¿A dónde va Maduro con las últimas movidas en contra de Guaidó y diputados?

553
Maduro es el primero en la lista de buscados que presentó EE.UU este 26 de marzo | Foto: Archivo-El Pitazo

El 16 de septiembre de este año anunciamos en un artículo titulado Cinco pasos de la estrategia de partidos minoritarios para presidir la Asamblea Nacional, que del lado del oficialismo y de los partidos minoritarios que negocian con el gobierno de Nicolás Maduro intentarían impedir que Juan Guaidó repita en la presidencia de la Asamblea Nacional a partir del 5 de enero y, en su lugar, llevar al máximo cargo del Poder Legislativo a un siempre ambicioso de poder, Timoteo Zambrano.

Tal acción formaría parte de una estrategia aún más larga, que procura llegar a una elección parlamentaria en 2020, con un barniz de legalidad, pero confeccionada para lograr la abstención de los sectores opositores y, con ello, garantizar el triunfo del oficialismo en ese proceso electoral, para luego, con ese resultado, pedir el reconocimiento internacional para Nicolás Maduro y su gestión.

Después de negociar el levantamiento de las sanciones y, entonces, poder acceder a créditos internacionales, compra de bienes e insumos y atraer la inversión internacional para tratar de frenar la hiperinflación, el deterioro del país y, con ella, las pequeñas protestas sociales que ocurren a diario en el país. En los primeros 10 meses de este año sucedieron 14.330 manifestaciones, según el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social.

Los últimos acontecimientos indican que esta parece la ruta, pero las últimas movidas del oficialismo desviarían el camino. Las razones podemos enumerarlas.

LEE TAMBIÉN

Alí Daniels: caso de Gilber Caro demuestra lo que significan los derechos humanos para Maduro

Sembrar dudas acerca de la posibilidad de que Guaidó repita en la presidencia de la Asamblea Nacional. Lo vimos en redes sociales. Sectores de oposición siguieron la comparsa que desde los mecanismos de manipulación de la opinión pública proyectó el oficialismo. Tras esto podía esperarse que reinara la confusión entre los cuadros opositores y surgieran nuevos nombres de candidatos a presidir el parlamento. La respuesta de los diputados de la oposición fue la de garantizar los votos para Guaidó.

El maletín azul o la Operación Alacrán. Ese 16 de septiembre escribimos que: “Para lograr la presidencia, Zambrano, por ejemplo, necesita que a los 55 diputados del oficialismo se sumen los seis de su partido, los dos de Avanzada Progresista y dos independientes que no se han manifestado a favor de Guaidó. Así serían 64, por lo que faltarían 20 para lograr los 84 que son necesarios con la finalidad de alcanzar el quorum en el parlamento… ¿Cómo lograrán el quorum? Manejan diversas opciones, como las amenazas de prisión contra algunos diputados, quienes no tendrían necesidad de manifestar un salto de talanquera. Solo con ir a la Asamblea Nacional y ayudar a completar los 20 que faltan le harían la jugada a Maduro, pues con el quorum de 84, se necesitarían 43 parlamentarios para tener la mayoría que hace falta para nombrar a la nueva presidencia de la AN”.

Eso que escribimos en septiembre era la información con la que contábamos en ese momento, pues ya se sabía de los planes del oficialismo para comprar diputados de oposición.

No obstante, las denuncias de, entre otros, el diputado José Guerra, y las investigaciones internas que se iniciaron, como por ejemplo, con las preguntas hechas al parlamentario Conrado Pérez, incluso antes de que fuera publicado el reportaje de Armando.Info, acerca de si era de los que se preparaban a saltar la talanquera, lograron desarticular la Operación Alacrán.

LEE TAMBIÉN

Perfil | Quiénes son los cuatro diputados que les allanaron su inmunidad parlamentaria

La opción que ha aplicado en los últimos días el oficialismo es la persecución judicial de los diputados opositores, incluso de los suplentes, con el propósito de restar ese voto. Para que esta acción desesperada tenga un resultado concreto, es decir, impida la reelección de Guaidó, debe el oficialismo incrementar la persecución y combinar con otras acciones, como el maletinazo u Operación Alacrán.

Ahora, ¿a dónde va Maduro con las últimas movidas? Si partimos del hecho de que el oficialismo requiere darse un baño de barniz de legalidad a través de una elección parlamentaria con ciertas garantías electorales, comenzar la construcción de ese camino a través de un parlamento donde la oposición es perseguida judicialmente o que exista la compra de diputados, entonces lejos estará de lograr el objetivo de largo aliento.

Por esa vía, solo podemos esperar que sea el Tribunal Supremo de Justicia que seleccione a las autoridades del CNE. Esos rectores decidirán una elección sin las debidas garantías, lo que provocará división en la oposición y abstención entre los votantes opositores. Pero esa situación nada resolverá el conflicto político y social venezolano. Eso es peligroso para la oposición y también para el oficialismo. Ninguno de los dos grupos domina al otro.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.