Navidad a oscuras: dos años sin solución la crisis eléctrica en Zulia

Las cifras del sector eléctrico en Zulia no son alentadoras a dos años del inicio de la crisis en el sector: 48 apagones generales, generación térmica al 7 % de su capacidad y nexos del Sistema Interconectado Nacional debilitados

1173
Foto: Archivo

Por: Nataly Angulo / Sheyla Urdaneta

Maracaibo.- La crisis eléctrica en Zulia cumple dos años este 24 de diciembre. Los zulianos llevan 730 días con un servicio eléctrico inestable, que desmejoró su calidad de vida y afectó la economía del estado petrolero de Venezuela.

2019 quedó lejos de ser el año del mejoramiento del servicio eléctrico en el estado. Los tres apagones nacionales que afectaron en marzo al Guri, el corazón del sistema eléctrico venezolano, desmejoraron a Zulia y lo sumieron en racionamientos de entre 12 y 18 horas diarias por al menos cuatro meses.

Los cortes de electricidad son tan cotidianos en la región zuliana como escuchar gaitas en Navidad y son una de las causas del desmejoramiento de otros servicios, porque cuando no hay electricidad se afectan el bombeo de agua potable, las telecomunicaciones y la distribución de la gasolina.

El sistema eléctrico de Zulia sigue hoy tan vulnerable como hace dos años cuando se registró un apagón general en la Nochebuena, que dejó entre cinco y ocho horas sin electricidad a la Costa Occidental del Lago. Ese fue el inicio de una crisis eléctrica que afecta a los habitantes de un estado donde el sol no da tregua y la temperatura puede alcanzar hasta 40 grados centígrados a la sombra.

comunidades del delta tendrán la navidad más oscura de su historia

Solo en 2019 se contabilizan 18 apagones generales en los ocho municipios de la Costa Occidental del Lago -Maracaibo, San Francisco, La Cañada, Jesús Enrique Lossada, La Villa, Machiques, Mara y Guajira-, la zona más perjudicada del estado, debido a la deprimida generación propia de energía y a la limitación de las conexiones que atraviesan el Lago de Maracaibo y que importan la energía que proviene de Guri.

Solo tres de las cinco líneas están operativas, pero a través de ellas no es posible enviar los cerca de 1.300 megavatios de demanda eléctrica que consumen esos municipios.

En los últimos dos años son 48 los apagones generales que padecieron quienes viven en Maracaibo. Estas cifras no incluyen los cortes diarios de electricidad, que variaron entre 4 y 18 horas diarias.

Según el Comité de Afectados por los Apagones, en Zulia se registraron 40.877 fallas eléctricas durante 2019. Es el estado más afectado del país y, por ende, el peor rostro de la crisis eléctrica en Venezuela.

Y es que sus condiciones no son las mejores: mantiene fuera de servicio dos de las cinco líneas por las que se podía importar energía desde el Guri; tampoco cuenta con la conexión con Colombia desde donde se podían traer 250 megavatios; no goza de un alto respaldo de la generación térmica y una veintena de sus subestaciones explotaron en los últimos dos años por sobrecargas, falta de mantenimiento y robos de piezas claves para su funcionamiento -según fuentes de Corpoelec- y no por sabotaje, según la versión oficial.

andinos pasan navidades con apagones de hasta 12 horas continuas

Hasta el 6 de diciembre, la generación de electricidad de las plantas térmicas en Zulia operaba a 7 %. Para la fecha solo se estaban generando 210 megavatios térmicos de una capacidad instalada de 3.041 Mw, según reportes de Corpoelec a los que tuvo acceso El Pitazo.

Los esfuerzos del gobierno de Nicolás Maduro están en recuperar Termozulia, la planta térmica más grande del estado. Los intentos de 2018 fueron en vano y este año apenas han logrado recuperar una unidad para sumar dos de sus nueve máquinas operativas, según declaraciones de las autoridades de la Gobernación zuliana.

La estabilidad eléctrica de Zulia sólo es posible si se recupera su parque térmico, según especialistas como el ingeniero José Aguilar. «Los apagones en Zulia seguirán mientras no arreglen las plantas y no dispongan del combustible suficiente para su operatividad», agregó el consultor internacional en sistemas de generación eléctrica.

Indicó que los resultados son «inaceptables», si se toma en cuenta que el Gobierno invirtió 9.000 millones de dólares al sistema eléctrico del Zulia en los últimos 20 años.

Las promesas de la estabilidad definitiva del servicio eléctrico en el estado se escuchan desde 2018 de la boca de diferentes altos funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro. El último en hacerlo fue el general Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa, quien dijo en octubre, durante un recorrido por la planta Termozulia, que en diciembre vendrían buenas noticias para Zulia en el tema eléctrico.

Pero, justo este mes se cuentan dos apagones generales y Corpoelec anunció el retorno de los racionamientos 6×6. Ese esquema se aplica solo en algunas zonas. La mayoría de la población reporta restricciones de entre tres y ocho horas al día.

Wolfan Calderón, de 52 años, percibe cómo se «destruyó» la calidad de vida de los zulianos en los últimos dos años. «Seguimos sufriendo los racionamientos. Los bajones nos dañan los electrodomésticos. El salado -carnes, pollo y pescado- lo compra uno a diario, porque es una adivinanza saber si vamos a tener luz. Cuando no hay luz, falla el agua y la señal de teléfono y ahora se le suma la gasolina».

fallas en servicios públicos de zulia destacan en informe de bachelet

Hasta septiembre de este año, cuando el servicio eléctrico mejoraba en el resto del país, en Zulia los cortes se mantenían por encima de las seis horas diarias. Y es que el estado occidental tenía el 80 % de la carga eléctrica que debía ser racionada en toda Venezuela. Reportes de la Corporación Eléctrica Nacional de la fecha y a los que tuvo acceso El Pitazo indicaron que en el país se manejaba un plan de administración de carga de hasta 300 megavatios durante el día, del cual 80% se le dejaba a Zulia.

Las consecuencias de estas medidas se perciben en el deprimido sector comercial e industrial en el estado. Al menos 800 empresas han cerrado por la crisis eléctrica, según estimaciones de Fedecámaras Zulia. El mayor golpe se registró en marzo cuando una oleada de saqueos afectó, al menos, a unos 500 establecimientos en Maracaibo, la mitad de ellos no reabrieron y 2.000 puestos de empleos se perdieron, de acuerdo con cifra de la patronal empresarial.

Mientras, los zulianos esperan que pronto se cumpla la anunciada y anhelada estabilidad eléctrica en el estado más poblado del país, cuya capital fue la primera en contar con servicio eléctrico continuo dentro de Venezuela y la tercera de Suramérica, pero que hoy padece por estar sin luz y es la ciudad más oscura de Venezuela.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.