Zulia | Cáritas El Tukuko atiende la nutrición en la Sierra de Perijá

Desde el 2008 funciona la única Cáritas parroquial indígena de Venezuela, conformada por miembros de la etnia yukpa, que junto con médicos, sacerdotes y religiosas atienden actualmente por desnutrición a 15 niños, 16 madres embarazadas y 10 mujeres lactantes. Cumplieron 13 años prestando servicio a la comunidad

201
Desde el 2008 funciona la Cáritas parroquial indígena, conformada por miembros yukpa, que atiende con desnutrición a 15 niños, 16 madres embarazadas y 10 mujeres lactantes. | Foto: cortesía.

En los Ángeles del Tukuko, en la Sierra de Perijá, funciona desde el 8 de febrero del 2008 la primera Cáritas indígena del país, cuyos miembros, de la etnia yukpa, llevan 13 años evangelizando, trabajando y atendiendo los casos de desnutrición de las diferentes comunidades indígenas.

Berta Moreno, indígena yukpa, coordinadora de la Cáritas parroquial El Tukuko, informó que como voluntarios sirven y atienden en salud y nutrición a una población que se alimenta precariamente y está afectada por la falta de medios para vivir con dignidad.

“Atendemos los primeros miércoles de cada mes. Ahora en febrero se está atendiendo por problemas de desnutrición a 15 niños, 16 madres embarazadas y 10 mujeres lactantes. Cada caso recibe barras nutricionales y nutrialimentos, además de talleres de salud preventiva y orientación para la mamá”.

Por su parte, Fray Nelson Sandoval, asesor y fundador de Cáritas El Tukuko, indicó que esta fecha reúne a los miembros beneficiarios y voluntarios para compartir una celebración sencilla, cargada de emoción, cariño y pasión.

Berta Moreno, coordinadora de Cáritas El Tukuko, informó que tienen 13 años evangelizando, trabajando y atendiendo la salud y nutrición de la población indígena, afectada por una alimentación precaria. | Foto: cortesía.

“Somos la primera y hasta ahora única Cáritas parroquial indígena de Venezuela; cumplimos 13 años evangelizando, orando y trabajando por los más pobres de nuestras comunidades. Son 13 años demostrando que los indígenas también pueden llevar adelante el compromiso de la fe con los más necesitados”.

LEE TAMBIÉN

Zulia | Ministra de Pueblos Indígenas evalúa invasión en El Tukuko

El también párroco de la comunidad yukpa señala que la desnutrición en las comunidades indígenas viene en aumento: “Cada mes viene más gente a realizarse la prueba de tamizaje, que es medir, pesar y tallar a los niños y a las madres; quiere decir que [el problema] ha venido en aumento y eso indica el deterioro del poder adquisitivo. Cada día es más difícil para las familias de la Sierra de Perijá adquirir alimentos y proteínas”.

La misma fuente comenta que algunos se preguntan por qué ellos están desnutridos, si tienen comida, tierras y siembran. «Eso es muy fácil de responder: tienen en su menú plátanos, yuca y malanga, pero no tienen alimentos con proteínas y cuando no ingieres proteínas te desnutres», puntualizó el fraile.

Sandoval resalta que lo interesante de la labor en la zona indígena es ayudar y recoger el testimonio de una persona que ha podido salir de una situación difícil y terrible de su vida.

LEE TAMBIÉN

Zulia | Desconocido disparó a un exconcejal en Machiques

“Con el trabajo del vivero nutricional, denominado Saman (Sistema de Monitoreo, Alerta y Atención en Nutrición y Salud), es increíble recibir un niño desnutrido, por ejemplo en -3, que es desnutrición severa, y ver que con la atención logra salir de ese estado. Ver cómo ha crecido, como ha engordado, y cómo no ha retrocedido en su proceso nutricional, te llena de alegría, de satisfacción y es lo que anima a seguir luchando”.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.