60 trabajadores de la Politécnica Territorial de Lara tienen el salario suspendido

Representantes sindicales de la Universidad Politécnica Territorial del estado Lara Andrés Eloy Blanco (Uptaeb) denunciaron que “desaparecieron” la primera quincena de mayo a una parte del personal docente, administrativo y obrero para criminalizar la protesta laboral

357
Los sindicalistas Jhonny Picone e Irving Tolosa reiteraron la disposición del personal de sentarse con las autoridades de la Uptaeb para llegar a una solución en conjunto cuando les restablezcan los salarios. Foto: Liz Gascón

Barquisimeto.- A 60 de 1.200 trabajadores de la Universidad Politécnica Territorial del estado Lara Andrés Eloy Blanco (Uptaeb) les suspendieron salarios sin previo aviso, en medio de un conflicto laboral por reivindicaciones dentro de la institución.

Representantes sindicales denunciaron que “desaparecieron” la primera quincena de mayo, equivalente a 40.000 y 80.000 bolívares según el cargo, a una parte del personal docente, administrativo y obrero para criminalizar la protesta que mantienen desde 2018 por sueldos justos y mejores condiciones.

Los trabajadores de la Uptaeb recordaron que el salario es inembargable según la Constitución y continuarán en asamblea para definir nuevas acciones de protesta. Foto: Liz Gascón

“Desde el año pasado venimos librando una lucha por el cumplimiento de la contratación colectiva con un acta convenio que suscribió el ministro de Educación Universitaria, Hugbel Roa, con los representantes de la Federación de Trabajadores Universitarios de Venezuela, en la que se comprometían en que a partir de junio de 2018 iban a aplicar las tablas salariales tomando como base 4.75 sueldos mínimos. Con la reconversión monetaria dejó de aplicarse este factor para el cálculo de las tablas”, explicó el profesor Jhonny Picone, uno de los 60 trabajadores que no cobró la quincena correspondiente al 10 de mayo.

Este jueves 16 de mayo solicitaron a las autoridades de la casa de estudios un pronunciamiento oficial.

“En 2018 agotamos las vías de mesas de trabajo, visitas a Caracas y protestas internas respetando el derecho a la educación y se dio el cumplimiento de los lapsos académicos, pero también está nuestro derecho a un sueldo justo y la alimentación. En enero, la situación ya era más precaria para los trabajadores, tanto que los pagos alcanzaban para dos o tres productos de la cesta básica. Por eso aplicamos la medida que siempre estuvimos conteniendo: la paralización, hasta hace dos semanas cuando nos reincorporamos progresivamente”, acotó.

En los departamentos de la casa de estudios cuelgan pancartas de protesta porque el personal se ha quedado sin beneficios. Foto: Liz Gascón

Picone y decenas de compañeros calificaron la medida como excluyente. “Nos parece sumamente grave que se haya anulado la forma de manutención que tiene la familia trabajadora universitaria que hace malabarismos con ese poco de dinero”, ratificó.

Despido indirecto

El vocero del personal administrativo ante el Consejo Universitario de la Uptaeb, Wismark Páez, alertó que las autoridades tratan de coaccionar el derecho a la protesta. Reiteró que ningún afectado fue citado para defenderse y que el procedimiento es contrario a las leyes.

“La única forma de quebrar la unidad de lucha es a través del terror y amedrentamiento. Se utiliza el miedo como instrumento para golpear a la clase trabajadora. Se borra de un solo plumazo el derecho al salario sin haber ido a la Inspectoría de Trabajo. Creemos que en la práctica forma parte de un despido indirecto”, detalló.

Instó a las autoridades del Ministerio de Educación Universitaria a intervenir a favor de la mayoría de los trabajadores que solo ha velado por los acuerdos que aprobó el titular de esa cartera en junio de 2018.

Aparte de sueldos justos, los empleados solicitan que retomen otros beneficios como el aporte el aporte patronal a la caja de ahorros y el pago de medicamentos.

Abuso de poder

La rectora de la Uptaeb, Michely Vivas, publicó un comunicado en el cual aseguró que la suspensión de salarios es una medida disciplinaria a 31 de los 560 docentes en nómina, porque “denotan varias semanas consecutivas de ausencias”. Según el mismo documento, la solicitud fue aprobada en la sesión ordinaria del Consejo Universitario del 8 de mayo, información desmentida por representantes de la instancia que participaron en la sesión.

Los sindicalistas consultados por El Pitazo aclararon que la rectora solo anunció la apertura de procedimientos administrativos, sin establecerse los pasos legales. Asimismo, contaron que se enfrentan a condiciones laborales adversas porque no tienen las herramientas ni implementos, porque la Uptaeb, como el resto de las casas de estudios superiores, tiene déficit presupuestario y estaría en “paro técnico”.

Vamos a utilizar las vías que sean necesarias para hacerle entender a la rectora Michelly Vivas y al ministro Hugbel Roa que es necesario sentarnos y poder garantizar condiciones mínimas de trabajo. Este es un conflicto reivindicativo, gremial y sindical y como tal lo admitimos, indistintamente de la condición ideológica y política de los trabajadores. Nos mantenemos con nuestra agenda de lucha”, agregó Páez.

Los representantes sindicales también indicaron que hace un mes solicitaron a la Defensoría del Pueblo del estado Lara que sirvan como mediadores en el conflicto laboral, pero no han recibido respuesta.


LEE TAMBIÉN: 


OIM: 87% DE LOS VENEZOLANOS EN ECUADOR COBRA MENOS DEL SALARIO MÍNIMO

Vivas es señalada por los sindicalistas de abusar de su poder como rectora y a la par diputada del Consejo Legislativo del estado Lara “para atentar contra los trabajadores” y dar un trato discriminatorio entre sindicatos.

“Hay un reconocimiento tácito de las autoridades de que no hay las condiciones mínimas para laborar y han flexibilizado horarios a otros sindicatos”, declaró el vocero del personal obrero, Irving Tolosa.

El secretario del Sindicato de Trabajadores de la Docencia, Luis Crespo, manifestó que el salario es inembargable y que es urgente la restitución del pago a los 60 afectados que han comenzado a retirar a sus hijos de sus colegios y no tienen cómo costearse los pasajes para ir a la casa de estudios.


DÉJANOS TU COMENTARIO