26.1 C
Caracas
lunes, 23 noviembre, 2020

Alfredo Morales y los valores de El Pitazo

-

LOS PITAZOS DEL DIRECTOR


Por: César Batiz

«Porque ésa es la única vida real para mí:
vivir en el pensamiento de otro. Si no, estoy muerta en vida»
Milan Kundera, La Inmortalidad

En julio del año pasado en Higuerote, realizamos el X Encuentro de Periodistas de El Pitazo. En esa ocasión, en el primer día de la actividad, Alfredo Morales, corresponsal en Aragua, se levantó y dio gracias a El Pitazo porque lo salvó de migrar, de irse del país, pues encontró en este medio la oportunidad de hacer un periodismo para contar historias y ser útil a la gente.

Hoy, Alfredo Morales ya no está con nosotros. El COVID-19 se alojó en sus pulmones y no dejó que volvieran a funcionar correctamente. Cerca de las 11 de la noche del 1° de noviembre se apagaron todos sus signos vitales. El colega y amigo era rápido al escribir. Podía enviar hasta cinco notas por día. Con la misma velocidad se despidió, sin atender la última pauta que le di: luchar por su vida para seguir contando historias. Teníamos planes.

Alfredo ingresó a El Pitazo en septiembre de 2018. Lo contratamos para cubrir la vacante que dejó Gabriela Aguilar, quien como muchos venezolanos, decidió migrar. Recuerdo que en las primeras interacciones con él noté sus dudas y angustias. Venía de hacer televisión y radio en empresas de comunicación regionales. Incluso, mantenía un programa de televisión en un medio vinculado con el oficialismo, situación que lo llevó a dudar acerca de si era la persona indicada para trabajar en El Pitazo. 

- Advertisement -

De esos primeros intercambios de correo, rescato este mensaje que le envié días antes de comenzar en El Pitazo: “Hola Alfredo. Te propongo que vayamos probando. Tengamos este mes de septiembre de pruebas y evaluamos tu ingreso permanente al equipo. Mañana te paso unas indicaciones para que entiendas nuestra dinámica”. Su respuesta fue entusiasta: “Me parece muy bien. Espero tus indicaciones”. 

Durante estos dos años las indicaciones se hicieron y él se adaptó a la nueva dinámica y a los valores de El Pitazo: Libertad Informativa, Ética, Trabajo en Equipo, Constancia, Independencia Editorial, Veracidad, Compromiso Democrático y Ciudadano, Responsabilidad Social, Innovación y Excelencia. 

Todo esto se pudiera resumir en que juntos hacemos periodismo con pasión, para llegar a las audiencias y con la ayuda de ellas contar las historias de forma creativa, con ética y alta calidad, con la certeza de que luchamos por la reconstrucción de la democracia venezolana pese a todos los obstáculos que enfrentamos y resistimos.

Al revisar el archivo de El Pitazo encontraremos las evidencias de que Alfredo elevó como un estandarte los valores de este medio. Trabajó en equipo con sus compañeras y compañeros de la Subregión Centro, liderados por Rosanna Batistelli. Se dejó guiar por una periodista mucho más joven que él, Grisha Vera, coordinadora de Investigación, para involucrarse sin aprehensión en reportajes que buscaron a descubrir lo que otros ocultaban. Hizo periodismo para y con la gente, como quedó en evidencia en su cobertura sobre las inundaciones provocadas por el Río Limón. Participó con entusiasmo en el Diplomado de Nuevas Narrativas Multimedias, organizado por Historias que Laten, bajo la batuta de Liza López.  

Tras este recuento destaco que pese a su experiencia en diferentes televisoras, radios y periódicos, llegó a El Pitazo con el deseo de aprender y sin vicios del periodismo. Vino a quedarse, así ya no esté con nosotros.

Tras leer estas líneas, las cuales se salen del habitual artículo de opinión que escribo los domingos, seguro entenderán mejor porqué Alfredo Morales decía que El Pitazo lo salvó. Yo ahora lo entiendo mejor. Quedarnos con esa certeza, ya es un premio tan importante como los Gabo o el Ortega y Gasset. Siendo útil para otros, fuimos útiles para uno de los nuestros.

Por eso, Alfredo Morales estará en nuestros pensamientos. Lo recordaremos cuando tengamos nuestro XI Encuentro de Periodistas de El Pitazo, esta vez virtual, que sería esta semana, pero que hemos postergado para calmar el dolor por su muerte. Esta madrugada hablé con su madre. Alfredo era su hijo menor. Ella me pidió que lo tuviéramos siempre presente. Así será, pues representa la fragua de los valores de El Pitazo. Seguirá en nuestros pensamientos porque, en palabras del escritor checo Milan Kundera, en La Inmortalidad, estar en el pensamiento de otros es la única vida real. Si no, estaremos muertos en vida.

´


CÉSAR BATIZ | @CBatiz

Periodista egresado de la Universidad del Zulia, especializado en Periodismo de Investigación. Director de El Pitazo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado