A propósito del amor romántico

256

Por Karina Monsalve

En esta semana dedicada al amor todos, de manera inconsciente o no, nos vemos arropados por ese deseo social y comercial de expresar nuestros sentimientos hacia la persona elegida. Hablar del amor o conceptualizarlo no es una tarea sencilla. Es un término bastante abstracto, evasivo y lleno de muchos sentidos que, sin embargo, todos conocemos porque es un sentimiento universal.

Desde el punto de vista científico, la atracción entre dos personas se relaciona con diferentes sustancias químicas en el cerebro, las cuales producen sensaciones de pasión romántica, relacionándose a otros sistemas fisiológicos y circuitos cerebrales que llevan a complejas reacciones en cadena. La experiencia de amar incluye muchas sensaciones tales como: la euforia, la ilusión, los cambios de humor, la pérdida del apetito, una energía excesiva, motivación intensa, atención concentrada, idealización de la pareja, percepción de esta con un significado especial, pensamientos intrusivos, cambio de prioridades, dependencia emocional, etc. 

Ahora bien, en una época tan convulsionada como la actual, donde hay muchos factores que intervienen en la escogencia de una pareja, o en la creación de un vínculo afectivo, el establecimiento de relaciones de pareja sanas y duraderas es un reto de importancia. Hoy en día se buscan parejas en aplicaciones de citas, para apresurar el encuentro y no dejarle nada al azar o al destino. La construcción del vínculo es más inmediatista y quizás, por ello, más superficial y a la larga menos exitosa. Pero más allá de las particularidades de esta época, mantener una relación romántica de largo plazo requiere un esfuerzo considerable en cualquier sociedad. 

Pese a la cantidad enorme de bibliografía y de trabajos de investigación en el área, aún no se comprende bien cómo evolucionan las relaciones felices y estables. Para el psicólogo Robert J. Sternberg el amor romántico incluye una compleja combinación de tres elementos: intimidad, compromiso y pasión. Intimidad se refiere a los sentimientos de cercanía y complicidad que experimentan las parejas. Compromiso es el deseo de mantener una relación de largo plazo en un contexto de seguridad y estabilidad; y la pasión es la atracción física y sexual. Pero según la evidencia en el tiempo se pierde la pasión y la intimidad, entonces, nos preguntamos si es posible que la decisión de compartir a largo plazo sea un hecho más racional que pasional.

Malestar social

Este hecho más racional de satisfacción en la pareja puede verse influenciado por factores como: estabilidad emocional, duración, la comunicación, los antecedentes parentales, la congruencia, la orientación religiosa, el ideal de personalidad de la pareja, el sentido del humor, la capacidad para llegar a consensos y negociar y la presencia de hijos en algunos casos. En este sentido, entendemos que existirán otros aspectos subjetivos y sociales, ajenos a lo neurobiológico, que se impliquen en la relación; pero, no solo en este momento sino a lo largo de la misma.

Aferrarse a uniones de parejas disfuncionales con la expectativa o ilusión de que en algún momento se producirá un cambio, es muy perjudicial para la salud mental de quien lo vive. Aferrarse a alguien por miedo a la soledad, por temor a perder aquello que parece mantener el hilo conductor de la vida, es un gasto de energía inútil. Este hecho podría ser señal de una baja autoestima, de dependencia y de factores emocionales que se deben trabajar desde lo personal e individual, para poner límites y comprender que la felicidad no depende de otros sino de uno mismo.


KARINA MONSALVE | TW @karinakarinammq IG @psic.ka.monsalve

Psicóloga clínica del Centro Médico Docente La Trinidad.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Escriba al correo [email protected] para algún comentario sobre nuestras publicaciones.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.