Paro del ELN impide comprar comida y medicamentos a habitantes de zonas fronterizas

El paro anunciado por la organización irregular ha desatado temor entre los pobladores que viven en zonas fronterizas en el estado Zulia. Los lugareños se abstienen de pasar a pie o en motocicletas por los pasos con el vecino país Colombia. Comerciantes también se ven afectados por las acciones del Ejército de Liberación Nacional (ELN)

3542
Paso informal entre Venezuela y Colombia en el estado Zulia | Foto: cortesía vecinos Semprum

Santa Bárbara de Zulia.- Sin poder comprar comida o medicamentos. Así permanecen los habitantes del municipio zuliano Jesús María Semprúm ante la paralización del flujo de civiles que a diario se trasladan hacia Colombia mediante trochas o pasos informales para acceder a bienes y servicios que escasearon en Venezuela.

La razón obedece al más reciente paro anunciado por las fuerzas armadas del Ejército de Liberación Nacional (ELN) que se prevé culmine el lunes 17 de febrero en horas matutinas. La decisión surte sus efectos en la vida cotidiana de los semprumenses, quienes se abstienen de ir hacia el vecino país, tanto a pie como en motocicletas, ante el conflicto armado que se vive en suelo neogranadino.

Habitantes que no exponen su identidad le contaron a El Pitazo que desde Casigua El Cubo y El Cruce cesó desde este viernes 14 de febrero toda posibilidad de comprar alimentos, tanto en los domicilios familiares como el destinado a la venta en los establecimientos, dependientes de producción colombiana.

LEE TAMBIÉN

ELN PARALIZA EL CATATUMBO Y SIEMPRE TERROR EN FRONTERA COLOMBO VENEZOLANA

«La Pica del 2 que conduce a Tibú y la Pica del 3 que va hasta Campo 2, ambas jurisdicciones del Departamento Norte de Santander están desoladas. Por allí nadie pasa porque temen la presencia de alguno de los dos bandos. Desde el viernes sabemos que hay enfrentamientos en diversas zonas de la frontera y no nos atrevamos a pasar por temor a morir en un fuego cruzado o contrariar el anuncio de los elenos», contó un lugareño que no puede comprar el sustento de su hogar y afirma que los comercios solo trabajan con la mercancía que tenían en sus establecimientos.

Otro comerciante de esa zona en Zulia reveló que antes del anuncio de paro no pudo reponer a tiempo el inventario de una venta de víveres de su propiedad. Dijo que lo allí aprovisionado lo venderá en pocos días y quedará sin nada para continuar el negocio en Casigua El Cubo, donde lleva cinco años dedicado a la actividad comercial. «Si esto continúa perderemos la capacidad de compra-venta y es probable que vayamos a la quiebra».

La totalidad de los comerciantes de Semprum depende además de transacciones en pesos colombianos, por lo que la restricción económica afecta no solo el comercio, sino el transporte, las labores agrícolas y parte del servicio de Internet que es proveído desde poblaciones colombianas.

El municipio zuliano, así como el de Catatumbo, son dos jurisdicciones donde sus pobladores frecuentan para abastecerse con comida, medicinas, gas doméstico, además de acceder a múltiples servicios que no es posible en Venezuela.

Esa dependencia se ve imposibilitada en medio de las acciones anunciadas por las fuerzas subversivas de Colombia, quienes están confrontados con las fuerzas militares de ese país, así como enfrentados a los grupos que firmaron el acuerdo de paz durante la administración del expresidente Juan Manuel Santos. Hasta el momento El Pitazo no ha confirmado si familias colombianas se han desplazado hasta Venezuela desde que recrudeció el conflicto en la zona del Catatumbo.


¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO