26.4 C
Caracas
jueves, 22 octubre, 2020

Paraguaneros caminan hasta dos horas para cargar agua a sus hogares

Las comunidades tienen entre tres y cinco meses sin el suministro de agua potable, además los camiones cisternas venden el agua en dólares, dinero que la mayoría no gana y se ven en la obligación de salir a buscarla donde sea

-

Punto Fijo.- Hasta dos horas caminan los habitantes de Paraguaná para poder cargar agua de las tomas clandestinas a sus hogares, al cumplir tres meses sin el servicio de agua por tuberías. La situación y la calamidad obliga a los padres de familia a salir en búsqueda del agua para poder preparar los alimentos y asear a sus hijos.

En la intercomunal Alí Primera, existen varias tomas clandestinas ya conocidas por la mayoría. Al pasar por las avenidas y calles cercanas es inevitable ver personas de distintas edades y sexo con todo tipo de tobos para buscar agua.

 Llenan todo tipo de enseres | Foto: Edgar Gómez

Ante la misma crisis han creado carritos, carruchas y se han ingeniado amarrando bidones con mecates a cosas que puedan arrastrar para hacer la carga un poco menos pesada. Hay quienes no tienen opción que solo cargar un botellón de cinco litros en cada mano, ya que viven muy lejos y no tienen otra opción.


LEE TAMBIÉN: 

EN CHACAO USARON EL DÍA INTERAMERICANO DEL AGUA PARA QUEJARSE POR LA SEQUÍA

Neily Colina, es habitante del sector Universitario, acude a la toma clandestina cada vez que tiene tiempo, al menos una vez al día. Trabaja en una pescadería y aunque esperaba llegar a casa a descansar, debe tomar la carrucha donde monta varios botellones y caminar dos horas hasta la toma clandestina.

“Es lejos de donde vivo, pero no tengo otra opción, hago todo por mis hijos. Ayer, domingo, vine tres veces, es decir seis horas del día caminando para que se puedan bañar, cocinarles y lavarles los uniformes”, lamentó.

Con ingenio hacen la toma de la tubería principal que cruza la ciudad y llega al municipio Los Taques | Foto: Edgar Gómez

Expresó que aunque le preguntan a los voceros del consejo comunal, ellos tampoco saben cuándo les llegará el agua. Hacen tres meses que de las tuberías de su hogar no sale agua y no puede pagar un camión cisterna. “La última vez me estaban cobrando en dólares y lo que gano se gasta en comida para que comamos a medias, no se puede invertir lo que ganamos en pagar un agua tan cara”.

- Advertisement -

Contó bastante preocupado que hace días caminó de noche la avenida Táchira, como siempre, cargado de potes y dos carros haciendo competencias casi lo atropellan. “Era de noche, llegué del trabajo y me puse a cargar agua, pero se me hizo de noche caminando y esa avenida está muy oscura. Por un momento me vi debajo de esos carros, opté por lanzarme a la acera y tirar la carrucha, pensé que me la robarían. Ya esto me ha pasado dos veces”, dijo.

Hacen cola para llenar | Foto: Edgar Gómez

Sandra López, vive en la calle Padilla del Universitario y padece la misma situación, acude todos los días con botellas a la toma clandestina a la que debe invertir dos horas caminando para poder tener agua para cocinar.

“Tenemos tres meses sin agua y tenemos que salir a la hora que llegamos del trabajo a buscar agua donde sea o de lo contrario no tenemos gota en la casa. En esas avenidas nos han robado, caminando y también han atropellado gente, pero uno lo hace por sacrificio”, lamentó. Diariamente hace al menos tres viajes que le alcancen para medio asearse y cocinar porque en su casa son tres adultos y un bebé de año y medio.

Improvisan carritos de carga | Foto: Edgar Gómez

Desde la toma clandestina los habitantes de las comunidades pidieron a las autoridades que resuelvan el problema del agua en la Península, por ser el más preocupante ya que las comunidades pasan hasta cinco meses sin tener el suministro.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado