19.5 C
Caracas
viernes, 18 septiembre, 2020

Obispo de Carora suspende a tres sacerdotes de sus funciones extra parroquiales

-

Carora.- Los presbíteros Alberto Álvarez, José Gregorio Quero y Víctor Montero, quienes pertenecen a la Diócesis de Carora, capital del municipio Torres del estado Lara, se enteraron de que estaban suspendidos de sus actividades en las comunidades religiosas cuando asistieron como de costumbre a las eucaristías y predicación en dichas congregaciones.

En la carta recibida por las congregaciones torrenses, enviada por monseñor Luis Armando Tineo, obispo de Carora, se lee que estos sacerdotes “no se encuentran en condiciones de plena comunión ni obediencia a su legítimo superior ordinario y por tanto no gozan de aprobación para desempeñar funciones de capellanes, presidir celebraciones penitenciales, ser confesores, predicadores de retiros espirituales, conferencistas ni animadores de eventos de formación cristiana […] mientras perduren en su actual y lamentable situación”.

Monseñor Tineo aclaró que las actividades que no pueden realizar los sacerdotes son extra parroquiales y que esta decisión se debe a que “los presbíteros han dejado sus iglesias solas en reiteradas oportunidades a la hora de las eucaristías, no acatan a los llamados de la feligresía para celebrar entierros, visitar enfermos y atender las necesidades de las comunidades parroquiales”.

LEE TAMBIÉN: 

OBISPO VÍCTOR BASABE: »OREMOS DESDE EL ESTADO YARACUY POR LA LIBERTAD DE VENEZUELA»

Indicó que no han hecho rendición de cuentas y no asisten a las reuniones. Aseguró que hay un grupo de sacerdotes “en rebeldía”.

Los religiosos rechazan esta acusación, aclarando que han aceptado las direcciones y nunca las han desobedecido, a pesar de que califican varias disposiciones “preñadas de absoluta inmisericordia humana”.

Laicos comprometidos expresaron que el primer error fue no haberles comunicado de forma directa a los sacerdotes una acción que no está acorde con el derecho canónico. Los tres presbíteros no cuentan con sustituto, por lo tanto, hasta la fecha no se sabe cómo ni quién realizará estas funciones.

Comunicado público

- Advertisement -

Ante esta situación, un grupo de sacerdotes hizo un comunicado público donde manifiestan que el obispo ha falseado la verdad y usa la descalificación como arma destructiva en contra de quienes han trabajado por más de seis años en condiciones de dificultades económicas y sociales.

Los sacerdotes critican “…el uso de calificativos denigrantes por parte de nuestro obispo a la idiosincrasia nuestra de ser de caroreños, [a la] que no renunciamos por nuestra condición de sacerdotes”, según se lee en el comunicado.

Según explican, el obispo Tineo ha intentado conducir a la Diócesis por un estilo que va en contra de la sencillez de la gente, al punto que dos vicarios generales renunciaron por “la calumnia y descalificación constante” de las que fueron víctimas.

LEE TAMBIÉN: 

DIÓCESIS DE CÚCUTA DONA 1 MILLÓN DE HOSTIAS A LA IGLESIA VENEZOLANA

La feligresía ha acudido a las iglesias a mostrar su apoyo a los sacerdotes, quienes sirven en la Iglesia Chiquinquirá del Rosario de Aregue, San Pedro y La Pastora. Esperan que el malentendido pueda resolverse para beneficio de los fieles, en tanto que los presbíteros han pedido perdón por haber hecho público lo sucedido:

“Hemos agotado todos los caminos para la conciliación. Usted ha asumido posturas que alejan esta deseada y auténtica comunión. Somos hombres de esperanza […] Al noble pueblo caroreño, torrense y urdanetense le pedimos perdón. Ustedes no se merecen esto, ustedes valen mucho, perdonen a estos sus sacerdotes que por ustedes y por nuestros jóvenes sacerdotes y seminaristas estamos dispuestos hasta la cruz, hasta el calvario, hasta el exilio y hasta la muerte”.

Prohíbe ayuda de Cáritas

Los 18 sacerdotes que firman el comunicado informaron que monseñor Luis Armando Tineo envió una solicitud a la oficina nacional de Cáritas para que no enviaran recursos a las iglesias del municipio Torres, sino que todas las recibiera de forma directa.

“Lo poco que ha llegado lo ha recibido él y ha mandado a distribuirlas de forma discrecional”, explican en el texto.

Sobre algunas decisiones controvertidas, hablaron sobre el padre Beto, quien tiene discapacidad motora y no puede servir en comunidades de difícil acceso. A pesar de esta condición de salud, el obispo de Carora lo envió a lugares alejados, con suelos intrincados, donde su estado físico ha empeorado.

LEE TAMBIÉN: 

CÁRITAS CARÚPANO REGISTRA EL MAYOR NÚMERO DE CASOS DE DESNUTRICIÓN EN VENEZUELA

“¿Es eso desobediencia? […] ¿Es desobediencia el haber asistido a la Misa Crismal, a sabiendas de que la homilía del Sr. Obispo sería una afrenta a nuestra dignidad sacerdotal, como así fue y que mucho laico presente así lo consideró y lo expresó?”, se preguntan.

Mencionaron que pidieron una reunión, pero la respuesta fue grosera; sin embargo, monseñor Tineo dijo ante los medios de comunicación que está dispuesto a solventar con diálogo y sin amenazas.

Aclaró que cuenta con el apoyo de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), a quienes puso el cargo a la orden y no fue aceptado, por lo tanto expresó que continúa “siendo el obispo de Carora”.

“No hay odio, no hay rencor, no hay violencia, no hay desprecio. Usted es el Obispo hasta que el Santo Padre lo disponga, así lo acatamos. Pero le pedimos que sea Pastor, que sea Padre, que no sea inquisidor, que no sea perseguidor…”, expresaron los sacerdotes al final del comunicado.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado