Tocuyano antes de morir por COVID-19: “Esto no se lo deseo a nadie”

Carlos “Segundo” Alvarado, conocido como el sambo mayor porque amenizaba cada año los carnavales de El Tocuyo, falleció el sábado 10 de julio en la misma ciudad, víctima del COVID-19. En tres días, al menos cinco personas murieron por fallas en el suministro oxígeno

1084
Segundo Alvarado, el sambo mayor, como era conocido en El Tocuyo, murió víctima del COVID-19 el sábado 10 de julio | Foto: cortesía

El sambo mayor, como era conocido Carlos “Segundo” Alvarado, falleció la noche del sábado 10 de julio, en el Centro de Diagnóstico Integral La Goajirita, en El Tocuyo, capital del municipio Morán, en el estado Lara. Radamés Graterol, amigo de la familia, contó a El Pitazo que el músico no tuvo suministro continuo de oxígeno.

Aunque su nombre no era “Segundo”, así lo conocían en El Tocuyo. Era músico, percusionista y fundador de la samba que amenizaba los carnavales de esta ciudad, en la época cuando era visitada por turistas de toda Venezuela para conocer estos famosos desfiles, por eso su apodo de “sambo mayor”.

Hace pocos días había sido dado de alta del CDI, pero debía permanecer con oxígeno en su casa porque no estaba recuperado. A su familia les dijo: “Esto no se lo deseo a nadie”, no solo al referirse a la enfermedad, sino también al centro de salud, donde no se sintió bien atendido, como le dijo a su hermana.

“Nunca tuvo un suministro constante de oxígeno. Anoche empeoró y tuvieron que llevarlo de nuevo al CDI, en pleno aguacero, pero murió”, relató Radamés Graterol.

LEE TAMBIÉN
CLAVES | ¿Son beneficiosos los antibióticos para el tratamiento del COVID-19?

En un video que publicaron amigos del músico, se observa cómo Segundo camina de un lado a otro a las afueras del hospital Egidio Montesinos, de El Tocuyo, cuando fue llevado la primera vez que se sintió mal, hace más de una semana.

Allí no fue atendido y lo refirieron al CDI La Goajirita, pero por no contar con ambulancias en la ciudad, los familiares tuvieron que buscar cómo trasladarlo, debido a que tampoco tenían gasolina, se escucha en el audio.

Cuatro fallecidos en 24 horas

El viernes 9 de julio, familiares de pacientes con COVID-19 protestaron debido a las fallas en el suministro de oxígeno. En solo 24 horas, el 8 de julio, murieron cuatro pacientes afectados por falta de oxígeno.

El viernes 9 de julio, familiares de pacientes con COVID-19, pedían oxígeno debido a las cuatro muertes que hubo el día anterior por la escasez de este insumo | Foto: cortesía

Radamés Graterol suministró los nombres de los cuatro fallecidos el jueves pasado: Giovanni de Jesús Romero, de 56 años, quien vendía panes y catalinas. Vivía en la urbanización JR Hijo. El segundo fallecido fue Edgar Pérez, de 61 años, comerciante de confitería, quien residía en el sector Caja de Agua. Isvelia Silva Canela fue la tercera víctima y otra persona, llamada Emilio, fue la cuarta.

Giovanni de Jesús Romero, de 56 años, vendedor de panes y catalinas, falleció por COVID-19 | Foto: cortesía

“No tengo más datos de la edad de Isvelia, pero era una persona joven, a quien Segundo vio morir, porque él se lo dijo a sus familiares. Y de Emilio tampoco tengo detalles”, informó el politólogo tocuyano Graterol.

Mencionó que espera que tanto desde la alcaldía, como también de sectores de la sociedad civil, puedan unirse para solucionar la grave situación que vive el municipio Morán con relación al COVID-19.

“Quizás si conseguimos concentradores de oxígeno, no lo sé, vamos a buscar soluciones, porque de esto depende la vida de los pacientes con COVID-19”, dijo Graterol.

Por otro lado, mencionó que la vacunación fue suspendida el sábado, sin previo aviso. Las personas que fueron citadas a través del mensaje de texto, al llegar al Hospital Egidio Montesinos, fueron informadas por la cocinera del centro de salud que no habría jornada, sin más detalles.

“Hay mucha opacidad y poca transparencia”, mencionó Radamés Graterol, tanto de las autoridades municipales, como de los trabajadores de salud, quienes no ofrecen información de los hospitalizados y los familiares deben estar afuera sin noticias de sus seres queridos.

Edgar Pérez, 61 años, comerciante, fue uno de los cuatro fallecidos por COVID-19 el jueves 9 de julio en El Tocuyo | Foto: cortesía

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.