26.7 C
Caracas
miércoles, 28 octubre, 2020

Paro de maestros en Zulia se cumple en 82 %

-

Edwin Urdaneta y Nataly Angulo

Las escuelas tuvieron actividades a medias en el estado Zulia. Los planteles abrieron sus puertas, pero no todos los maestros asistieron a las aulas de clases. Al menos 82 por ciento de los educadores en la región zuliana se plegaron al paro convocado por el magisterio para este jueves 10 de octubre.

Los maestros exigen una mejor remuneración y el cumplimiento de los beneficios que están en mora desde octubre de 2018. Gualberto Más y Rubí, presidente del Sindicato Unitario del Magisterio del Estado Zulia, aseguró que este jueves 82 por ciento de los maestros acataron el llamado a paro.

Indicó que hubo municipios donde la presión de los gobiernos locales intimidó a los educadores. Las escuelas en Maracaibo abrieron sus puertas y recibieron a los niños, pero no hubo clases. La mayoría de las aulas estaban sin maestros.


LEE TAMBIÉN: 
DOCENTES DE LOS ANDES SE SUMAN PARCIALMENTE AL PARO NACIONAL


Lina Montieo, representante de la Escueoa Básica Nacional Jesús Enrique Lossada al oeste de la capital zuliana, lamentó que los educadores no sean mejor remunerados. «La plata no alcanza y a los maestros tampoco. Nosotros queremos que ayuden, porque así nuestros hijos tendrán una mejor educación».

Más y Rubí adelantó que el magisterio zuliano propuso este jueves al resto del gremio en el país convocar la próxima semana a un paro de 48 horas en caso de que el Ministerio de Trabajo no les reponda el lunes a la petición que introdujeron este miércoles en Caracas sobre la reivindicación salarial. «Al parecer nos quieren proponer un diálogo social para enfriarnos y que nunca da soluciones», alertó el sindicalista.

Temor en Sur del Lago

- Advertisement -

Los docentes del Sur del Lago de Maracaibo, denunciaron que hubo una orden verbal emanada de la jefatura del municipio Escolar Colón, en la que exigen a los directores de cada escuela, levantar amonestaciones a educadores que paralicen las actividades escolares, tal como lo convocó la Federación Venezolana de Maestros.

En la escuela Sixto Coronil Gómez en el municipio Colón hubo clases sin cumplirse el paro de maestros. Foto cortesía Abdiel Guerrero

Profesionales de la enseñanza en la parroquia Santa Bárbara, que pidieron resguardar su nombre, temen les sean levantados procedimientos administrativos por manifestar contra el Gobierno de Nicolás Maduero por las pésimas condiciones laborales, entre ellas: la precariedad de la tabla salarial pulverizada por la inflación, fallas en la infraestructura, ausencia de transporte para estudiantes y educadores, fallas en comedores escolares y que no hubo dotación de útiles o implementos tecnológicos.

Otro factor que impidió consumar las manifestaciones fue la lluvia. Y es que en algunos poblados del Sur del Lago se registraron precipitaciones durante la mañana de este jueves 10 de octubre.

Paro en la COL

En los municipios Cabimas, Miranda, Santa Rita, Valmore Rodríguez, Baralt, Simón Bolívar y Lagunillas, en la Costa Oriental del Lago, los maestros de escuelas públicas acataron a medias la paralización convocada para este jueves, 10 de octubre.

José Romero, vocero de los docentes en los municipios zulianos, explicó que solo hubo asistencia de 5% del personal en las instituciones. «Exigimos mejores condiciones laborales, enseñamos y no tenemos para vivir. Alumno con hambre no aprende y maestro com hambre no enseña «, dice.

Los directivos de algunas instituciones de Cabimas amenazaron a los docentes con amonestaciones en caso de acatar el paro, pero igualmente se cumplió. «Nosotros no estamos paralizados porque queremos, es un llamado de atención. En las tardes soy peluquera, porque mi sueldo no alcanza para mantener a mi familia», dice Jorlenys Morales, maestra de primer grado.

Los profesores aseguraron que muchos de sus representantes estaban de acuerdo con la decisión de paralización, por lo que la asistencia no alcanzó 10% en las escuelas.

Angélica Méndez, representante de la U.E Monseñor Guillermo Briñez, dijo que no envió a sus hijos al colegio por solidaridad con sus maestros. «No ganan ni 100.000 bolívares al mes, qué pueden comprar con eso», se cuestionó.

Otras de las denuncias que realizaron los docentes fue las condiciones de trabajo, ya que las instalaciones están deterioradas y hay continuas fallas de agua por tubería.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado