto plazo para solventar esta situación. A nivel de circuitos la red tiene más de 40 años de antigüedad, siendo la vida útil de los conductores 30 años, las fallas en cables son cada día más frecuentes, y la situación sólo permite a los técnicos hacer paliativos, sin poder solucionarlas.

Se requiere con urgencia, -aparte del tema de recuperación del parque de Generación-, la ejecución de un plan de recuperación y modernización de las redes de transmisión y distribución, basadas en diagnósticos serios y planes de expansión y adecuación de las redes. Es imprescindible la revisión de los planes para recuperar la situación operativa de la red de Transmisión, existen algunos planes, para mejorar las condiciones de la red, en un periodo de un año, los cuales podrían ser adaptados para la ejecución de mejoras inmediatas y dar inicio a un proceso continuo de modernización y expansión de la red de transmisión.

En el caso de la distribución se requiere que se hagan nuevos diagnósticos y planes acordes con la situación real de hoy día, debido a que los últimos planes de expansión y adecuación de la red ya tienen más de 5 años. Recuperar la operación de la red es un paso previo a una futura etapa de modernización y expansión.

Todo lo anterior atiende a la premisa de una nueva administración del sector eléctrico, comprometida con el país, con altos valores morales y la ética profesional que exige la verdadera recuperación de Venezuela.
¡No todo está perdido!, me atrevo a asegurar que aún contamos con recurso humano dispuesto a afrontar este reto.

*Ing. Jesús Olivares Fernández
Consultor Gerencial
Ex vicepresidente de Distribución de la EDC

DÉJANOS TU COMENTARIO