Apuntes sobre 10.100 millones de dólares venezolanos en la banca suiza

713

LOS PITAZOS DEL DIRECTOR


Por: César Batiz

En un país con 8.500.000 habitantes y aproximadamente 320 bancos (un banco para cada 27.000 personas), los corruptos venezolanos drenaron nuestra riqueza, esa que hoy nos hace falta para tener medicinas en los hospitales, maestros mejor pagados, servicios públicos eficientes y una industria petrolera que nos garantice gasolina y gas directo a los hogares y no bombonas que al explotar demuestran, lamentablemente, que la corrupción mata.

Esa nación sin salida al mar, pero uno de los principales centros financieros de Europa, es Suiza, donde el sábado el medio Le Matin Dimanche publicó un reportaje que revela que la Fiscalía de ese país identificó 10.100 millones de dólares provenientes de fondos públicos venezolanos, depositados en una treintena de entidades bancarias.

Esta investigación tiene una larga cola, cruces de variables y nombres repetidos en más de una historia de expolio a la nación. Por eso, estos apuntes para recordar el origen de esa acumulación de riqueza mal habida en la banca suiza.

LEE TAMBIÉN

Investigación revela que con fondos venezolanos en bancos suizos se realizaron compras millonarias

Comencemos con los eventos posteriores al paro petrolero de noviembre de 2002 a febrero de 2003. Chávez implantó medidas para restringir el mercado cambiario. Nació Cadivi y con ello la oportunidad para que empresarios, a favor y en contra del chavismo, funcionarios de diferentes instancias de gobierno, de instituciones públicas y militares, acumularan riqueza con el depósito de dólares comprados a precio oficial en cuentas internacionales. Según la organización Marea Roja, constituida por exministros y exseguidores del chavismo, unos 300.000 millones de dólares se fugaron por esa vía entre 2003 y 2013. 

Entre 2010 y 2014, se suscribieron contratos de préstamos con intereses entre empresas privadas registradas en Venezuela y en otros países del mundo y Pdvsa. Las compañías daban en empréstito bolívares y recibían el pago en dólares o euros, en especial en cuentas en bancos suizos. 

Primero, Atlantic y Violet, de los hermanos Luis e Ignacio Oberto; y luego Rantor y Eaton, de Raúl Gorrín, dueño de Globovision; Francisco Convit, directivo fundador de la contratista Derwick; y otros, en una segunda fase, fueron las firmas que se convirtieron en acreedores de la estatal petrolera venezolana.

Investigaciones abiertas en Florida por la Fiscalía de EE. UU. señalan a los Oberto de apoderarse de 4.500 millones de dólares. En el caso de Gorrín y compañía, de acuerdo con la autoridad estadounidense, fueron cerca de 1.200 millones de dólares los estafados a Pdvsa. 

En Venezuela, la Fiscalía General de la República investigó una denuncia en contra de Gorrín, su socio Gustavo Perdomo y el exvicepresidente de Finanzas de Pdvsa, Víctor Aular. El representante del Ministerio Público, Farid Morán, solicitó el sobreseimiento, el cual fue admitido en septiembre de 2020. La petición de la Fiscalía se apoyó en consultas realizadas en febrero de 2012 a Tamara Adrián, (diputada opositora desde 2015); y al bufete Hogan Lovells, en agosto de 2013

En aquella oportunidad se pidió la opinión de estos profesionales del derecho para revisar la legalidad de la operación realizada por los Oberto, pero ese análisis jurídico ayudó en 2020 a Gorrín y otros al menos en Venezuela, pese a que entre los Oberto y el dueño de Globovisión existe rivalidad empresarial. Lo que nadie revisó fue si esas operaciones fueron autorizadas por la Contraloría y la Procuraduría General de la República.


En Venezuela, la Fiscalía General de la República investigó una denuncia en contra de Gorrín, su socio Gustavo Perdomo y el exvicepresidente de Finanzas de Pdvsa, Víctor Aular. El representante del Ministerio Público, Farid Morán, solicitó el sobreseimiento, el cual fue admitido en septiembre de 2020

César Batiz

Estos apuntes quedarían incompletos si no hacemos referencia a dos revelaciones y damos pinceladas por algunos otros casos relacionados con la banca suiza. 

En 2016, el entonces fiscal de EE. UU. en el Sur de Nueva York, Preet Bharara, solicitó a la banca suiza informar acerca de cuentas de los relacionados con la empresa Derwick. La Fiscalía de esa nación adelantó que se encontraba relación con hasta 19 entidades financieras. 

Tres años después, El Pitazo, Runrunes, Armando Info y El Confidencial de España revelaron en una serie de reportajes presentados como la Conexión Suiza, que mostraron que en el banco CBH de Suiza, un grupo de venezolanos, entre ellos el presidente de Derwick, Alejandro Betancourt; el exviceministro de Energía, Nervis Villalobos; el exdirector de la Disip, Carlos Aguilera Borjas; y el financiero venezolano Danilo Díazgranados, depositaron millonarias sumas de dinero.

Nombres como el del expresidente de Pdvsa y exministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez; el del exvicepresidente de Asuntos Legales de Corpoelec, Luis Carlos De León; y del exterosorero Alejandro Andrade, (los dos últimos enjuiciados en EE. UU. por lavado), también figuran entre los clientes de bancos suizos.

Con estos apuntes queda claro que los 10.100 millones de dólares reportados por la investigación presentada por Le Matin Dimanche, no son una exageración. Tal vez sea una cifra que se queda corta, mientras los venezolanos padecemos la carencia de un país empobrecido por la corrupción.


CÉSAR BATIZ | @CBatiz

Periodista egresado de la Universidad del Zulia, especializado en Periodismo de Investigación. Director de El Pitazo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.