20.9 C
Caracas
lunes, 28 septiembre, 2020

Surgen protestas creativas en Lara ante la escasez del agua

Con pancartas pegadas en las puertas de las viviendas y negocios protestaron la semana pasada residentes de El Cercado, Chirgua, Lomas Verdes y Los Cardones, en Barquisimeto, en vista de la deficiencia del suministro de agua. Se expresaron sin salir de casa y sin poner en riesgo sus vidas

-

La cuarentena por la pandemia del COVID-19 ha hecho que personas de diferentes comunidades utilicen su creatividad para manifestar su inconformidad en cuanto a las deficiencias en los servicios públicos sin poner en peligro a ningún residente ni incumplir las normas de bioseguridad, a través de particulares protestas como las realizadas durante la semana pasada en Barquisimeto.

En sectores como El Cercado, Chirgua, Lomas Verdes y Los Cardones, los residentes realizaron pancartas que pegaron en las rejas de viviendas y puertas de bodegas y paredes, donde escribieron sobre las carencias, principalmente con el tema del agua, porque la deficiencia en este servicio ha empeorado.

- Advertisement -

La cuarentena por la pandemia del COVID-19 ha hecho que personas de diferentes comunidades utilicen su creatividad para protestar. | Foto cortesía: vecinos

Raúl Pérez, vecino de Chirgua, informó el viernes 24 de julio a El Pitazo que en su sector están organizados e incluso han hecho videos de las situaciones que padecen; los han subido a las plataformas Youtube, Instagram y Twitter con el nombre Cercado2020, para hacer públicas las situaciones que padecen en la zona.

LEE TAMBIÉN

ESCASEZ DE AGUA SE AGUDIZÓ HACE TRES AÑOS EN LARA

“En algunos de sectores de Chirgua tenemos hasta ocho años sin agua por tubería. En otros, sí les ha llegado el servicio, pero cada día con más deficiencia, una vez cada cuarenta y cinco días, apenas por dos o tres horas”, explicó Pérez.

Hay zonas de El Cercado, Chirgua y Lomas Verdes que tienen ocho años sin agua por tubería, mientras que a otras les llega cada 45 días. | Foto: cortesía vecinos

Sin asfaltado

La mayoría de esta zona no cuenta con asfaltado, razón por la cual los camiones cisterna cobran más que en sectores más céntricos de Barquisimeto.

“Por ejemplo, en el este de la ciudad por llenar un tanque de ocho mil litros cobran veinte dólares; pero si vienen a Chirgua piden treinta y cinco dólares por la misma cantidad de agua. Esta es una zona popular; la mayoría no puede, lo que compran son pipas de doscientos litros a un dólar. Muchos se han ido a casa de familiares, porque de verdad se hace muy difícil vivir sin agua”, contó Pérez.

Iris Coromoto Álvarez, otra vecina, dice que a veces la Alcaldía envía un cisterna, que se estaciona en la casa de la manzanera y los demás habitantes deben caminar para cargar tobo por tobo el agua hasta sus casas, sean niños, embarazadas o adultos mayores.

“Cuando lavo la ropa, reciclo esa agua para poder echarla a la poceta. El agua con que se enjuaga la ropa la utilizo para limpiar la casa. Así vivimos desde hace ocho años. Yo empecé pagando diez bolívares por pipa; ahora está en doscientos mil y por mi tanque azul me piden entre ochocientos mil y un millón”, detalló Álvarez.

El aseo urbano acude a este sector cada tres a cuatro meses; los cortes eléctricos son casi diarios, como en el resto de Barquisimeto, y la distribución del gas doméstico tarda meses en llegar. Por eso, esperan que las frases que escribieron en las pancartas lleguen a los gobernantes y que estos actúen para resolver los problemas de El Cercado, Chirgua y Lomas Verdes.

Cortes eléctricos

En el este de Barquisimeto, vecinos de Los Cardones también emprendieron una protesta pacífica a través de pancartas, no solo por el tema del agua, que falla en este sector, sino además por los continuos cortes eléctricos de casi siete horas diarias, situación que les impide estar conectados para trabajar o estudiar, según sea el caso.

En otra zona de Barquisimeto, Los Cardones, los vecinos también implementaron su creatividad con pancartas. | Foto: cortesía vecinos

En vista de los pronósticos sobre lo que falta para que termine la pandemia del COVID-19, estos vecinos de Barquisimeto, que innovaron en su forma de manifestar desacuerdos, afirman que no se quedarán callados ante las violaciones continuas de derechos humanos que les impiden tener calidad de vida con agua corriente diaria, electricidad, aseo urbano y suministro de gas doméstico continuo.

“De alguna manera queremos ser escuchados y que los gobernantes atiendan a este pueblo que tanto nombran”, dijo Carmen González, vecina.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado