19.7 C
Caracas
domingo, 16 junio, 2024

Zulia| La sed y el hambre se adueñan de los hogares en la Guajira

Unas 10.000 familias de las parroquias Guajira y Alta Guajira sufren por la sequía y la hambruna. La situación del agua se agudiza cada día, los jagüeyes se secaron por falta de lluvias, mientras que el plato de comida se reduce por la crisis económica que atraviesan los pueblos indígenas Añú y Wayuu

-

En las comunidades indígenas del municipio Guajira, en el estado Zulia, cientos de familias padecen una vida precaria por la falta de agua potable y alimentos. Las familias de la Alta Guajira consumen agua de los jagüeyes, pero estos se secaron por la sequía, situación que obliga a los padres a comprar una pipa de agua en 5.000 pesos colombianos, que significan al cambio 5.000.000 de bolívares.

Durante el fin de semana, la alcaldesa de la localidad, Indira Fernández, informó que el agua por tubería llegó a algunas comunidades de la parroquia Guajira tras cuatro años.

LEE TAMBIÉN

Omar Prieto confirma presencia de variante andina de COVID-19 en Zulia

El problema alimentario sigue azotando a los hogares de la Guajira venezolana. Esther González contó que desde hace un año solo les da a sus hijos un plato de comida diario porque la crisis económica afecta su hogar.

“Las bolsas de mercal que nos venden cada dos meses solo nos alcanzan para tres días porque tengo seis niños y el tema de agua es crítico, porque nosotros consumimos agua de los jagüeyes, pero como tenemos más de seis meses que no llueve se secaron y ahora nos toca comprar el agua en pesos”, denunció González.

LEE TAMBIÉN

Estos son los puntos de vacunación anti-COVID-19 anunciados en Zulia

Según el gobierno nacional, las bolsas de Mercal llegan cada quince días a las comunidades más vulnerables y a un precio subsidiado, pero la realidad es otra en la Guajira venezolana. Este beneficio llega cada dos meses y es vendido en moneda extranjera; en la última venta, una bolsa que traía cuatro de arroz, una de azúcar, medio kilo de pasta, tres harinas y una lenteja costó 13.000 pesos, equivalentes a 13.000.000 bolívares en efectivo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a