Zulia | Mujer Añú pide alimentos para sus 11 hijos en Guajira

Lucinda Báez es una mujer Añú de 37 años, tiene once hijos. Reside en la comunidad de El Barro, en la Laguna de Sinamaica. Su situación económica es crítica: se dedica a cortar enea y sus ingresos solo le alcanzan para comprar yuca, arroz y cúbito

226
Cientos de familias indígenas del municipio Guajira sufren por la falta de alimentos en sus hogares en medio de la pandemia del Coronavirus. Video: cortesía de Radio Fe y Alegría Noticias

El problema alimentario azota a los hogares del municipio Guajira, en el estado Zulia. Esta vez contamos la historia de Lucinda Báez, una mujer Añú de 37 años, que tiene once hijos y vive en un palafito que se está cayendo. Se dedica a cortar enea. Los ingresos por su trabajo solo le alcanzan para comprar dos kilos de yuca, arroz y un cúbito. En su dieta nunca hay proteínas.

Lucinda cuenta que reside en la comunidad El Barro, en la Laguna de Sinamaica, un poblado indígena que no tiene ningún servicio básico. No hay agua potable, ni gas doméstico y desde hace un año, debido a la falta de combustible para los botes, reman para poder movilizarse. Las bolsas de Mercal que llegan cada dos meses solo le alcanzan para dos días.

LEE TAMBIÉN

Zulia | Estos son los nombres de quienes aspiran ser alcalde de Guajira

Báez relata que tiene un niño de dos años que necesita tomar leche y comer proteínas porque tiene bajo peso. También una niña con síndrome de Down. La mujer pide ayuda, principalmente alimentos. «Yo quiero que me ayuden con el niño porque hay días que no tengo para darle ni siquiera un pan y se pone a llorar. Me dedico a cortar enea, pero lo que hago solo me alcanza para un kilo de arroz, yuca y cúbito», relató.    

Lucinda Báez siente temor ante la llegada de la temporada de lluvias en la localidad, porque su palafito se está cayendo. Asegura que no tiene ayuda de los entes gubernamentales.

LEE TAMBIÉN

Gobernador de Zulia: en una semana 15.778 personas recibieron vacuna contra el COVID-19

En la comunidad de El Barro, ubicada en la Laguna de Sinamaica, residen unas 90 familias que todos los días reman hasta llegar a Puerto Cuervito y luego caminan seis kilómetros hasta el poblado de Sinamaica en busca de alimentos.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.