21.7 C
Caracas
martes, 4 octubre, 2022

Zulia | A pie o en bicicletas se movilizan en San Francisco

En el municipio sureño se dificulta aún más el traslado de las personas que necesitan comprar alimentos debido a que no hay transporte por la falta de gasolina

-

En el municipio San Francisco de Zulia, cientos de personas se ven obligadas a caminar kilómetros cada vez que salen a buscar alimentos, productos de primera necesidad o atención médica.

La escasez de gasolina y la prohibición de que los transportistas presten el servicio como medida de prevención ante el COVID-19, disparó los precios de los pasajes y ya no están las rutas internas que funcionaban en barriadas y urbanizaciones.

Ante este escenario, quienes salen caminan hasta seis kilómetros para llegar a sus destinos. “Puedo esperar más de tres horas y por aquí no pasa ni una bola de paja. Prácticamente ni carros particulares para pedir la cola”, dice un trabajador de una farmacia ubicada en la avenida principal del municipio.

LEE TAMBIÉN

En Zulia fabrican cocinas a gasoil ante la escasez de gas doméstico

Las pocas unidades que circulan, principalmente cavas, chirrincheras y camiones, cobran el pasaje hasta en 100 mil bolívares.

“El pasaje está carísimo y los entiendo porque no hay gasolina. Uno también tiene que encaramarse en cualquier cosa y arriesgar tu vida. Casi siempre me toca caminar porque no tengo más opciones. Tengo ampollas en los pies y al otro día casi no puedo levantarme. Ya uno no está para estos trotes y menos a las 2:00 o 3:00 de la tarde”, comenta Rita Paz, una adulta mayor que trabaja de cajera en una venta de víveres.

Otros han usado como alternativa trasladarse en bicicleta. Con frecuencia jóvenes y adultos mayores. A estos les toca quejarse de los altos costos de las herramientas y repuestos. Una bomba cuesta casi un salario mínimo; una tripa 350.000 bolívares y un caucho hasta $ 13.

En San Francisco también están los mototaxistas. La carrera mínima cuesta 50.000 bolívares en efectivo y algunos aceptan alimentos como forma de pago. “De vez en cuando llegan pasajeros. Casi todos regatean los precios porque no hay efectivo y todo está muy caro. Traen sacos, bolsas y bolsos llenos. Llegan sudados y rojos. Algunos vienen de caminar bastante con ese peso y llegan casi desmayados. Casi nunca los dejamos morir”, dice un mototaxista cerca de la Iglesia del Padre Vílchez.


Con información de Francisco Rincón

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a