Niño que se quemó por explosión de transformador perdió dedos del pie

Autoridades informaron que los otros tres menores que sufrieron quemaduras en el accidente registrado en Machiques se encuentran en recuperación

207
Los menores quemados se recuperan del accidente. Los cuatro están en el Hospital Coromoto de Maracaibo / Foto: Cortesía

Machiques.- «Lamentablemente a uno de los niños le amputaron cuatro dedos del pie izquierdo, pero gracias a Dios los cuatro menores están estables, recuperándose». Informó el concejal del municipio Machiques de Perijá, Luis Cuello, acerca de los jóvenes que sufrieron quemaduras luego de la explosión de un transformador en esa localidad.

El dirigente declaró este 18 de mayo que dos de los menores están en la unidad de quemados y los otros dos se recuperan en una habitación del Hospital Coromoto de Maracaibo.

Este lunes se le practicó cirugía de limpieza a los cuatro menores y al pie del niño que perdió los cuatro dedos del pie izquierdo le hicieron una cirugía menor.

LEE TAMBIÉN

Explosión de transformador causa quemaduras a cuatro menores en Zulia

Los heridos son: Jefferson Hernández de siete años, quien tiene quemaduras de primero, segundo y tercer grado; Enmanuel Urdaneta, de ocho años con quemaduras de segundo grado; José Gabriel Méndez de 12 años con quemaduras de segundo grado, y José Vera Valbuena de 13 años con quemaduras de primero y segundo grado en la espalda.

El concejal Cuello informó que la alcaldesa de Machiques, Betty de Zuleta y el personal de salud del hospital Nuestra Señora del Carmen han colaborado con los insumos médicos que requieren para la atención completa de los heridos en el centro de salud en la ciudad de Maracaibo.

El accidente ocurrió el pasado sábado 16 de mayo por una falla de un transformador en la parroquia San José de Machiques de Perijá, en el estado Zulia.

El concejal Luis Cuello contó que cuadrillas de Corpoelec instalaron el transformador del pozo de agua del sector El Silencio, en la parroquia San José.

Cuello dijo que los menores estaban en las cercanías del área perimetral del pozo de agua y que se les avisó a los padres que esa era una zona prohibida por la peligrosidad.

“El día del incidente, el personal de la empresa eléctrica instaló el transformador del pozo de agua de la comunidad. Ese transformador tenía cuatro meses dañado y cuando el personal hizo la instalación se registró una falla de electricidad en el municipio por lo tanto debieron esperar que se reestableciera el servicio eléctrico para hacer las pruebas”.

El personal de Corpoelec esperó a que se reestableciera el servicio eléctrico y “comenzaron a darle corriente al transformador. En un primer intentó no levantó energía, luego en la segunda prueba se registró la descarga que llegó hasta el sitio donde se encontraban los niños y sucedió el accidente”.

3/5 (1)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO