26.2 C
Caracas
jueves, 3 diciembre, 2020

Arabia Saudita vs. Irán: una enemistad en el mercado petrolero

-

Hace pocas semanas, instalaciones de la empresa Saudi Aramco en Khurais y Abqaiq fueron atacadas con el uso de drones militares. Se estima que pudieron ser 18 drones y 7 misiles teledirigidos. Estos ataques comprometieron cerca de un 50% de la capacidad productiva petrolera de Arabia Saudita. Preliminarmente se pensó que la autoría era de Yemen, país al sur de la península arábiga. ¿Por qué Yemen? En este país, ubicado al sur del reino de la dinastía Al Saud, se encuentran los rebeldes hutíes, antagonistas de la familia real saudí y aliados de la República Islamica de Irán y en especial de Hassan Rouhani, su presidente. Los hutíes son un bien conformado grupo rebelde de mayoría chiita.

Desde hace décadas, la tensión por el protagonismo en el mundo árabe se centra en la pugna del poder e influencia entre Arabia Saudita e Irán. A pesar de esto, ambas partes y el mundo en general reconocen el alto riesgo de un conflicto militar entre ambos antagonistas. De hecho, el mismo príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammad bin Salmán bin Abdulaziz Al Saud reconoció lo siguiente: «Representa alrededor del 30% del suministro mundial de petróleo, 20% de los pasajes comerciales y el 4% del PIB mundial. Imagina que estas tres cosas se detienen. Esto significa el colapso total de la economía global, no solo de Arabia Saudita o de los países del Medio Oriente».

Para ilustrarnos sobre este tema, conversé con el profesor del Instituto de Estudios Superiores en Administración (Iesa) en Caracas, Oswaldo Felizzola, ingeniero mecánico de la Universidad Simón Bolívar, con Maestría en Administración y Empresas en el Iesa y actualmente cursando un Doctorado en planificación energética con enfoque de ingeniería. Sus especialidades son planificación energética y cambios en la matriz energética, temas petroleros y gasíferos.

El conflicto entre Arabia Saudita e Irán, que tuvo un momento tenso con el ataque de los drones que comentamos, volvió a colocar en alerta a la región árabe. En palabras del profesor Felizzola: «El mercado petrolero, como todo mercado, tiene dos componentes: por el lado de la oferta, es cierto que la pérdida de apróximadamente 5 millones de barriles diarios de crudo, por parte de Arabia Saudita, es un duro golpe.

Pero hay que entender el mercado es ahora muy distinto a lo que era décadas atrás. Estados Unidos está en vías de convertirse el año que viene en un país exportador de petróleo y gas, lo cual lo elimina como consumidor para colocarlo ahora como productor. También está el hecho de que la matriz energética de los países desarrollados está evolucionando a formas de energía más renovables, como el caso de California o Alemania, que tienen una política de reducir a cero la emisión de CO2 de sus grillas eléctricas.» Felizzola añade: «Estados Unidos indicó que puede utilizar sus reservas estratégicas de petróleo, lo que significaría que es posible inyectarlas en el mercado del crudo en caso de ser necesario.»

Con relación al lado de la demanda de crudo tras el ataque en Arabia Saudí, el experto reflexiona: “Hay que recordar que el mundo desarrollado se encuentra en una posición complicada actualmente. Comenzando con la desaceleración de la economía europea, la posibilidad de un “Brexit duro”, la posibilidad de que Estados Unidos esté entrando en una recesión debido a su guerra comercial con China, y el hecho de que el crecimiento económico chino ya no está por el orden de los dos dígitos porcentuales sino de uno. Lo cual nos dice lo fuertemente afectados que se encuentran actualmente los países que necesitan ese crudo para crecer. Todo esto hace que el impacto no sea tan intenso como pudo haber sido en oportunidades anteriores, no solo porque los potenciales consumidores no estén tan interesados en consumir petróleo para sus industrias, ya que más bien se están desacelerando”.

- Advertisement -

En días pasados, la administración Trump confirmó que aumentará su presencia militar en Arabia Saudita y en territorios estratégicos para apoyar al pais árabe. ¿Cómo afectará esto la preocupación de los actores en el mercado petrolero global? Felizzola nos responde: «También el Primer Ministro del Reino Unido, Boris Johnson, indicó su apoyo a Arabia Saudita en todo lo concerniente al incidente. Lo cual tiene mucho sentido, ya que Arabia Saudita ha sido desde finales de la segunda guerra mundial un fuerte aliado de occidente, y en especial de Estados Unidos y del Reino Unido, por lo que todo el mundo en el sector esperaba una respuesta de este tipo. Esto realmente no sorprende a nadie, como tampoco el hecho de que el canciller ruso, Serguéi Lavrov, indicó su llamado a la cordura, en evidente apoyo a Irán.»

Un punto de vista que han expresado muchos analistas, tanto del mercado petrolero como de la comunidad al más alto nivel en las esferas de los servicios de inteligencia y militar, es lo siguiente, en lo que el profesor Felizzola coincide: «Lo que sí preocupa es el hecho de que Arabia Saudita, que es el país que más ha comprado armamento de alta tecnología a Estados Unidos, haya recibido un golpe tan duro, lo cual no da buenas señales de lo que está pasando realmente en el seno del gobierno Saudita». La capacidad de acción de las fuerzas armadas de Arabia Saudita es muy burocrática y vertical, lo que a pesar de sus fuertes inversiones en armas, la hace muy vulnerable a la hora de responder rápidamente mientras la línea de mando decide cómo y cuándo actuar.

Sobre este mismo tema, me comuniqué con el economista y gestor de fondos de inversión Daniel Lacalle en Madrid, España. Lacalle es economista, jefe en Tressis Capital y autor de obras económicas como Nosotros, los mercados; Viaje a la libertad económica, La Gran Trampa, Acabemos con el paro o La madre de todas las batallas, obra que trata sobre el pasado, presente y futuro del petróleo en la sociedad mundial. Con relación a las turbulencias ocasionadas por el incidente entre Arabia Saudita e Irán, me comentó lo siguiente: «De momento, la prima geopolítica en el precio del petróleo ha sido moderada. La realidad es que el mercado de petróleo está muy bien suministrado y el riesgo de un shock de oferta es muy bajo. Recordemos que la Opep se estaba planteando hace dos semanas un recorte de producción adicional al actual ante el exceso de oferta. Adicionalmente, Estados Unidos ya produce 12,5 millones de barriles al día, que unido a más de 3 millones de barriles de exceso de capacidad hacen que el impacto del ataque a Arabia Saudí sea menor a lo temido. Finalmente, Aramco, la petrolera saudí, ha confirmado que recuperará la producción completamente antes de fin de año.»

Con relación a la rapidez de la recuperación, Daniel Lacalle opina: «Si analizamos el impacto, se puede recuperar el 75% de la producción en menos de un mes, incluso en días. Y además, Arabia Saudí ya tenía 2 millones de barriles al día de exceso de capacidad que puede utilizar, además de los barriles en almacén.» Pero a pesar de una pronta recuperación de la producción petrolera en el reino de los Al Saud, se teme en círculos de poder e inteligencia militar que Irán pueda repetir un ataque de este tipo. El presidente Trump y su equipo, dirigido por Mike Pompeo en Relaciones Exteriores, tratan de monitorear día y noche el ondulante comportamiento político y militar de la «acalorada» región árabe. En este sentido, Daniel Lacalle reflexiona: «Claramente estamos viviendo un empeoramiento de la tensión entre Arabia Saudí e Irán, y Estados Unidos puede generar un efecto pacificador, porque Irán no se puede permitir que el conflicto escale, ya que vive una crisis económica importante. De momento, la curva de petróleo no descuenta un empeoramiento de la situación y los productores globales responden poniendo barriles excedentarios en el mercado. No olvidemos que los países de la Opep mantienen un recorte de 1,7 millones de barriles al día que pueden usar.»

Donald Trump no quiere realizar aún una incursión militar contra Irán, a pesar de lo «osado» del ataque con drones aquel día sábado. Trump sancionó a Irán por medios financieros, atacando con «drones bancarios» al Banco Nacional de Irán. Con relación a este punto, en medio del análisis surge la pregunta: ¿Esto impedirá nuevas acciones militares de Irán contra Arabia Saudita y sus intereses petroleros en la región y el mundo? Daniel Lacalle considerá que «es complicado de predecir. Irán niega que fuera responsable de los ataques. Son ataques que requieren poco dinero para financiarlos, y la Unión Europea no mantiene sanciones hacia Irán. En cualquier caso creo que la capacidad de replicar un ataque como este es limitada.» El príncipe heredero, Mohamed Bin Salmán bin Abdulaziz Al Saud, dentro de sus planes de expansión y querer dar una cara positiva e invitar al mundo a conocer y por ende invertir en Arabia Saudita, ha concebido un programa para ofrecer una oferta pública de acciones de la empresa nacional de petróleo, Saudi Aramco.

La oferta se ha postergado en varias ocasiones, esperando el momento idóneo para realizarla. Con relación a este punto, el profesor Felizzola en Caracas nos explica: «En este momento no creo que sea conveniente. Una IPO solo debe ocurrir cuando el mercado está muy seguro de la inversión, porque si no, pierdes dinero. En este momento la confianza en la situación en el medio Oriente es tensa y con la posible guerra comercial entre EE. UU. y China se pone más complicada aún. De hecho, los saudies habían retrasado la emisión justamente en espera del momento perfecto, por lo que no tiene sentido económico emitirla tan pronto y menos a pocos días del atentado con drones que se le atribuye a Irán, su adversario en la región.

Desde el punto de vista político parece que están buscando una forma de brindar calma al mercado, pero en lo personal creo que hacen más daño que bien. Veamos qué nos dirá el tiempo, pero hay que ser cautelosos, ya que en el mercado petrolero se pagan muy caro los apuros. Es una industria muy conservadora y muy bien documentada, por lo que me extraña esa emisión tan pronto y en esta coyuntura, y más aún porque no habían dado una fecha cercana de la emisión antes del incidente del ataque en los complejos petroleros en Arabia Saudita.» Por lo que podemos intuir, están por llegar muchos más episodios de este relato llamado «Arabia Saudita versus Irán en el mundo árabe».

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado