Bricomiles: ¿vuelve Plan Bolívar 2000 con otro nombre?

301

Por: Nehomaris Sucre

El gobierno de Nicolás Maduro se caracteriza por crear soluciones ineficientes para el abordaje de los problemas sociales y económicos que ha generado con su propio desorden administrativo.  Además, de estas soluciones presumen los voceros del Estado como si se tratara de grandes y novedosas políticas públicas.

En este sentido, la Fuerza Armada se convirtió en una ficha de uso frecuente. Así, en la actualidad, le han asignado una nueva tarea: participar en la reparación de escuelas y centros de salud.

Maduro anunció a principios de semana la creación de las Bricomiles (Brigadas Comunitarias Militares para la Educación y Salud). En este nuevo invento burocrático, civiles y miembros de la Fanb participarán en la reparación de instituciones educativas, especialmente las denunciadas a través de la VenApp y el sistema Patria, igualmente se encargarán de llevar a cabo arreglos en la infraestructura de los ambulatorios.

El antecedente: Plan Bolívar 2000

La idea de las Bricomiles no es tan nueva como la presentan, pues en 1999 el fallecido Hugo Chávez creó el Plan Bolívar 2000 en el que participaron alrededor de 40.000 soldados asignados a labores de mantenimiento en escuelas, jornadas de vacunación, distribución de alimentos, etc.

El jefe del Plan Bolívar 2000 fue el general Víctor Antonio Cruz Weffer, detenido en 2018 a raíz de los Panamá Papers. Su detención se dio once años después de que el Ministerio Público lo imputara por un incremento no justificado de aproximadamente un millón de dólares en su patrimonio (86% de los fondos estatales que administró durante su gestión en el Plan Bolívar 2000).

Por otra parte, el Departamento de Estado de Estados Unidos, señaló que el programa inaugurado por Hugo Chávez tenía como propósito mostrar el mensaje de que los militares no constituían una fuerza represiva, sino que se trataba de un actor necesario para el desarrollo y la seguridad de la nación. No es absurdo pensar que ocurre lo mismo con las Bricomiles, y son un intento de limpiar la imagen de los militares venezolanos, sobre todo cuando pesan sobre la Fanb acusaciones de crímenes de lesa humanidad con caso abierto en la Corte Penal Internacional.

Otro elemento a tener en cuenta con respecto a las nuevas brigadas comunitarias es que, con el uso de militares como mano de obra, el Estado ahorrará una cantidad considerable de recursos que de otra forma tendría que destinar al pago de trabajadores civiles. Sumado a esto, es posible que la mayor parte del personal de las Bricomiles esté integrada por milicianos quienes no reciben un salario formal ni constante.

En definitiva, la solución propuesta por Nicolás Maduro para los problemas que su misma gestión ocasiona se enfoca en asignar a la Fuerza Armada un rol que no corresponde a su naturaleza de institución defensora del territorio nacional, sino que la reduce al papel de empresa de reparaciones y servicios generales. 


NEHOMARIS SUCRE | @Neho_Escribe

Politóloga y militar retirada.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe necesariamente las opiniones expresadas en este artículo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.