28 C
Caracas
domingo, 18 abril, 2021

Zulia | Hospital Universitario de Maracaibo se queda sin ascensores

Pacientes COVID-19 y renales deben subir y bajar escaleras para practicarse exámenes o cumplir con sus diálisis, según aseguran fuentes médicas y enfermos afectados

-

Maracaibo.- El Hospital Universitario de Maracaibo está sin ascensores y todos de los pacientes deben movilizarse por las escaleras del centro de salud, incluso los que están hospitalizados por COVID-19, informaron fuentes médicas y pacientes afectados.

El centro de salud tiene seis elevadores, de los cuales sólo funcionaba uno en el área de Pediatría que subía hasta el sexto piso, pero se dañó el jueves 25 de febrero. Los pacientes más afectados son los recluidos por coronavirus y los renales.

- Advertisement -

Los enfermos COVID-19 están hospitalizados en los pisos 4, 5, 6, 7 y 8 y deben bajar hasta el área de Emergencia en planta baja para que les hagan las placas de tórax, dijo un trabajador del centro de salud cuyo nombre se reserva por seguridad.

“Hay familiares de pacientes COVID-19 que piden apoyo o pagan a otros para que los ayude a subir o bajar cargados a los enfermos”, aseguró el empleado.

Los pacientes renales también están afectados. Dioner Bravo, paciente renal, tardó este miércoles 3 de marzo una hora en subir nueve pisos, 18 tramos de escaleras, para poder llegar a la Unidad de Hemodiálisis.

Bravo tiene 30 años y desde hace 14 años se dializa tres veces a la semana para eliminar las toxinas de su cuerpo y evitar la muerte. Es uno de los 60 pacientes renales que están afectados.

“Los dializados tienen muchos problemas para llegar al noveno piso, porque su condición de salud es delicada. Mi hijo Dioner no puede caminar mucho porque tiene problemas en el corazón y cuando no consigo ayuda para cargarlo con la silla de rueda tenemos que subir poco a poco e ir descansando. Hoy nos tardamos una hora”, contó Rita Lameda, madre de Dioner.

Los dos ascensores principales del Universitario, que llegaban al noveno piso, no funcionan desde el 24 de octubre de 2019, cuando sufrió un desperfecto en el momento en que salía una paciente en una camilla y ésta quedó aprisionada entre el aparato y el techo de uno de los pisos, lo que le ocasionó la muerte. Mervin Urbina, entonces director del HUM, informó que el descontrol del elavador fue producto de una fluctuación eléctrica.

Los pacientes renales y sus familiares se reunieron el lunes 1 de marzo con la doctora Alfonsina Romero, directora del Universitario, quien les prometió que pondría en funcionamiento en los próximos días el ascensor que llega hasta el sexto piso.

 “Muchos no queremos usar ese ascensor hasta el sexto piso porque es el único que servía en el hospital y es donde trasladan a los pacientes con COVID-19, y nos ponemos en riesgo”, dijo José Tello, paciente renal afectado.

Tello dijo que tiene compañeros que deben esperar hasta tres horas en el piso nueve después de dializarse para ubicar a otras personas que les ayude a bajarlos por las escaleras en sus sillas de rueda. “Nosotros no estamos en condiciones para subir o bajar los nueve pisos. Eso pone en riesgo nuestras vidas”, dijo.

Los familiares y pacientes también se queja de la falta de aires acondicionados en la Unidad de Diálisis y el poco aseo. “Estamos invadido de ratas. Nosotros exigimos una mejor y constante limpieza. Aunque no suben pacientes con coronavirus, requerimos el aseo y la desinfección de las escaleras porque ahorita todos los pacientes las usan y se puede propagar el virus”, agregó Lameda, quien agregó que gestionan la logística para ir hasta el Ministerio de Salud en Caracas a llevar la denuncia.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado