29 C
Caracas
lunes, 1 marzo, 2021

Perfil | Monseñor Robert Medina dedicó su vida a evangelizar en Falcón

En el segundo de los sacerdotes fallecidos por complicaciones del COVID-19 en una semana. En la actualidad era el vicario general de la Arquidiócesis de Coro, institución que decretó nueve días de duelo

-

Coro.- La Arquidiócesis de Coro oficializó este viernes 22 de enero el deceso por COVID-19 de monseñor Robert Ramón Medina Lázaro, vicario general de esta institución por 16 años y párroco de la Basílica Menor Santa Ana.

El clérigo, apreciado entre la comunidad católica, instituciones, grupos de apostolado y ciudadanía en general, dedicó su vida sacerdotal a la evangelización del pueblo falconiano.

El arzobispo, monseñor Mariano Parra Sandoval pidió que el cuerpo de monseñor Medina, quien falleció a las 11:15 pm del jueves 21 de enero, repose en las serranas tierras de Aracua, municipio Bolívar, comunidad eclesiástica que está bajo el amparo de San Francisco de Asís, sin acto velatorio debido a la causa de la muerte. La Arquidiócesis de Coro decretó nueve días de duelo en todas las parroquias eclesiales de Falcón. 

Monseñor Robert Medina fue un hombre de fe dedicado al servicio cristiano. Fue vicerrector del Seminario Mayor San Ignacio de Antioquía, párroco de San Nicolás de Tolentino de Pedregal y rector del Santuario Santo Cristo de Guasare. 

Hombre de Dios, amigo y sacerdote, reconocido por su inmenso amor a la iglesia en Coro, especialmente, a su parroquia natal San Francisco de Asís de Aracua y por su guía evangelizadora de las familias falconianas.

Oriundo de la población de Aracua, municipio Bolívar, monseñor Robert Medina fue ordenado presbítero el 13 de septiembre de 1997 por imposición de manos y plegaria de ordenación de monseñor Roberto Lückert León, en la Catedral Basílica Santa Ana, en la cual desarrollaba su labor evangelizadora como párroco desde hace cuatro años.

- Advertisement -

LEE TAMBIÉN

Claves | Estos sacerdotes han muerto por COVID-19 en Venezuela

En marzo de 2020, cuando fue anunciada la cuarentena por parte del gobierno de Nicolás Maduro por la pandemia del coronavirus, monseñor Medina dijo en una sus homilías que «la fe siempre debe estar presente en momentos difíciles».

Monseñor Robert Medina Lázaro era apreciado entre la comunidad católica regional. Dedicó su vida sacerdotal a la evangelización del pueblo falconiano | Foto: cortesía 

Resaltó desde el pulpito de la catedral que cuando el mundo entero vive momentos inciertos ante la amenaza de una pandemia, es importante acercarse a Dios para orar por el bien de la humanidad. Palabras sabías que intensificó con la frase «hay que creer sin pruebas, confiar sin reservas, amparados en la fe«.

Pidió a los falconianos fortaleza  en tempos de pandemia por el COVID-19 cuando apenas aparecían los primeros casos en Venezuela e invitó desde ese entonces a no perder la fe y la esperanza en los profesionales de la salud que trabajan incansablemente por combatir el virus.

«Como cristianos debemos luchar con la oración que sin duda tiene poder. Dios no se ha paralizado, sigue caminando, y Venezuela país consagrado al santísimo sacramento del altar, el señor Jesucristo lo cubrirá con su sangre y poder», señaló en su homilía el 20 de marzo de 2020.

El sacerdote fue internado el pasado 8 de enero en el Hospital Universitario de Coro Dr. Alfredo Van Grieken, al presentar complicaciones respiratorias a causa del COVID-19, pero que lo mantuvieron durante dos semanas luchando por su vida. Descansó en la Paz del Señor, a la edad de 49 años.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado