29 C
Caracas
domingo, 20 septiembre, 2020

Paraguaneros rinden tributo a ingeniero que murió en espera de atención médica

Pedro Suárez, un ingeniero de 54 años, murió en las afueras de un hospital y dentro de un vehículo con una insuficiencia respiratoria en espera de atención médica. Los manifestantes pedían más humanidad a la hora de atender un paciente, insumos suficientes para sospechosos de Covid-19

-

Punto Fijo.- Vestidos de blanco y con pancartas en mano, un grupo de habitantes de la Península de Paraguaná, estado Falcón, hicieron la mañana de este 24 de agosto una cadena humana a lo largo de la intercomunal Alí Primera de Punto Fijo para exigir que se respete el derecho a la vida y en honor a Pedro Suárez, un trabajador petrolero que le fue negada la atención en el principal hospital de Paraguaná por ser un paciente sospechoso de COVID-19.

«No más despedidas inhumanas», «Respeto a la vida» y «Respeto al derecho a la vida», son algunos de los escritos que había en las pancartas sostenidas a lo largo de la autopista que cruza los municipios Carirubana y Los Taques. Los presentes pedían más humanidad a la hora de atender un paciente en el hospital, insumos suficientes para los sospechosos de Covid-19 y que cesen las muertes por falta de atención.

LEE TAMBIÉN

Ingeniero petrolero murió dentro de un carro esperando atención médica en Paraguaná

En la cadena humana también participó la familia de Pedro Suárez, un ingeniero petrolero de 54 años de edad que murió dentro de un carro en las afueras de la emergencia del Hospital Doctor Rafael Calles Sierra, de Punto Fijo, al no ser atendido por sospecha de Covid-19 y no contar el principal centro de salud de Paraguaná con los insumos y equipos de bioseguridad correspondientes, y arriesgando a todo el equipo de guardia.

Andreina Morales es una de las organizadoras de la actividad, quien informó que la cadena humana llamó la atención de abogados, de familias enteras que han pasado por la misma situación de los Suárez. Por ello se unieron para pedir que se mejoren las condiciones del principal hospital y su personal en todos los aspectos.

«Es una iniciativa para que se rescaten los valores de todas las personas para que haya atención de guna u otra manera. El amigo Pedro quedó horas dentro de su carro, sin atención, pese a que tenía la prueba COVID-19 negativa, si no van a creer en ella, entonces, ¿en qué van a creer?», cuestionó.

- Advertisement -

Dijo que buscan que la historia de Pedro no se repita. «No queremos discriminación en los centros de salud, es decir, ¿que si yo tengo COVID-19 no me van a atender? El tema no es que no haya insumos porque si deciden ir a las guardias saben el riesgo que corren, con una bolsa en las manos habrían atendido a Pedro, pero no recibió ninguna atención», lamentó Morales.

Los médicos también

El doctor Fernando Ron, especialista en el hospital Doctor Rafael Calles Sierra, jefe del área de Cirugía y profesor universitario, emitió un comunicado en sus redes sociales e informó que desde hace mucho tiempo las personas saben que el principal centro de Paraguaná no cuenta con los insumos suficientes y aunque exista un juramento hipocrático, muchos que forman parte del sistema de salud han muerto por contagio de COVID-19 al arriesgarse a atender a los pacientes sin cumplir con los protocolos. 

Extendió la invitación a la colectividad paraguanera a denunciar las deficiencias que tiene el hospital para que el personal de salud pueda cumplir con sus guardias y rutinas de trabajo, a pedir insumos no solo para los pacientes de COVID-19 sino también para los crónicos, que bastantes calamidades pasan. 

Con pancartas en mano, los habitantes de Punto Fijo denunciaron la situación. Foto: Irene Revilla.

«A la gente de Punto Fijo no le duele su sistema de salud, cuántas veces no salimos a protestar frente al hospital porque los pacientes se estaban muriendo por falta de insumos, con pancartas en la Unidad de Cuidados Intensivos, y la gente pasaba en los carros y nos gritaba médicos guarimberos vayan a trabajar», dice el escrito.

Recuerda que hace tres años veía cómo los estudiantes abandonaban la carrera en los últimos semestres para buscar un futuro en el extranjero al mismo tiempo que los colegas más jóvenes se iban marchaban y quedaban muy pocos al servicio de la gente, trabajando con las uñas.

El médico culmina su intervención al llamar a protestar también por un sistema de salud estable, que abarque a todos los que necesitan atención, no solo a las personas conocidas.

5/5 (2)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado