Trabajo infantil aumenta en La Guajira

81

La Guajira. Los niños en las calles son cada vez más en el municipio Guajira del estado Zulia.

La mayoría dejan sus juguetes, sus cuadernos, sus lápices para dedicarse al trabajo informal en los distintos comercios de la región.

Faltando días para el cierre del año escolar se puede observar el crecimiento progresivo de niños y adolescentes que se incorporan al campo laboral.


LEE TAMBIÉN: 


EN LA GUAJIRA LOS NIÑOS INDÍGENAS CELEBRAN SU DÍA TRABAJANDO

Las calles de La Guajira se han convertido en el escenario de aprendizaje y modelador de conductas para los pequeños.

En la frontera de Paraguachón se observan niños entre seis y diez años vendiendo café, empanadas, agua, chucherías y cigarros para llevar comida a sus casas, porque la crisis se agudiza más en este municipio fronterizo.

Para ayudar en sus hogares

El equipo de El Pitazo en La Guajira realizó una encuesta a los padres sobre el incremento de niños en el trabajo informal. Muchos manifestaron que se debe a la crisis por la cual está pasando el país.

«Ahora en las vacaciones va aumentar el número de niños en la calle, hay madres que obligan a sus hijos a trabajar para ayudar con los alimentos en la casa. Aquí en La Guajira todo es caro. Tenemos que comprar el agua, la comida, el gas y todo a un alto costo (… ) pero no comparto la idea de colocar un niño de siete años a trabajar», señaló María González.

Pilar Fernández relató con tristeza la situación que ha deteriorado el aprendizaje de sus pequeños, quienes dejaron sus estudios para vender dulce y café en la población de Paraguaipoa.

«Me duele ver a mis hijos trabajar, soy madre soltera, vendo pasteles en
La ‘Raya’ para traer alimento a la casa. Mis hijos dejaron de ir al colegio, porque no tenían uniformes ni zapatos».

Antonio González lamentó que hoy en día estos niños carguen sobre sus hombros la irresponsabilidad de los adultos: «Me consta, porque hay padres y madres jóvenes que están en casa y sus hijos son explotados en la calle. Aquí no hay una institución que vele por el derecho de estos niños, que son tan vulnerados», dijo.

En los comercios de Los Filuos y en La ‘Raya’ de Paraguachón, hay un sinnúmero de niños, jóvenes y adolescentes que trabajan como limpiabotas, carretilleros, vendedores, pregoneros, gasolineros o pasan carros hacia la frontera venezolana; exponiéndose al peligro en esta linea fronteriza, donde mayormente reina la inseguridad .

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.