Sanfelipeños deben tener entre 10 a 12 millones de bolívares para poder comprar urna y fosa

En el estado Yaracuy se han registrado dos casos donde autoridades de la morgue del Hospital Central de San Felipe, bajo autorización de fiscales Ministerio Público, entierran cadáveres en fosas comunes

233
Adquirir una parcela en un cementerio puede llegar a costar 4.500.000 bolívares en la capital del estado Yaracuy/ Foto: Johana Prieto Andrade

San Felipe. La muerte de un ser querido representa un ‘dolor de cabeza’ para aquellas familias del municipio San Felipe en el estado Yaracuy, que no cuentan con un servicio funerario a la mano.

Y es que la hiperinflación también trastocó el costo de los distintos planes de servicio funerario cuyo valor puede oscilar entre 150 a 250 dólares flotantes.

El encargado de una reconocida funeraria ubicada en la Avenida Libertador con esquina de la Avenida José Joaquín Veroes en el municipio San Felipe, comentó: «La escasez de madera y el poco espacio que existe en los Cementerios Municipales ha repercutido negativamente en la elaboración de nuevas fosas y ataúdes, lo cual genera su variación de precio en el mercado».

Dijo que una urna sencilla puede costar tres millones de bolívares, mientras que la parcela y elaborar la fosa oscila en 4.500.000 bolívares cada una, por lo que una persona debe tender a disposición entre 10 mil a 12 mil bolívares para poder comprar el ataúd y la fosa del familiar fallecido. A pesar que las funerarias ofrecen paquetes en servicios funerarios, sus costos no se ajustan al presupuesto de cada familia.

LEE TAMBIÉN

CARPINTERO FABRICA URNAS DE PINO EN GUÁRICO

En el municipio San Felipe existen funerarias cuyas cuotas mensuales para los paquetes en servicios funerarios son de 50.000 ó 80.000 bolívares. Estos paquetes incluyen servicio de velación, preparación, traslado y sepelio.

Casos de fosa común

Extraoficialmente, El Pitazo conoció que en este año 2019 se han registrado dos casos de entierro de cadáveres en fosas comunes, esto debido a que familiares no tienen recursos como pagar el sepelio de sus parientes.

El caso más reciente ocurrió el pasado mes de octubre, cuando aproximadamente 18 cadáveres entre muertes naturales y trágicas, fueron sepultados mancomunadamente en una fosa abierta en el cementerio municipal de Urachiche. Es importante destacar, que la medida fue tomada bajo conocimiento de fiscales del Ministerio Público.

«La decisión fue tomada para evitar el colapso de la morgue del Hospital Central Dr. Plácido Daniel Rodríguez Rivero de la capital sanfelipeña», dijo el informante, quien prefirió mantenerse en el anonimato.

No brinda ayuda

La fuente consultada criticó el hecho que Alcaldías y la Gobernación del estado Yaracuy no prestan apoyo a aquellas familias de bajos recursos que no tienen con qué enterrar a sus parientes.

DÉJANOS TU COMENTARIO