24 C
Caracas
viernes, 5 marzo, 2021

Zulia | Dirigente oficialista asegura que en enero se duplicaron casos de COVID-19

El dirigente Guly Berth Antúnez precisó que hay 200 casos en el municipio Sucre del Sur del Lago, donde la mayoría son atendidos en sus casas. Personal del hospital de Caja Seca reclama que hacen falta médicos e insumos

-

San Carlos de Zulia.- Los casos por COVID-19 también han registrado un alza durante las tres primeras semanas de enero en el municipio Sucre del estado Zulia. La cifra de pacientes monitoreados por las autoridades sanitarias en esa jurisdicción del Sur del Lago rondan los 200 contagiados, aunque la cifra puede ser mayor.

LEE TAMBIÉn

Volcán Pacaya de Guatemala mantiene explosiones de 3.200 metros de altura

Guly Berth Antúnez, funcionario del gobierno de Nicolás Maduro en ese municipio zuliano, especificó, vía telefónica este martes 26 de enero, que del total de pacientes que dieron positivos en la aplicación de pruebas rápidas, al menos 162 se han recuperado y que los restantes están bajo observación. Explicó que la mayoría de los casos reciben atención domiciliaria y al menos seis personas han fallecido, de acuerdo con el balance que maneja en relación con los casos. 

- Advertisement -

Sucre es un municipio cuya capital es Bobures y está conformado por seis parroquias, donde la última década sus pobladores han lidiado para erradicar el paludismo, pero desde 2020 también enfrentan la letalidad de la pandemia por el SARS-Cov-2 en medio de carencias para adquirir medicamentos.

Los pacientes que agravan sus cuadros son remitidos al hospital de Santa Bárbara de Zulia, que es un centro centinela en el Sur del Lago que también colapsó y se ubica a tres horas de distancia en recorrido automovilístico.

En Sucre, sus habitantes sortean el padecimiento del COVID-19 con una precariedad cada vez más acentuada en la atención hospitalaria. «El dinero no alcanza para comer o para los servicios y menos para las consultas», expresó un habitante que pidió reservar su identidad. Considera que la crisis económica agobia aún más a los pacientes.

Solo en el principal centro de salud ubicado en Caja Seca existen 10 médicos que se rotan en turnos o guardias. Esa cantidad de galenos resulta insuficiente para las emergencias, consultas de medicina general y más si se trata de contagiados por COVID-19.

Un trabajador del centro asistencial, que prefiere no aportar su identidad, reveló que carecen de implementos de bioseguridad como guantes, máscaras y alcohol. «Solo lo dan dos veces a la semana», dice en tono de preocupación.

Analgésicos y otros insumos para hacer frente a la pandemia llegan en pocas cantidades. «La situación es precaria, muchos pacientes llegan en busca de ser atendidos y les colocan oxígeno o le prestan la bombona. A los médicos, que son unos 60 en todo el eje panamericano, no les han despachado gasolina desde el 9 de diciembre en la estación de servicio El Toro y esto dificulta que cumplan sus guardias».

Sobre estas denuncias, Antúnez afirmó que tienen los medicamentos para el coronavirus, entre ellos ivermectina, vitaminas, azitromicina y otros fármacos que son recetados a los contagiados. Señaló que a pesar de lo que el madurismo considera como «bloqueo financiero», hacen «duros esfuerzos» para atender los casos. También dijo que aunque la situación económica no es la mejor, hacen un llamado a los médicos para que cumplan sus labores. Justificó la ausencia de algunos profesionales porque asisten a clases de postgrados y está previsto un reforzamiento con médicos de la red ambulatoria.

En el Hospital Juan de Dios Martínez, según Antúnez, se trabaja en la rehabilitación del techado con filtraciones y esperan poner operativos el laboratorio y la sala de rayos X. «Aquí hay que revertir esta situación, porque los exámenes y las placas deben cancelarse en dólares», dice el dirigente político quien hace unas semanas anunció que había superado los efectos de la pandemia en la ciudad de Maracaibo.

Aquellos pacientes con posibilidades económicas en el municipio Sucre acuden a las clínicas y consultorios privados a cumplir sus tratamientos. En la zona, las autoridades intentan evitar los rebrotes con planes de desinfección, acometido por el cuerpo de bomberos de Caja Seca. La mayoría de los casos, según el delegado gubernamental, provienen del centro de la parroquia Rómulo Gallegos.

En los mercados locales aún persiste la aglomeración de habitantes, aún ante el repunte de los casos, la falta de recursos o la carencia de los centros asistenciales. A buena parte se les ve en las calles sin mascarillas o sin cumplir la distancia, situación de la que Antúnez expresó también su preocupación.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado