Pescaderías en Coro reportan bajas ventas ante elevados precios

Los pescaderos declaran que todo gira en torno al dólar, lo que ha reducido las ventas del producto del mar en 60%

88
Comprar y comer pescado se ha convertido en costumbre del pasado para la mayoría de los consumidores falconianos debido a los altos precios. Foto: Lisbeth Barboza Ruiz

Coro.- El pescado era en el pasado la solución más económica para paliar los altos precios de la carne y el pollo, pero en la actualidad ya no es una solución debido a los altos precios que mantienen las pescaderías de la ciudad de Coro.

Ante el aumento desmesurado de los productos cárnicos y avícolas, los consumidores en la capital de Falcón que tenían como opción la compra de pescado para los almuerzos, declararon que el producto del mar tampoco es posible comprarlo debido a su alto precio. Los precios repercutieron durante la última semana en la reducción de las ventas en un 60% en pescaderías de los mercados populares.

El pescado no ha sido una opción en esta oportunidad. Y hasta el costo de los mariscos ha obligado a los pescaderos a no ofrecerlos en sus negocios por temor a que se les quede frío.

Aun cuando sigue siendo más económico conseguir el producto del mar a la orilla de la playa en La Vela (municipio Colina), la falta de efectivo para pagar el producto hace casi que imposible la tarea.

El coriano en los últimos tiempos prefiere ir hasta La Vela –unos 20 minutos de viaje- para comprar pescado directamente a los pescadores en la orilla de la playa, quienes lo ofrecen con 50% menos del precio de las pescaderías. Foto: Lisbeth Barboza Ruiz

Los precios de venta por kilo de pescado en la orilla de la playa oscilan entre 150.000 y 190.000 bolívares el kilo, si de raya o jurel se trata; mientras que en las pescaderías en Coro, estos alcanzan los 300.000 e incluso los 400.000 bolívares el kilo, y su precio aumenta los fines de semana.

Otro dato importante que se observa es la falta de variedad de productos del mar que se ofrecen al consumidor, por lo que la escogencia para quien decide comprar pescado debe estar entre el carite, pargo blanco, raya o mojito, que es el más buscado por no superar en precio los 150.000 bolívares.

Los encargados de las pescaderías atribuyen la variabilidad de los precios a la fluctuación diaria del dólar paralelo, que aunque no entienden muy bien su repercusión en el precio final del pescado, aseguran que quienes se lo distribuyen desde la playa hasta sus negocios manejan precios dolarizados.

Esto representa una cadena, según se conoció. Los proveedores tienen como referencia el dólar y se escudan en que el costo de equipar y mantener las lanchas con las que realizan la faena pesquera –motores, reparaciones, redes- es con moneda extranjera.

La variedad no es mucha. Alejandro Prado, dependiente de una pescadería en el mercado nuevo de Coro, señaló que actualmente solo ofrece jurel, lisa, pargo blanco y mojito de raya –que tiene a 200.000 bolívares el kilo-, con una meta semanal de venta de 300 kilos de pescado. Ha dejado de ofrecer mariscos, porque “los precios son inaccesibles”, afirma.

 Foto: Lisbeth Barboza Ruiz

Mientras tanto, Irlanda Lara, una consecuente consumidora de pescado, manifestó que compra cada 15 días pescado por ser más saludable que el consumo de la carne; sin embargo, aun cuando expresó que dos kilos de pescado para una familia de cinco personas pueden alcanzar hasta para dos o tres comidas, depende de si el contorno con el que se acompaña –arroz, yuca, plátano o arepa- pesa en el estómago.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación 5 / 5. Votos: 1

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

DÉJANOS TU COMENTARIO