18.9 C
Caracas
viernes, 22 enero, 2021

Organización científica promueve campaña para controlar la transmisión de Chagas

La Incubadora Venezolana de la Ciencia llama a la población a capturar chipos implementando medidas de seguridad y solicitar un estudio parasitológico gratuito a los insectos para determinar si son portadores del parásito causante de la enfermedad de Chagas

-

Cabudare.- La Incubadora Venezolana de la Ciencia (IVC), organización sin fines de lucro dedicada a la investigación de enfermedades infecciosas y zoonóticas, continúa en 2020 con la campaña Trae tu chipo para prevenir y controlar la enfermedad de Chagas en el país, con énfasis en los estados Lara, Falcón, Portuguesa y Yaracuy por tratarse de zonas endémicas.

“La campaña tiene su razón en que hay mucho desconocimiento sobre el vector y la transmisión de la enfermedad de Chagas”, contó a El Pitazo, Carlos Hernández, estudiante de segundo año de Medicina y miembro de la División de Entomología Médica Dra. María Dora Feliciangeli de la IVC, cuya sede se encuentra en la Clínica IDB de Cabudare, en el estado Lara.

LEE TAMBIÉN

Alerta por plaga de chipos portadores del mal de Chagas en Los Salias

La IVC llama a la población a capturar chipos con las manos cubiertas con guantes de látex o bolsas plásticas, guardarlos vivos en un recipiente de vidrio con pequeños agujeros en la tapa y ponerse en contacto con la organización a través de los teléfonos 04245910029 y 04245318510 para practicar un estudio parasitológico gratuito a los insectos y determinar si son portadores del parásito T. cruzi, causante de la enfermedad de Chagas.

El equipo solicita tanto datos del grupo familiar que suministra la muestra como sobre la recolección para evaluar cambios en la ecología del vector. “Esa ecología nos permite saber cuáles son los hábitos nocturnos. Es necesario saber a qué hora picó, en qué momento del día y a qué distancia del domicilio, si dentro del hogar o a quince metros o a nivel selvático (lejano al domicilio)”, destacó Hernández. 

LEE TAMBIÉN

Aguas residuales afectan salud de familias de barrio Venezuela en Cumaná

Ciudadanos científicos

La organización no solo cuenta con el servicio de receptoría de chipos; también imparte en las comunidades charlas gratuitas para concientizar a la población y así reducir el riesgo de contagio de la enfermedad de Chagas y crear redes de ciudadanos científicos que se involucren en los proyectos que desarrollan.

“Buscamos científicos ciudadanos —que pueden ser docentes, enfermeros, líderes comunitarios y vecinos conocidos en la zona— para capacitarlos y que sean multiplicadores del conocimiento”, agregó Hernández.

- Advertisement -

En 2019 les reportaron presencia de chipos en zonas residenciales como Trinitarias y El Ujano, al este de Barquisimeto y casos de pacientes con enfermedad de Chagas en el estado Portuguesa.

¿Cómo se transmite la enfermedad?

La enfermedad de Chagas es una enfermedad silente que se clasifica en dos fases, señaló la fuente. “La fase aguda sucede de dos a tres semanas después de la infección, puede mimetizarse con cualquier otra enfermedad por la sintomatología: fiebre, náuseas, malestar, dolores de cabeza, entre otros. En cambio, la fase crónica de la enfermedad se manifiesta de quince a veinte años luego del contacto con el parásito, puede causar miocardiopatía que es una afección del músculo corazón, dificultad para respirar o limitar las actividades diarias”, apuntó.

Se transmite por el contacto con las heces de un chipo infectado y no por la picadura, aunque es considerada una puerta de entrada del parásito porque el insecto puede defecar en el área de la mordedura y la persona, sin saberlo, arrastra las heces hasta las mucosas. “Por un simple rascado, tocarse los ojos o la boca se introduce el parásito en el organismo”, explicó Hernández.

Por otra parte, indicó que aplastar el chipo es contraproducente. De estar infectado puede dejar rastros del parásito en el suelo y si hay niños, quedan expuestos al contagio.

A la par, advirtió que la transmisión de la enfermedad de Chagas también puede producirse vía oral por la indebida manipulación de alimentos, como se registró hace más de cinco años en una escuela del estado Vargas.

“Una fruta mal lavada que tenga contacto con las heces de un chipo puede ser un foco de transmisión oral”, reiteró.

No todos son portadores

Aunque la picadura o el contacto con el insecto pueden causar alarma, Hernández aclara que no todos los chipos son portadores del parásito que causa la enfermedad de Chagas.

“Es ahí donde entramos nosotros, por eso es muy importante la captura de ese chipo. Estudiamos el triatomino (chipo) y hacemos un análisis parasitológico. Si encontramos el parásito y la persona fue picada, vamos entonces a estudiar a la persona, su entorno familiar y la locación donde se encuentra el afectado”, subrayó.

Por lo pronto, la Incubadora Venezolana de la Ciencia concentra sus esfuerzos en el centro occidente del país, pero están abiertos a recibir reportes de estados remotos. Hernández indicó que responden a las consultas en Instagram y Twitter por la cuenta @incubadorave o por su página web incubadorave.org.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado