Zulia | Una mujer, tercer caso de mordedura de serpiente en Tukuko

Fray Nelson Sandoval, párroco de la comunidad indígena, dijo que una mapanare mordió a una mujer de 42 años

125
Nohemí Pishi, de 42 años, de la comunidad de Shukumu, en la Sierra de Perija, es la tercera víctima de picadura de serpiente en lo que va del mes de mayo | Foto: cortesía.

Sierra de Perijá.- El párroco de la comunidad yukpa, fray Nelson Sandoval, informó el viernes 22 de mayo sobre el tercer caso este mes de mordedura de serpiente en la cuenca de Tukuko en la Sierra de Perijá.

LEE TAMBIÉN

Yegua aparece descuartizada en campus de la UCV en #Maracay

“Se trata de Nohemí Pishi, de 42 años, de la comunidad de Shukumu. La mujer fue trasladada al Hospital Chiquinquirá en la ciudad de Maracaibo, porque ni en el centro de salud de Tukuko ni en el Hospital de Nuestra Señora del Carmen, en Machiques, hay suero antiofídico”.

El fraile señaló que es el tercer caso que se registra en el centro piloto El Tukuko en lo va del mes de mayo. “El primer caso fue el del niño Jesús Ashi Pico, de la comunidad de Santa Catalina, quien lamentablemente murió el pasado 4 de mayo. El niño falleció por múltiples factores: en primer lugar, por vivir en el monte; en segundo lugar, por no haber gasolina en su comunidad, que no es el problema principal, pero obviamente influyó y, por supuesto, la falta del suero en el ambulatorio y en Machiques”.

LEE TAMBIÉN

Brasil se convierte en el segundo país del mundo con más casos de COVID-19

El segundo caso fue otro niño de la comunidad de Arabo de esta misma cuenca. Ese caso se registró el mismo 4 de mayo. Afortunadamente se pudo sacar al niño de la zona; fue atendido y trasladado al Hospital Chiquinquirá. Este menor ya está de alta.

Los habitantes de El Tukuko, en la Sierra de Perijá, aseguran que desde un poco antes del 2019 no tienen el antídoto en los ambulatorios y centros de salud de la zona.

“Las autoridades no han dado ninguna respuesta a esta situación. Ellos no van a preocuparse por conseguir suero para las comunidades indígenas. Son tres casos en una misma cuenca; te podrás imaginar, sumando todos los casos de las diferentes zonas de la Sierra de Perijá” comentó Sandoval.

Sobre el tratamiento contra la mordedura de serpiente, el párroco destacó que el tratamiento es muy costoso. “El kit tiene un costo de 65 dólares actualmente. Si el Estado no garantiza el suero antiofídico, que es su obligación, nos vamos a morir todos picados de culebra en la Sierra de Perijá. ¿Quién puede comprar un kit de suero en 65 dólares? Adquirir el antídoto es imposible e inaccesible. Que Dios nos agarre confesados o nos mire con misericordia”.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO