Pescadores de Carirubana denuncian falta de garantías laborales

Los trabajadores del mar pagan los insumos en dólares y el gasoil se lo venden a un precio más alto del legal. No tienen punto de venta ni aceptan pagos electrónicos, porque en Carriubana la señal telefónica es deficiente, por ello aceptan dinero en efectivo o hacen trueques

34
Las autoridades marinas les han informado en varias oportunidades que no pueden vender el pescado en el lugar porque no cumple con las condiciones sanitarias | Foto: Irene Revilla

Punto Fijo.– Los pescadores de la bahía Carirubana trabajan con las uñas ante la falta de atención de los gobierno regional y municipal. Cuentan que hasta conseguir el gasoil es un problema, un producto nacional que, incluso, se distribuye desde Paraguaná.

LEE TAMBIÉN

Pescadores denuncian contaminación del muelle de Rio Caribe

La sardina que usan para la carnada la pagan en dólares, así como los insumos esenciales para la pesca. El gasoil no se lo venden al precio legal, sino que lo pagan mucho más caro. Además de ello, no reciben ayuda del gobierno municipal ni regional desde hace mucho tiempo y, por ello, muchas lanchas han quedado fuera de servicio.

La bahía de Carirubana, sitio natal del gobernador de Falcón, Víctor Clark, es una zona pesquera históricamente. Sus habitantes viven principalmente de la pesca artesanal, incluso sus productos son vendidos a orilla de playa en pequeños estantes que ellos mismos han fabricado.

Los mismos pescadores han fabricado los estantes con madera reciclada | Foto: Irene Revilla

Gregori García contó que no es fácil ser pescador. Ahora no cuentan con el gobierno y todos los materiales los compran dolarizados, incluso el gasoil, a pesar de tener una sola estación de servicios para atender a esta población.

Por otro lado, se sienten amenazados por la Capitanía de Puertos, que les ha dicho en reiteradas oportunidades que no pueden vender el pescado a orilla de playa, porque no cumplen con las condiciones sanitarias para hacerlo.

LEE TAMBIÉN

Piratas azotan a pescadores artesanales de Sucre

Sin embargo, los pescadores están claros que el artículo 4 de la Ley de Pesca y Acuicultura, publicada en Gaceta Oficial número 37.727 del 8 de julio de 2003, estipula que las autoridades deben proteger los asentamientos y comunidades de pescadores artesanales, así como el mejoramiento de la calidad de vida de los pescadores a pequeña escala.

“Eso no lo cumplen, nadie nos protege y tampoco nos ayudan, más bien buscan es quitarnos el trabajo. Un pote de aceite para las lanchas cuesta ocho dólares, un producto que se fabrica aquí mismo en el Complejo Refinador de Paraguaná, la caja de sardinas está en siete dólares y así, es un gasto considerable salir a pescar”, lamentó García.

García denunció que solo la estación de servicios, ubicada en Las Piedras, está autorizada para venderles el combustible; sin embargo, lo pagan mucho más caro. «Llegamos allá y para que nos vendan pagamos 70 mil bolívares por cada porrón de 20 litros. Con esa plata pago cinco gandolas”, dijo.

 No tienen punto de venta, aceptan dinero en efectivo y trueques | Foto: Irene Revilla

El trueque les salva la carnada

Javier Esteile también vive en Carirubana y pesca desde muy joven. Contó que el trueque, muchas veces, les ayuda a disminuir los gastos diarios. “Llega gente con materiales que nosotros usamos y se los cambiamos por pescado. Traen desde bragas, nailón, lo que sea que usted se imagina para cambiar y si nos conviene se lo hacemos”, expresó.

Relató que aunque lo que más llevan para cambiar es la comida seca, también llegan con cosas que se necesitan para pescar y se cambia al mismo precio del pescado. “Parece mentira, pero el trueque volvió después de 50 años. Nosotros no tenemos puntos de venta ni ofrecemos pagos electrónicos, porque aquí no llega la señal de telefonía y el que no tiene efectivo paga con cualquier objeto o producto que tenga en su casa”, concluyó Esteile.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO