26 C
Caracas
miércoles, 23 septiembre, 2020

Zulia | En Pozo 23 cocinan con leña por falta de gas

El sector ubicado en el municipio San Francisco no cuenta con red de gas y pocas famiias tienen bombonas, por eso se ven obligados a cocinar con leña

-

Maracaibo.- En la comunidad Pozo 23, ubicada en el municipio San Francisco, estado Zulia, el humo sale de los patios de la mayoría de las viviendas. No tienen gas por tubería y tampoco dinero para llenar sus bombonas, porque la situación los empujó a quitar los palos con los que habían hecho las cercas de sus casas para cocinar en leña.

En este terreno, que está habitado desde hace 13 años, viven al menos 40 familias. El nombre se lo deben a que antes en el lugar funcionaba un pozo de agua de una empresa venezolana. En el sitio hay 56 parcelas y sus habitantes viven en la pobreza.

Hacen un balance de sus problemas y coinciden en que la falta de gas es el peor, por eso recurren a cocinar con leña y los pocos que pueden van a recargar sus bombonas en dos sectores que quedan a dos kilómetros de donde viven.

“Pero las venden muy caras, hay que pagar más de un salario mínimo por la bombona de 18 kilos y tenemos que cargar con el peso o montarlas en el burro de la bicicleta. El humo de la leña molesta y aquí hay muchos niños y abuelos que se pueden enfermar”, dice, este lunes 20 de julio, Yoni Sulbarán, habitante del sector.

Otro de los problemas que tienen es la falta de agua. Una empresa de alimentos del sector les envía, en ocasiones, un camión cisterna para que les surta gratis un poco del líquido, de lo contrario, deben pagar 100.000 bolívares en efectivo para que los camiones les llenen una pipa.

- Advertisement -

LEE TAMBIÉN

EN ZULIA FABRICAN COCINAS A GASOIL ANTE LA ESCASEZ DE GAS DOMÉSTICO

“Desde hace dos años está tapada la tubería que está en la avenida y más nunca nos llegó agua. Cuidamos cada gota al máximo porque casi no tenemos agua. Unos vecinos de la comunidad que está al lado nos pasan unas mangueras y prenden las bombas como para que no suframos tantos”, contó Yeniré Ramos, vecina de Pozo 23.

Ramos también contó que intentan cuidar que los niños no se ensucien mucho. “Como no tenemos dinero para comprar jabón, nos lavamos las manos o bañamos solo con agua o con un poquito de lavaplatos”.

Cuentan que los consejos comunales saben de la situación y también la Alcaldía de San Francisco, “pero hasta ahora no han hecho nada”.

Las tres calles de la comunidad no están pavimentadas y los vecinos necesitan que Corpoelec instale un transformador propio para tener independencia eléctrica y no depender de otro sector.

Pese a que las familias en Pozo 23 hacen “de tripas corazón” para alimentarse, con frecuencia solo comen una o dos veces al día.

“Los niños me dicen mami, mami, tengo hambre y es difícil”, lamenta Gabriela Jordán, una madre del sector.

Lo que comen es un poco de arroz con mantequilla

El arroz con mantequilla o con un poco de queso es lo que almuerzan, no desayunan y en ocasiones tampoco cenan. “Los números no nos dan y las bolsan Clap las entregan como mínimo cada tres meses”.

Tampoco recogen la basura en la comunidad. La acumulan en una calle donde hace tiempo pusieron unos contenedores, pero “un día se los llevaron y no los vimos más. Necesitamos ayuda”.

Con información de Francisco Rincón

5/5 (1)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado