24.7 C
Caracas
miércoles, 27 enero, 2021

Zulia | Por primera vez en 200 años no bailan a San Benito

En las 21 comunidades que tributan la devoción a San Benito en el Sur del Lago, en el estado Zulia, las imágenes permanecen este domingo 27 diciembre dentro de los templos, debido a las restricciones por el COVID-19. Algunos vasallos del municipio Sucre sonarán sus baterías de tambores

-

San Carlos de Zulia.– Por primera vez en al menos 200 años de tradición, las cofradías que veneran a San Benito de Palermo en el estado Zulia no sonarán los chimbángueles ni declamarán letanías en tributo al onomástico que se conmemora cada 27 de diciembre en el occidente venezolano, debido a la pandemia por el coronavirus, que obliga a los templos a permanecer cerrados.

Este domingo 27 de diciembre, y por vía telefónica, Marcial Briceño, director de la Fundación Vasallos del Sur del Lago (Fundavasallos), precisa que junto a la Iglesia Católica acordaron acatar las disposiciones sanitarias emitidas por las autoridades. Los lugareños del municipio Sucre están llamados a quedarse en sus casas y no habrá eucaristías o encuentros en las calles.

LEE TAMBIÉN

Chocho ‘e vaca: dulce tradicional navideño del Sur del Lago

La Diócesis El Vigía-San Carlos de Zulia, por medio de un decreto firmado por el obispo Juan de Dios Peña, prohibió la concentración para exaltar tradicionalmente a San Benito de Palermo en la subregión zuliana, incluido Palmarito, que pertenece a la jurisdicción merideña del municipio Tulio Febres Cordero.

El santo no sale del templo

A su vez, en Cabimas, en la Costa Oriental del Lago, la tradición de hacer una multitudinaria concentración con procesión quedó sin efecto. «En unos 200 años, desde que se conoce la llegada de la imagen más antigua en Gibraltar, esta es la primera ocasión en que no haremos nada y reconocemos el riesgo que ello acarrea. Al menos, el santo no sale del templo», dice Briceño.

Afirma estar preocupado, porque un tratamiento para el COVID-19 puede costar hasta 1.200 dólares americanos. El líder de los chimbangueleros apunta que algunos vasallos se mostraron reacios ante la decisión e incluso algunos desafían las restricciones.

LEE TAMBIÉN

Cómo preparar en casa el tradicional Ponche Crema para esta Navidad

- Advertisement -

En las últimas cinco fiestas, entre ellas los toques de obligación, o en la purísima, los chimbangueleros sacaron sus baterías de tambores para hacerlos resonar. «Para los lugareños será inevitable sonar los siete golpes tributarios en las calles de Santa María, San Antonio, San José, Bobures y varias comunidades cercanas a Caja Seca».

De hecho, según Marcial, en los tres pueblos santos, así como en Palo de Flores, El Batey y Guayana, han consumado toques sin la presencia del santo negro vestido de azul en devoción a Ajé, dios de las aguas, según la tradición africana dahomeyana.

Intercesión divina para erradicar el COVID-19

Cada 27 de diciembre el santo es “bailado” en un recorrido por las calles de 21 pueblos, tras consumarse la eucaristía eclesiástica. Los atavíos de la feligresía son predominantemente de color azul rey.

«El pueblo sale junto a su patrono, con banderas blancas y azules e instrumentos de viento y percusión. Se tocan los ocho tambores: el largo, las requintas y el respondón. También hay letanías que son transmitidas de generación en generación por medio de la oralidad; se aclama al santo por amor y en pago a sus promesas», recuerda Briceño.

También le agradecen por la vida y los frutos cosechados. Este año en particular, las organizaciones con ancestralidad pedirán fervientemente la intercesión divina para erradicar el virus letal que limitó una tradición ancestral del pueblo afrocatólico descendiente de esclavos, cuyos antepasados adoraron a dioses en el África.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado