19.5 C
Caracas
viernes, 18 septiembre, 2020

Murió herido de bala en protesta por gas en Lara

-

Barquisimeto.- Elvis Luis Véliz Castillo (35) salió a la calle a reclamar una bombona de gas el 3 de abril en Rastrojitos, al norte de Barquisimeto, pero lo alcanzó una bala en el cuello en medio de la represión dirigida por las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes), la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Guardia Nacional (GN). Falleció este domingo 21 de abril en el Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto, luego de sufrir complicaciones por el tratamiento médico que le prescribieron.

Es la cuarta víctima mortal en protestas por servicios básicos registradas en el estado Lara durante 2019. Todos fueron heridos por armas de fuego en circunstancias que siguen sin esclarecerse.


LEE TAMBIÉN: 

ÁNGEL NO QUIERE DESANGRARSE

Véliz Castillo participó junto a sus vecinos en una manifestación atacada a tiros por las Faes el 3 de abril, de acuerdo con testigos. La ausencia de servicios básicos en Rastrojitos desencadenó el cierre de vías y la toma de un camión de Pdvsa que se dirigía a otro lugar. La comunidad respondía con piedras a las bombas y balas arrojadas por los funcionarios de seguridad cuando Véliz Castillo cayó ensangrentado al pavimento y fue trasladado en una patrulla al centro asistencial.

Tres niños huérfanos

El joven de 35 años era gandolero y estaba casado. Dejó tres hijos de 8, 12 y 17 años que creían que su papá estaba de viaje y no en el hospital, revelaron sus allegados a las puertas de la morgue este domingo en la mañana.

“A los cinco días de ingresar con el tiro lo dieron de alta. Estaba tranquilo, no mostraba malestar, pero empezó a sangrar por las heces. Volvimos al hospital y lo operaron, tenía una úlcera. Después de la cirugía quedó en shock, su hemoglobina bajó mucho y le dábamos respiración manual”, relató un familiar que reservó su identidad.

Morgue hospital Barquisimeto
El cadáver del joven sería entregado sin realizar la autopsia de ley. Elvis Luis Véliz Castillo fue herido de bala en una manifestación atacada por cuerpos de seguridad tres semanas antes. Foto: Keren Torres

Entre lágrimas contó que rogaron por su traslado a la Unidad de Cuidados Intensivos, pero nunca se produjo. “Tenía la hemoglobina en 7,1.Pero, al salir de quirófano bajó a 6,8. Desde que lo operaron no le transfundieron más sangre hasta la noche antes de morir. Nos decían que no había UCI para él. Nos pedían de todo, hasta el suero, y nos mandaron a buscar un ventilador para darle respiración. Lo encontramos y no lo utilizaron. Aún lo tenemos en el carro”, agregó el familiar que todavía se pregunta por qué el joven siempre estuvo en la emergencia y no en otro servicio.

Había quedado parapléjico

- Advertisement -

Según fuentes del hospital central, Véliz Castillo tenía una úlcera de larga data que se perforó por el consumo de analgésicos y antibióticos al ser devuelto a casa y dejar de recibir el tratamiento endovenoso.

Las mismas fuentes indicaron que había quedado parapléjico porque el disparo causó daños en la cervical. “Se encontraba estable al comienzo, pero luego no pudo recuperarse”, reiteró el personal. Su cadáver sería entregado sin realizar la autopsia de ley. 

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado