Zulia | Habitantes de comunidad rural en Baralt caminan nueve kilómetros para comprar alimentos

Al menos 50 familias del caserío Sabana Perdida, en la parroquia Manuel Guanipa de Baralt, deben caminar para llegar a una vía principal en la carretera Lara-Zulia o San Pedro-Lagunillas a buscar alimentos, asistir al médico y comunicarse con sus familias por las fallas de luz, conexión y transporte

126
Vecinos reclaman por el deterioro de la vía en el caserío La Tigra. | Foto: cortesía vecinos

Mene Grande.– Al menos 50 familias del caserío Sabana Perdida del municipio Baralt, en el estado Zulia, caminan nueve kilómetros para poder comprar comida y recibir atención médica debido a la falta de transporte público, electricidad y conexión en la zona rural, denunciaron vecinos a El Pitazo este 20 de julio.

Ángel Reyes tiene 8 años viviendo en Sabana Perdida, una comunidad ubicada en la parroquia Manuel Guanipa Matos y tarda casi tres horas hasta llegar a una vía principal. Las personas que van a comprar alimentos, comunicarse con sus familiares, recibir asistencia médica e ir al banco deben caminar 9 kilómetros para llegar a la carretera Lara-Zulia o la San Pedro-Lagunillas, vías principales de la zona.

“La vía principal no tiene asfalto y no hay transporte público. Tenemos que caminar hasta las salidas principales por cerca de nueve kilómetros y nos tardamos hasta tres horas. Eso es una tortura, desespera la situación y muchos se han ido”, precisó el obrero de una finca a El Pitazo.

Para llegar hasta la capital de Baralt, Mene Grande, o hasta los municipios Lagunillas, Cabimas y Valmore Rodríguez, ubicados en la Costa Oriental del Lago, después de llegar a la vía principal deben pedir cola a los conductores de la carretera.

LEE TAMBIÉN

Zulia | Omar Prieto anuncia vacunación contra COVID-19 en Baralt y Valmore Rodríguez

“Por la inseguridad la gente no quiere dar cola y en esa vía no pasa transporte público en las tardes. Todos los que vivimos aquí debemos organizarnos para hacer nuestras diligencias porque tardamos horas en regresar”, cuenta.

El alcalde de Baralt en ese momento, Jarvis Rondón, dispuso una ruta hasta la zona rural para los caseríos Sabana Perdida y Piedras Negras en el año 2013 y después dejó de funcionar.

La falta de gasolina, condiciones viales e inseguridad han ido afectando la movilización, algunos dueños de finca nos traían y llevaban, pero el hampa acabó con algunos durante robos en sus haciendas, otros las vendieron por las extorsiones y así fuimos perdiendo esa opción, aunque durábamos horas esperando que alguno pasará era un medio seguro para salir”, afirma Rafael Briceño.

Los vecinos se organizan para comprar gasolina y llegar a supermercados cercanos. “Entre las familias pagamos gasolina en el mercado negro y un grupo se moviliza a comprar comida para los que vivimos aquí. Se hacen listas y nos organizamos”, explica.

Este 20 de julio, en Sabana Perdida tienen al menos 13 horas sin servicio eléctrico debido a fallas y Corpoelec continúa sin atender sus reportes. “Esto pasa al menos dos veces a la semana, a veces estamos hasta 20 horas sin luz”, cuentan.

Hasta ahora, los habitantes piden al alcalde de Baralt, Samuel Blanco, y al gobernador del Zulia, Omar Prieto, que atiendan sus peticiones y denuncias sobre el mejoramiento de las condiciones de las zonas rurales de la Costa Oriental del Lago.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.