23.7 C
Caracas
sábado, 24 octubre, 2020

Restablecen servicio eléctrico tras incendio de transformador en subestación de Ciudad Ojeda

La falla dejó a oscuras a los municipios Cabimas, Simón Bolívar y Lagunillas, donde comercios y entidades bancarias quedaron sin puntos de venta ni conexión a Internet

-

Cabimas.- Más de 200.000 habitantes de los municipios Cabimas, Lagunillas y Simón Bolívar, en la Costa Oriental del Lago, quedaron a oscuras por falla en una subestación eléctrica ocurrida este jueves 31 de octubre. Después de más de seis horas comenzó a llegar en las zonas afectadas.

El servicio eléctrico fue suspendido a las 8:05 am, tras el incendio de un transformador en la subestación Las Morochas II, ubicada en la avenida 51 de Ciudad Ojeda, que disparó la línea de transmisión Cabimas-El Tablazo, Cabimas-Las Morochas y Las Morochas-Yaracuy.

Zonas de Ciudad Ojeda y Tía Juana acumularon más de 10 horas sin energía eléctrica, ya que esta comenzó a restituirse progresivamente a las 3:30 pm de este jueves, mientras que en Cabimas, otro municipio afectado, llegó la electricidad a las 11:30 am.

LEE TAMBIÉN

HABITANTES DE RÍO CARIBE EN SUCRE PASARON VEINTE HORAS SIN LUZ

La comunidad que vive cerca de la instalación estaba alarmada; el humo era denso y había muchas patrullas. «Solo escuchábamos las sirenas de las camionetas. A los que estaban cerca les pidieron que se retiraran; antes hubo un bajón y la luz no volvió a llegar», dijo Ana Marín, habitante del barrio La Victoria.

Al lugar llegaron bomberos de Cabimas, Santa Rita, Lagunillas y Valmore Rodríguez; además, se trasladaron las unidades de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) para sofocar las llamas. Según la minuta del organismo, utilizaron más de 4.000 litros de agua y espuma concentrada para el incendio.

En las zonas de Casco Central y Las Morochas, en Ciudad Ojeda, no había luz desde la madrugada por racionamiento y a las 8:00 am se registró el apagón general, por lo que acumularon cerca de 16 horas.

- Advertisement -

No había puntos de venta; las entidades bancarias no tenían línea por la falla de Internet; además, muchos comercios cerraron y las colas para surtir combustible en las estaciones de servicio eran kilométricas.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado