26 C
Caracas
sábado, 23 enero, 2021

Zulia | Comercios con delivery denuncian retrasos en la entrega de salvoconductos

Los servicios de entrega deben gestionar los salvoconductos ante instancias militares y gubernamentales del Sur del Lago. Algunos laboran a riesgo e invierten recursos para los trámites

-

Santa Bárbara de Zulia.- Los comercios con servicios de entrega o delivery en el municipio Colón, estado Zulia, iniciaron la semana de radicalización de la cuarentena con peticiones a las autoridades para renovar cuanto antes los salvoconductos que caducaron el pasado año 2020, por lo que algunos tramitan con celeridad los requisitos para mantener el servicio en las calles de Santa Bárbara, como única modalidad disponible para las ventas de comida preparada y para mitigar los contagios del COVID-19.

LEE TAMBIÉN

Producción agropecuaria disminuyó 75% en zona rural de Cabimas

Argenis Montiel, un repartidor de arepas, confirma que acudió hasta el Destacamento 115 de la Guardia Nacional (GN), que es la representación en la subregión de la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi), estado Zulia. Allí le dijeron que debía solicitar el permiso de circulación en el Sistema Integrado Municipal de Administración Tributaria de Colón (Simatc).

Contó este jueves 7 de enero a El Pitazo que para que puedan otorgarle este aval para circular en las calles debe tener al día el pago de los impuestos correspondientes al ejercicio fiscal anterior. 

“Ya notifiqué con una carta al teniente coronel Julián Alzuata Belisario, donde especifico horarios y datos de la unidad y los míos como conductor, pero debemos esperar el día lunes (11 de enero) –cuando vence la cuarentena radical prevista hasta el domingo 10- para acceder al permiso”, dijo.

- Advertisement -

Mientras tanto, Argenis toma riesgos y sale de noche, después de preparar las arepas, a llevarlas a sus clientes. Ha tenido que decirle a los funcionarios policiales que laboran de noche y que van camino a casa. “Tenemos que seguir trabajando porque debemos mantener a nuestras familias y esperamos poder tener todo al día conforme lo exijan las autoridades”, dijo Argenis.

En la zona Sur del Lago, el 100 % de la comida rápida la reparten en motocicletas y los motorizados que lo hacen deben llevar tapabocas y alcohol. Solo el litro de alcohol semanal empleado por estos trabajadores cuesta 20.000 pesos colombianos –unos 7 dólares americanos-, sin contar la inversión en guantes y máscaras de acetato.

Edison Camba es otro repartidor de comida preparada. Debido a la pandemia debió habilitar esta opción para no perder a sus clientes. “Ya, al parecer, comenzaron las reuniones para que tengamos todo al día pronto”, dijo vía telefónica, antes de que un apagón impidiera la comunicación para este reporte. Esperan que no haya más retrasos para laborar, según las normas sanitarias.

En el municipio Colón se calcula que unos 150 emprendimientos tengan el servicio de delivery o entrega a domicilio. El grueso espera las directrices de las instancias municipales y de seguridad para seguir laborando en la pandemia, cuyos casos aumentaron en el Sur del Lago entre la última semana de diciembre y principios del mes de enero.

Ambos consultados aseguran que, además de costear los trámites, se les dificulta el acceso a la gasolina, por cuanto, para seguir en pie, deben adquirir los litros en el mercado especulativo. Los repartidores esperan que las autoridades los incluyan en los despachos de combustible más próximos.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado